🐶 Los animales y su evolución espiritual 🐬

🐱Los animales no están aquí solo para servirnos🦁

Los animales juegan un papel esencial en el gran plan de vida. Sin embargo, con demasiada frecuencia pensamos en los animales simplemente como cosas para servirnos cuando, de hecho, tienen alma y están en un camino evolutivo tal como nosotros. Los animales admiran a la humanidad en busca de amor e inspiración. En el reino humano tenemos el deber sagrado de ayudarlos en su desarrollo espiritual. La evolución se desarrolla en todas las etapas de la vida: mineral, vegetal, animal y humana.
Así como los ángeles y los arcángeles nos ayudan en nuestra evolución, los humanos están destinados a ayudar a las almas animales.

Por supuesto, los animales aprenden unos de otros. Al igual que los humanos, cuando los animales interactúan con otros animales, construyen experiencias de vida. Al mismo tiempo, la domesticación es una forma clave en la que podemos contribuir a ayudar a los animales, ya que están listos para esa domesticación. Cuando tomas un animal como mascota, no es solo para tu placer. Le estás dando a ese animal la oportunidad de desarrollarse espiritualmente. Los animales son como esponjas espirituales. Absorben y son animados por el amor que les das. Si tiene una granja o un rancho, tiene una oportunidad aún mejor de ayudar. Organizar un refugio de rescate o una organización de adopción, convertirse en veterinario son todas formas de contribuir al bienestar de los animales.
Los animales y su evolución espiritual
Metafísicamente hablando, ¡los animales tienen auras! Un aura es una esencia vibratoria que rodea a todos los seres vivos. El campo áurico forma el modelo energético del alma. Los seres humanos tienen auras intrincadas con muchos colores de diferentes matices y matices según la calidad de los pensamientos, sentimientos y acciones. Las auras de los animales revelan cómo están usando la misma fuerza vital universal en su expresión creativa de vida.

Si bien compartimos muchas similitudes biológicas con los animales, espiritualmente estamos en un flujo evolutivo muy diferente. Si miras el aura de un humano y el aura de un animal, verías inmediatamente que el aura humana es mucho más intrincada.
Así que los animales no van a tener un aura tan grande o compleja como los humanos, pero tienen auras fuertes de todos modos. Un gato, por ejemplo, generalmente tendrá un aura que se extenderá alrededor de 30 centímetro.  en todas las direcciones. Los colores suelen ser rosa, rojo y amarillo. Un perro tendrá un aura un poco más grande, que se extenderá quizás 45 centímetro.. El azul, el rojo y el rosa se ven a menudo en el aura de un perro, especialmente si es leal. El aura alrededor de un caballo será aún más grande, extendiéndose 91 centímetro en todas direcciones a menudo con colores espirituales verde, amarillo, rojo, rosa, azul y violeta.

Los delfines tienen auras muy hermosas. Tienen mucha inteligencia y son muy cariñosos y compasivos. En estos animales se pueden ver rosas claros y amarillos. Un mono tiene un aura muy enérgica, muchos rojos y naranjas. Un animal agresivo como un tigre o un león tiene mucho poder dinámico. Por otro lado, un elefante tiene mucha compasión por lo que también tiene rosa.

El aura de un animal cambia según sus sentimientos y estados de ánimo. Expresan ira, miedo, tristeza y alegría en sus auras como lo hacen los humanos. Sus auras también cambian según el tipo de actividad que realizan. Por lo tanto, es importante mantener a su animal involucrado en actividades saludables y productivas.

Todos los animales tienen un punto de luz blanco en la frente. Este es el asiento de su inteligencia y vida espiritual. La energía que casi siempre se ve irradiando desde este punto es plateada, lo que demuestra que están expresando esa inteligencia. Los animales tienen mucha inteligencia pero es diferente a los humanos. Por ejemplo, los animales tienen conciencia consciente, pero no conciencia de sí mismos, lo que significa que todavía no han desarrollado el poder del pensamiento objetivo abstracto excepto en una forma rudimentaria. Todavía no tienen el mismo tipo de libre albedrío que podemos expresar. Su pensamiento está completamente involucrado en los niveles instintivos y expresará sus deseos y anhelos de esa manera. Trabajan a través de la conciencia de grupo, donde diferentes especies de animales comparten un tipo de patrón de comportamiento colectivo.
Los animales tienen una mente subconsciente. La mente subconsciente es el asiento de la memoria. Todas nuestras experiencias, pensamientos y patrones de comportamiento se registran en el subconsciente. Los animales forman patrones de comportamiento instintivo subconsciente muy fuertes. Es así como saben cuidarse, buscar comida, procrear y cuidar a sus crías. Todos estos patrones instintivos se almacenan en su mente subconsciente. Dependiendo de su nivel de inteligencia y conciencia, es por eso por lo que ciertos animales pueden ser entrenados como su mente subconsciente puede estar condicionada. A medida que el animal interactúa con el humano de una manera amorosa y productiva, comienza a adoptar patrones subconscientes que son más parecidos a los humanos. Esto les ayuda en su evolución.

Los animales son instintivamente psíquicos. A menudo pueden ver energías espirituales alrededor de los demás y de las personas. Esto les ayuda a sintonizar con el peligro cuando está a su alrededor. A menudo se sienten atraídos por desmerecer a alguien al sintonizar con su vibración. Se dice que los sacerdotes del antiguo Egipto tenían gatos en sus templos para advertirles de los malos espíritus. A medida que el animal desarrolla más su naturaleza espiritual, eventualmente llega a un punto de sintonía con su propia naturaleza superior.
De esta manera, pasan por un tipo de iluminación y adquieren cualidades que comenzaríamos a identificar como humanos. En muchos sentidos, viven la vida más cerca de su potencial y están más en sintonía con los reinos espirituales que nosotros, hasta que aprendemos a despertar nuestra naturaleza espiritual.

Los seres humanos obtienen fuerza y apoyo de esta parte milagrosa de la naturaleza. Los animales sirven a lo divino de muchas maneras, pero principalmente dándose a sí mismos. Por lo tanto, haga todo lo posible por honrar su relación con los animales. Ayúdalos y deja que te ayuden. A su vez, estarás cumpliendo una parte esencial del plan divino de vida.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡

Lo que otros están leyendo...

Por : Barbara Y. Martin y Dimitri Moraitis
Acerca de los autores: Barbara Y. Martin y Dimitri Moraitis son autores de los libros galardonados Karma y reencarnación, El poder curativo de tu aura, Comunicándose con lo divino y la edición actualizada del Bestseller internacional Cambia tu aura, cambia tu vida. www.spiritualarts.org .
Traducción: Equipo Paramujeres