6 formas efectivas para dejar de pensar demasiado

6 formas efectivas para dejar de pensar demasiado

¿Eres una de esas personas que a menudo están atrapadas en sus mentes o luchan con sus pensamientos? Conoces el estilo, que siempre tiene que analizar cada decisión y posibilidad antes de hacer un movimiento. Te encuentras haciendo preguntas como “¿Qué pasa si cometo un error?” o “¿Qué pasaría si alguien dijera que soy irresponsable?” Entonces tal vez, eres un pensador excesivo.

¿Por qué le das tantas vueltas a la cabeza un asunto?

Pensar demasiado es un hábito mental que hace que las personas reflexionen y se concentren excesivamente en los posibles resultados negativos de cualquier situación o evento. Pensar demasiado puede ser causado por muchas cosas, incluyendo ansiedad, preocupación crónica, perfeccionismo, baja autoestima y depresión.

6 formas efectivas para dejar de pensar demasiado

La buena noticia sobre pensar demasiado es que, al igual que cualquier otro hábito, se puede romper con la práctica. Puede que no sea fácil al principio; y toma algún tiempo antes de que notemos algún progreso. Pero eventualmente, el proceso de pensamiento dejará de girar en espiral y se acortará.

Pensar demasiado es lo opuesto a la atención plena, que es tomar el mundo que nos rodea con una actitud abierta y de aceptación. Pensar demasiado es estar tan concentrado mentalmente en una cosa que nos perdemos lo que está sucediendo justo frente a nosotros.

El hábito de pensar demasiado llena nuestro proceso de pensamiento diario con negatividad. Conduce a una sensación general de estrés y malestar, lo que hace que tengamos problemas para tomar decisiones o tomar medidas. Cualquiera que sea la acción que tomemos, por lo general conduce a un mayor análisis y más estrés hasta que, finalmente, somos incapaces de tomar ninguna acción en absoluto. Esto puede hacer que nos sintamos sin rumbo y confundidos.

Signos y síntomas de pensar demasiado

Algunas personas dicen que no piensan demasiado ni piensan demasiado; simplemente no sucede para ellos. Pero aquí hay algunos signos y síntomas comunes que indican lo contrario.

1. Los pensamientos corren por tu cabeza

¿Conoces ese sentimiento cuando estás pensando demasiado y todo es solo un montón de pensamientos salvajes en tu cabeza? Puede ser fácil de evitar, pero más difícil de detener. Pero a veces, tenemos que dejarlo ir. A veces, está bien no pensar demasiado en todo.

2. Los pensamientos ansiosos siguen flotando

A menudo piensas en los resultados negativos de una situación que puede o no existir. Cocinas toda la historia en tu mente y empiezas a sentirte ansioso.

3. Reflexiones de “qué pasaría si…”

Estos pensamientos pueden incluir cosas como “qué pasaría si” y otros pensamientos pesimistas que deprimen. Este tipo de pensamientos pueden deprimirte y, por lo general, no son verdaderos ni realistas.

4. Te quedas atascado en un bucle

Esto es cuando sigues repasando el mismo pensamiento o problema una y otra vez sin una respuesta o solución a la vista.

El patrón de pensamiento básico de un pensador excesivo es:

Algo malo esta por pasar

Debido a que solo hay una cosa en la que siempre pensaremos en nuestras cabezas, es fácil para nosotros ver cómo este patrón de pensamiento puede volverse problemático. Nos enfocamos en los resultados negativos de una situación, y esto pone estrés en nuestras mentes y cuerpos. Pensar demasiado puede llevar a la depresión y al aislamiento.

Es un ciclo que comienza con la idea de que algo malo sucede y comenzamos a pensar en cómo solucionarlo o evitar que suceda. Esto no es tan malo en sí mismo, sino el hecho de que este hábito nos aleja de vivir en la realidad. Pensar demasiado nos distrae de darnos cuenta de lo que sucede justo frente a nosotros, lo que a menudo lleva a renunciar a lo que estamos haciendo o disfrutando porque nuestra atención se centra en las posibilidades negativas.

