¿Cuál es tu don más fuerte como empático?

Algunas personas piensan que ser empático significa que te pones en los zapatos de otra persona. Pero es más que eso. Ser empático no solo te pone en los zapatos de alguien, sino que también te ayuda a comprender por qué los usan.
Le muestra dónde han estado esos zapatos y las millas que han recorrido. Es un millón de experiencias a la vez, y sin embargo, cada empático podría sentir su don de una manera diferente.

Hay varios tipos diferentes de empáticos, cada uno de los cuales tiene un conjunto diferente de habilidades empáticas. ¿Cuál eres tú?
Simplemente mira los 6 círculos a continuación y elige el que te sientes más conectado. Tu elección te dirá cuál es tu tipo de Empatía y cómo aprovechar al máximo este don.

1. Empatía Emocional

La empatía emocional es uno de los tipos más comunes de empáticos.
Si eres de este tipo, podrás percibir fácilmente las emociones de los que te rodean y sentir los efectos de esas emociones como si fueran tuyas.

La empática emocional experimentará profundamente los sentimientos de los demás en su propio cuerpo emocional.

Por ejemplo, una empático emocional puede llegar a estar profundamente triste estando cerca  de otra persona que está experimentando tristeza.

Para los empáticos emocionales, es importante aprender a diferenciar entre sus propias emociones y las de los demás. De esta manera, puedes usar tu capacidad para ayudar a otros sin agotar la tuya.

2. Empatía Física/Médica

Aquellos con este tipo de empatía pueden captar la energía de los cuerpos de otras personas.
Intuitivamente saben lo que enferma a otra persona. Muchas personas con este tipo de empatía se vuelven sanadoras a través de  profesiones médicas convencionales o alternativas.

Los empáticos físicos pueden 'sentir' una conciencia en su cuerpo físico cuando tratan a alguien. También pueden "ver" bloqueos en el campo de energía de una persona que sienten que necesitan tratamiento.

Si eres empático en el campo de la medicina, puedes percibir los síntomas de los demás y sentirlos en tu propio cuerpo. Tomar los síntomas físicos de otros puede conducir a problemas de salud.

Algunas personas con enfermedades crónicas como la fibromialgia o las enfermedades autoinmunes pueden encontrar que ayuda a fortalecer su propio campo energético para que puedan desactivar esta capacidad cuando sea necesario. Tomar algo de entrenamiento en una forma de curación también puede ayudar a perfeccionar esta habilidad.

3. Empatía Geomántica

La empatía geomántica a veces se le conoce como empatía del lugar o ambiental. Aquellos con esta habilidad tienen una buena sintonía con el paisaje físico.

Si te sientes incómodo, o realmente feliz en ciertos entornos o situaciones, sin razón aparente, puedes ser porque eres un empático geomántico.

Si eres empático geomántico, sentirás una profunda conexión con ciertos lugares. Puedes sentirte atraído por piedras sagradas, arboledas, iglesias u otros lugares de poder sagrado.

También puedes ser sensible a la historia de un lugar y ser capaz de detectar la tristeza, el miedo o la alegría que se han producido en esos lugares.

Los empáticos del lugar están muy en sintonía con el mundo natural y lloran por cualquier daño al mismo. Miran con horror cuando se talan los árboles o se destruyen los paisajes

Si eres de este tipo de empático, probablemente necesites pasar tiempo en la naturaleza para recargar energías. También puedes encontrar ayuda en un proyecto ambiental muy curativo para usted.

También es importante que hagas que tu entorno cotidiano sea lo más armonioso y bello posible. Puedes sentirte más feliz si llenas tu casa con plantas y aromas naturales. También puedes elegir materiales naturales como madera y lino para tus muebles y ropa.

4. Empatía por las Plantas

Si eres empático por las plantas, intuitivamente sientes lo que ellas necesitan. Tendrás un don especial para colocar la planta correcta en el lugar correcto de tu jardín o casa.

Muchos empáticos por las plantas eligen trabajan en parques, jardines o paisajes salvajes donde pueden hacer un buen uso de sus dones. De hecho, si ha elegido una ocupación que involucre plantas, entonces probablemente sea una empático por las plantas.

Algunas personas con este don en realidad reciben orientación de árboles o plantas directamente al escucharlo dentro de la mente.

Si eres de esta clase de empático, ya sabrás que necesitas mucho contacto con árboles y plantas. Es posible que desee fortalecer este vínculo al sentarse en silencio junto a un árbol o planta especial y sintonizar más de cerca con sus necesidades y orientación.

5. Empatía por los Animales

Muchos empáticos tienen una fuerte conexión con los animales. Sin embargo, un empático por los animales probablemente dedicará su vida a trabajar para el cuidado de ellos.

Aquellos con este don sabrán lo que un animal necesita y pueden comunicarse telepáticamente con la criatura.

Si eres un empático por los animales, probablemente ya estás pasando tanto como puedas el mayor tiempo posible con ellos.

Puedes descubrir que estudiar biología o la psicología de los animales te ayude a refinar tu don.

También podrías considerar capacitarte como veterinario ya que tu talento especial puede permitirte descubrir qué está mal con un animal y tratarlo como corresponde.

6. Empatía Clarividente/Intuitivo

Si eres empático clarividente o intuitivo, recogerás información de otras personas simplemente estando cerca de ellos.
Una mirada a alguien puede darte todo tipo de información sobre esa persona. Inmediatamente sabrás, por ejemplo,  si alguien te está mintiendo porque puedes sentir las intenciones detrás de sus palabras.

Aquellos con este don resuenan en otros campos energéticos y leen la energía de otros muy fácilmente.

Esto está estrechamente relacionado con el empático telepático que puede leer los pensamientos de otra persona

Si tienes esta habilidad, debes rodearte de personas con las que te sientas alineado.

Con este don, es posible que necesites fortalecer tu campo energético para que no sea constantemente bombardeado con los pensamientos y emociones de los demás.

Ser empático no es fácil. Puedes encontrarlo confuso, desorientador y agotador. Sin embargo, comprender  y conocer cuál de los tipos de empático eres puede ayudarte a usar tus dones y habilidades para ayudarte a ti mismo y a los que te rodean.

¿Cuál elegiste?

Cuéntanos en los comentarios! y comparte con tus amig@s en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.

Debes ver esto También!!!