😊 La impresionante receta de la felicidad de Bután

Cultivar el bienestar colectivo

Intercalado entre la India, China y el Tíbet, el pequeño reino montañoso de Bután alberga algunas ideas realmente importantes. Aquí, la felicidad está designada por la ley, y en la década de 1970 se adoptó una política oficial de "Felicidad Nacional Bruta".

Hoy, casi 50 años después, el “gurú de la felicidad” de Bután, Saamdu Chetri, quien tiene la tarea de asegurar que cada persona en Bután sea feliz, dice que esta visión de asegurar la felicidad nacional ha sido adoptada por muchos otros países del mundo, y ellos tenemos centros en Tailandia, Francia, Suiza y Alemania.
También se están preparando para centros en Sudáfrica, Reino Unido, Estados Unidos, España y Vietnam. Y, en 2011, un increíble número de 193 países en la ONU decidieron que necesitamos tener la Felicidad Nacional Básica, el bienestar y la felicidad como objetivos independientes en todos los parámetros de desarrollo.

Entonces, ¿qué es esta felicidad que los butaneses son tan hábiles en crear y qué podemos aprender de ella? Saamdu Chetri comparte la sabiduría del sistema que han desarrollado y utilizan en Bután.
La impresionante receta de la felicidad de Bután
La felicidad según la definición de Felicidad Nacional Básica (FNB) es servir a los demás, vivir en armonía con la naturaleza y comprender los valores y la sabiduría humanos.
La felicidad no son esos estados de ánimo efímeros y momentáneos de sentirse bien. El concepto de GNH es desarrollar seres humanos holísticos a través de los nueve dominios de los que hablamos a menudo. Que seamos capaces de equilibrar el bienestar material y espiritual de la gente.
Cómo medir la felicidad
El reino de las montañas del Himalaya puede ser pobre en producto nacional bruto, pero es espiritualmente rico y fuerte en valores humanos. Hoy comparte su sabiduría con el mundo y la gente se da cuenta. La Felicidad Nacional Básica es a la vez una filosofía, una práctica y un índice.

A cargo del Centro de Felicidad Nacional Básica de Bután, Saamdu Chetri dice que su objetivo es que el 100% de la población esté feliz. En la actualidad, los butaneses solo están contentos en un 92%, con un 8% de la población infeliz, pero el gobierno está trabajando para cambiar esto.

A diferencia de la mayoría de los demás países del mundo, el desarrollo en Bután no se mide a través de la infraestructura o la tecnología, sino por la felicidad, y han estado experimentando con esta idea durante los últimos 40 años. Los principios de la Felicidad Nacional Básica incluyen un sistema y es necesario tener el 77% de las condiciones en los 9 dominios para ser considerado profundamente feliz, dice Saamdu Chetri.

Tenemos cuatro pilares, nueve dominios, 33 indicadores y 124 variables. Para llevarlo a través de estos cuatro pilares y nueve dominios, el primer pilar se llama Desarrollo económico social equitativo y sostenible, que es un pilar. Debajo tenemos tres dominios: salud, educación, nivel de vida. Luego tenemos la preservación del medio ambiente, que en sí mismo es un dominio bajo el nombre de Diversidad Ecológica y Resiliencia. Tenemos Buen Gobierno en sí mismo, es un pilar y en sí mismo es un dominio porque estos dos son muy importantes por lo que son independientes. Luego tenemos la Preservación y Promoción Cultural como cuarto pilar. Bajo estos hay cuatro dominios: uso del tiempo, cómo usa su tiempo, duerme bien, trabaja solo ocho horas, o más o menos. Si trabajas menos obtienes menos puntaje, si trabajas más de ocho horas obtienes menos puntaje. No puedes exceder ese tiempo y de manera similar, ¿duermes bien, seis horas completas o necesitas ocho horas? Ocho horas como mínimo tienes descanso para ti. Uso del tiempo, bienestar psicológico, vitalidad comunitaria, diversidad cultural y resiliencia. Estos son los cuatro dominios nuevamente bajo este pilar.
Los cuatro pilares de RIQUEZA
El amor es la base, entre nuestros cuatro pilares que yo llamo RICH. R significa Relación, un pilar; I significa Integridad, C significa Compasión y H significa Humanidad. Encima está ese techo de confianza.