6 formas efectivas de dejar de pensar demasiado

Pensar demasiado es un hábito que no es fácil de romper (pero no imposible, por supuesto). Aquí hay 6 formas efectivas que puedes usar para superar tus pensamientos.

1. Identifica tus patrones de pensamiento destructivos

Los patrones de pensamiento negativos y destructivos se encuentran en una variedad de formas y algunas son más dañinas que otras. Es más probable que estos patrones de pensamiento aparezcan durante períodos de tensión y estrés y pueden contribuir a las consecuencias negativas de pensar demasiado. Los dos patrones más predominantes son la rumiación y la preocupación interminables.

2. Sigue tu curiosidad

La curiosidad tiene el poder de motivarte y avanzar hacia tus metas. Es importante recordar que cuando analizas demasiado algo, tiendes a desperdiciar tu energía creativa.

Cuando sienta la necesidad de pensar demasiado o analizar algo, en lugar de detenerse y pensar en ello, usa tu curiosidad como guía. Obsérvalo desde una perspectiva diferente. Piensa en lo que sucederá si esto pasa o si ese es el caso. Sigue tu curiosidad y mira a dónde te lleva. ¡Quizás tengas una experiencia interesante o aprendas algo nuevo!

3. Ayuda a otra persona

Cuando ayudas a alguien, realmente olvidas tus malos sentimientos. Por eso ayudar a alguien se considera un acto de bondad. Te ayuda a cambiar tu mente de pensamientos negativos a resolver el problema de otra persona. Pensar demasiado es solo una cadena de pensamientos que solo conducirá a la preocupación y la ansiedad. No es productivo y no es saludable en absoluto. Deja de pensar demasiado mirando el panorama general (nuevamente, usa tu curiosidad).

En lugar de pensar en cómo el mundo está en tu contra, piensa en cómo puedes ayudar a alguien que necesita ayuda.

4. Pon tus ideas en papel

A veces, es difícil pensar más allá de “qué pasaría si” o “qué pasaría si no funciona” cuando no puede poner tus pensamientos en acción. Deja de resistirte y escribe repetidamente tus ideas en un diario para que puedas sacártelas de la cabeza. Sorprendentemente, notarás ligereza en tu cabeza, inmediatamente.

5. Toma consciencia

En su mayoría, la atención plena se asocia con la meditación. Pero ser consciente no significa que tengas que dejarlo todo y sentarte a meditar. Volverse consciente simplemente significa traer tu atención de vuelta al momento presente: justo donde estás y lo que estás haciendo. La forma más fácil de recuperar tu atención es observar tu entorno. Observa cinco cosas dentro de tu vista: tu escritorio, cama, pintura en la pared, ventana o lo que sea que esté a su alrededor. A continuación, descubre cuatro objetos que puedas tocar; luego tres sonidos que puedas escuchar; dos cosas que puedes oler y una cosa que puedes saborear (está bien si no hay nada alrededor para saborear, pero mira alrededor una vez)

Esta actividad ayuda a volver al momento presente, al instante. Si practicas la atención plena en las actividades cotidianas, será menos probable que pienses demasiado.

6. Juega juegos mentales

Cuando juegas juegos mentales, pones tu cerebro para realizar gimnasia mental. El objetivo de esta actividad es ocupar tu mente y olvidarte de tus preocupaciones, en las que estás pensando demasiado. Jugar juegos mentales es una de las formas más efectivas y creativas de lidiar con el estrés y la ansiedad.

Resumiendo, las formas de dejar de pensar demasiado

Pensar demasiado es una forma de ansiedad que afecta a muchas personas a diario. Aunque la gente, en general, cree que es una emoción, es una reacción angustiosa. Se piensa que el pensamiento excesivo y la ansiedad tienen una relación significativa. Esto puede causar muchos problemas, incluida la depresión y algunos otros problemas de salud mental.

Pensar demasiado no solo es un hábito negativo, también se convierte en un obstáculo que te impide avanzar en tu vida. Pensar demasiado puede causar ansiedad y depresión, y puede tener un impacto significativo en tu concentración y productividad.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.

📚 Otros están leyendo...


Por Jais - Getsethappy.com