Vivir en el Aquí y el Ahora

Vivir en el Aquí y el Ahora


El aquí y ahora es el único lugar que realmente importa. Todo lo demás es secundario. Vivimos en una época de distracciones constantes, en la que nuestra atención se desvía en un millón de direcciones distintas.

Creo que rumiar el pasado y pensar demasiado en el futuro es la causa principal de la infelicidad de la gente.

El aquí y el ahora es todo lo que tienes.

Mientras lees esto, quiero animarte a que estés aquí, plenamente. Intenta no desviar tu atención a ningún otro lugar. Y lo que es más importante, no quiero que pienses en este momento. Más bien, respira hondo y siente realmente lo que se siente al experimentar este momento. Aquí es donde mucha gente se atasca.

A pesar de la reciente popularidad del movimiento mindfulness, los estudios indican que la mayoría de la gente sólo presta atención al momento presente el cincuenta por ciento del tiempo.

Vivir en el Aquí y el Ahora

Como sociedad, hemos sido condicionados a pasar por alto el momento presente porque no se considera "lo bastante emocionante". Como resultado, nuestras mentes están siempre intentando distraernos. Las redes sociales se suman a este problema. En un mundo dominado por la tecnología, el correo electrónico, los mensajes de texto y las redes sociales se han convertido en una parte normal de la vida cotidiana de las personas.

Si no estás conectado a una pantalla 24 horas al día, 7 días a la semana, se te considera el "bicho raro", por así decirlo.

Por desventura, este modo de vida ha creado una desconexión entre las personas y su experiencia del momento presente. Como resultado, la gente tiende a operar desde el pasado o el futuro. Creo que esta es la razón principal por la que tanta gente lucha contra el miedo y la ansiedad. Piensa en ello. Si vives en el pasado, te sientes constantemente estancado porque no avanzas.

Del mismo modo, si vives en el futuro, estás ansioso por lo que está por venir. Este pensamiento ilusorio puede crear un complejo de miedo que te deja paralizado. Ambas formas de ser causan estragos en la mente. En nuestro deseo de llegar al punto final, no reconocemos que el futuro en realidad no es más que pensamiento. No existe porque aún no ha sucedido. En el gran esquema de las cosas, el destino es secundario con respecto a quién te conviertes en el camino.

En su libro El poder del ahora: Una guía para la iluminación espiritual, Eckhart Tolle lo dice mejor que nadie: "El tiempo no es precioso en absoluto, porque es una ilusión. Lo que percibes como precioso no es el tiempo, sino el único punto que está fuera del tiempo: el Ahora. Eso sí que es valioso. Cuanto más te concentras en el tiempo -pasado y futuro-más te pierdes el Ahora, lo más precioso que existe".

El momento presente es un lugar de control, facilidad y felicidad.

Tu capacidad para ser feliz en el aquí y ahora está influida por tus pensamientos presentes. Por eso los pensamientos intencionados que te hacen sentir bien son tan importantes para tu bienestar general. La próxima vez que realices una actividad, no dejes que tu mente divague. En lugar de eso, estate presente en tu experiencia y observa cómo cambia tu estado emocional.

A continuación, te comparto algunas estrategias que pueden ayudarte a aprender a vivir en el aquí y ahora:

1. Meditación de atención plena (mindfulness): Practicar la meditación de atención plena puede ser una excelente forma de centrarse en el presente. Consiste en prestar atención a tus pensamientos, emociones y sensaciones corporales sin juzgarlas.

2. Respiración consciente: A veces, simplemente enfocarse en la respiración puede ser una manera efectiva de anclarse en el presente. Toma respiraciones profundas y presta atención a cómo el aire entra y sale de tus pulmones.

3. Desconéctate de la tecnología: Los dispositivos electrónicos pueden ser una distracción constante. Dedica tiempo a desconectarte de la tecnología y centra tu atención en tu entorno y en cómo te sientes en ese momento.

4. Practicar la gratitud: Tómate un momento cada día para reflexionar sobre las cosas por las que estás agradecido. Esto puede ayudarte a apreciar el momento presente y a encontrar la felicidad en las pequeñas cosas.

5. Estar presente en las actividades cotidianas: A menudo, realizamos actividades cotidianas en piloto automático. Intenta estar plenamente presente cuando realices tareas como lavar los platos, caminar o escuchar música.

6. Mantén un diario: Escribir tus pensamientos y sentimientos puede ayudarte a procesarlos y a estar más en sintonía con tu estado emocional actual.

7. Ejercicio y movimiento consciente: Actividades como el yoga o el tai chi no solo son buenas para el cuerpo, sino que también fomentan un estado mental de atención plena y te ayudan a estar más presente.

8. Establece intenciones diarias: Cada mañana, establece una intención para el día. Puede ser algo simple, como "Hoy estaré más consciente de mis emociones" o "Hoy me enfocaré en las cosas positivas".

9. Desarrolla la paciencia: Aprender a estar en el presente es un proceso. Sé paciente contigo mismo y reconoce que está bien tener momentos en los que tu mente divague.

10. Consume literatura y recursos sobre el tema: Hay muchos libros y recursos disponibles sobre la atención plena y vivir en el presente. Algunos libros conocidos sobre el tema incluyen “El poder del ahora” de Eckhart Tolle y “Dondequiera que vayas, ahí estás” de Jon Kabat-Zinn.

Recuerda que vivir en el aquí y ahora es un hábito que toma tiempo desarrollar. Sé amable contigo mismo y celebra los pequeños logros a medida que avanzas en este camino de crecimiento espiritual.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


Únete a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas publicaciones...

Siguenos en Telegram