La Felicidad Nacional Básica fue acuñada por el cuarto rey de Bután, Jigme Singye Wangchuck, en la década de 1970. Cuando el rey de Bután, de 16 años, subió al trono tras la muerte de su padre, lo primero que hizo fue preguntar: ¿Cómo traigo felicidad y bienestar a mi pueblo?

El rey decidió que la felicidad era una medida de éxito más importante para su nación que la economía. Era extraordinario entonces y lo sigue siendo hoy, tener la política de desarrollo de un país basada en la idea algo intangible de la felicidad.

Tras una educación de Cambridge y un tiempo en Occidente, investigando los modelos europeos de desarrollo, el rey de Bután decidió que el modelo económico convencional se basaba en la destrucción de la naturaleza y de la sociedad, por lo que lo rechazó. Fue a su gente y les preguntó cómo podía hacerlos felices y luego escuchó todas sus respuestas. Más tarde comenzó el proceso de devolución del poder a las bases y, en el apogeo de su popularidad, se formó un nuevo partido político, Bhutan's Blissfully Happy Party, y en 2008 el país se convirtió en una monarquía constitucional.
Una receta para el bienestar
La búsqueda de Bután para brindar a todas las personas una felicidad verdadera y duradera es una receta para el bienestar global, no solo de las personas, sino también de la Tierra. Si todos devolviéramos nuestras vidas a una existencia más simple y significativa basada en valores no materiales, no habría la destrucción ambiental total que estamos presenciando hoy, junto con la epidemia global de depresión y ansiedad.

Si necesitamos ser felices, debemos hacer algunas cosas correctamente. Uno, tenemos que dejar pasar las cosas; dos, tenemos que aceptar las cosas como son; tres, necesitamos perdonar a los demás y perdonarnos a nosotros mismos, tener la intención correcta en nuestras obras, en nuestros pensamientos, en nuestras acciones y debemos pedir perdón aunque tengamos razón y agradecer en todo momento.
Abrazar la medicación
Sus otros factores que promueven la felicidad incluyen hacer ejercicio para sudar, amar y abrazar la medicación. Este gurú de la felicidad habla de una dosis de felicidad que estimula la liberación de dopamina, oxitocina, serotonina y endorfinas.

Estos cuatro químicos, si podemos elevarlos en nuestro cuerpo, siempre seremos felices. Lo he probado a través de una práctica llamada medicación de abrazos, imaginas tu corazón con el de la otra persona, cierras los ojos y envías tu amor, tu amabilidad, tu gratitud a esta persona. Están haciendo muchas cosas juntos, están construyendo amor y amabilidad, están agradecidos, brindan gratitud y luego también lo abrazan.
Felicidad colectiva sobre recompensa personal
Podríamos encaminarnos hacia un futuro verdaderamente positivo e inspirador si los principios de la Felicidad Nacional Bruta continúan extendiéndose por todo el mundo, encendiendo un fuego para la transformación y la felicidad individuales, por encima de las ganancias y el crecimiento económico. Este modelo nos muestra cómo la felicidad es algo simple. Tener una comida, un hogar modesto, tiempo para relajarse, descansar y meditar y hacer tiempo para ayudar a los demás, son factores que crean felicidad. Muy lejos de nuestra extravagancia occidental, donde perseguimos sueños imposibles y cosas que nunca nos traerán satisfacción.

Con el poderoso sistema GNH y el modelo butanés, existe la esperanza de un mundo mágico donde todas las personas sean felices y donde las personas trabajen juntas para luchar por la felicidad en lugar de una recompensa personal. ¡Eso es algo a lo que aspirar!

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡

Lo que otros están leyendo...

Por: Upliftconnect
Traducido por Noah Weber de InterSer