El Síndrome del Paraíso: Qué es y por qué debemos conocerlo

El Síndrome del Paraíso: Qué es y por qué debemos conocerlo


¿Te sientes desdichado y solo a pesar de tener un trabajo satisfactorio, una pareja maravillosa y la vida que siempre habías imaginado?

Si es así, puede que estés experimentando el síndrome del paraíso.

¿Qué es exactamente el síndrome del paraíso?

Aunque hayan alcanzado todas sus metas y sueños, las personas que padecen esta condición siguen sintiéndose infelices e insatisfechas consigo mismas.

El Síndrome del Paraíso: Qué es y por qué debemos conocerlo

Sin embargo, los médicos y psicólogos aún no lo consideran una enfermedad mental. Las personas que tienen mucho éxito y son muy ricas tienden a experimentar el síndrome del paraíso.

La insatisfacción mental y emocional puede instalarse en una persona de éxito cuando siente que no hay nada más por lo que luchar o conquistar en la vida.

El Dr. Yong Wah Goh, profesor de psicología de la Universidad del Sur de Queensland, cree que esto puede deberse a que vivimos en una época narcisista. Según Goh, las personas que tienen expectativas demasiado altas nunca se sentirán satisfechas, porque sus metas se mueven constantemente.

Debido a la situación actual, parece que puede florecer una actitud más narcisista. Como siempre nos estamos retando a nosotros mismos a hacerlo mejor, nuestros logros nunca son satisfactorios. Nuestra vida, nuestras ambiciones y nosotros mismos ocupan demasiada atención.

Somos capaces de llegar a extremos extraordinarios para garantizar nuestra propia felicidad. Para el Dr. Goh, "soy yo, yo, yo constantemente" es el mantra. Su autosatisfacción tiene prioridad.

Prefieren rodearse de personas positivas y evitar las negativas, según el Dr. Yong Wah Goh. Si tienes grandes expectativas sobre ti mismo y te cuesta relajarte, puede que padezcas el síndrome del paraíso.

Entender el síndrome del paraíso

Cuando observamos nuestras vidas, la mayoría de nosotros vemos versiones idealizadas de cómo deberían ser las cosas. Pero cuando hay una diferencia entre estos dos puntos de vista, sentimos una necesidad imperiosa de salvar la distancia para sentirnos satisfechos.

Según una investigación realizada en 1974 por Watzlawick y otros, esto puede generar problemas en un solo sentido. Sin embargo, darse cuenta de que no tenemos ningún propósito que perseguir puede ser descorazonador, ya que nuestra mente busca de forma natural un significado y un propósito en todo lo que hacemos.

Por tanto, cuando no sabemos quiénes somos o qué representamos, podemos encontrarnos en un estado de síndrome del paraíso.

Las personas cuyo sentido del yo está más fuertemente asociado a su trabajo, como las madres, los deportistas, los empresarios y los ejecutivos de empresa, tienen más probabilidades de experimentar esto.

Kim Serafini, autora de "I Am Gr8full for Life", cree que este síndrome suele producirse cuando damos un paso atrás o ignoramos nuestros "roles" durante un tiempo. Lo llama un tipo de enfermedad del ocio.

Lo que quiere decir es que "la gente lo siente cuando se supone que debería estar saboreando el paraíso... pero no puedes apreciar el hecho de estar allí porque crees que te has olvidado de ti, que es tu identidad".

Los profesionales médicos suelen confundir la enfermedad del ocio, también conocida como síndrome del paraíso, con la ansiedad y el estrés, lo que la convierte en un tema polémico. "Sin embargo, es real", afirma Serafini. Y continúa: "Existe para las personas a las que les va mucho el ego y a las que les va mucho el hacer y no el ser".

No diferenciamos entre nuestro yo de entre semana y nuestro yo auténtico los fines de semana porque estamos demasiado preocupados por nuestro yo imaginado.

Una forma de desesperación existencial

La desesperación existencial puede aparecer cuando nuestras expectativas sobre nosotros mismos y sobre la vida son demasiado elevadas.

En realidad, la desesperación existencial puede adoptar muchas formas, y el síndrome del paraíso es solo una de ellas. Todo ello parte de la convicción de que todas y cada una de nuestras vidas tienen sentido, y que, para encontrarlo, debemos tratar de comprenderlo.

Cuando aceptamos que nuestras vidas tienen sentido, a menudo utilizamos un lenguaje "utópico" para describirlas.

Como resultado, influye en las herramientas y en la forma de abordar los cambios.

Tipos de Síndrome del Paraíso

A continuación, se describen las tres manifestaciones principales del Síndrome del Paraíso:

Introyectivo

La devastadora constatación de que somos inadecuados por haber sido incapaces de alcanzar un determinado objetivo idealista puede provocar diversos problemas de salud mental, como retraimiento, ansiedad, depresión e incluso ideación y comportamiento suicidas. Si el "paraíso" es el objetivo final, llegar a él no tiene sentido. Solo conseguimos vencernos y humillarnos a nosotros mismos.

Inofensivo

El segundo tipo de síndrome del paraíso es más agradable y fácil de entender. La idea aquí es sentir placer al acercarse a un estado final idealizadomás que en el propio estado final. Esta mentalidad fue descrita por poetas como Constantine Kavafis como la de un viajero que se complace en el viaje, por muy largo que sea.

Proyectiva

Este tipo de mentalidad se desarrolla cuando se tiene la firme convicción de poseer la verdad. Las personas con este tipo de síndrome harán todo lo necesario para que los demás vean las cosas como realmente son, con la esperanza de que al hacerlo se produzca un cambio social y global positivo.

El individuo intentará convencer a los demás de su verdad utilizando una combinación de esperanza y argumentos persuasivos. Pero a veces obtendrán exactamente el resultado opuesto.

Basándonos en nuestras perspectivas únicas, la mayoría de nosotros mantenemos nuestra propia verdad. Aunque no siempre es malo expresar nuestras opiniones, también deberíamos estar dispuestos a escuchar y considerar las realidades de los demás.

Por otra parte,la venganza y la hostilidad son reacciones habituales de las personas con síndrome del paraíso proyectivo cuando no consiguen persuadir a los demás para que vean las cosas a su manera. Tienen tendencia a desarrollar paranoia y a pensar que la gente trabaja activamente para socavar sus creencias y a sí mismos.

Expresa gratitud

Por tanto, en lugar de perseguir un objetivo idealista y lejano, debemos aprender a contentarnos con lo que tenemos, reconocer nuestros logros y concentrarnos en resolver nuestros problemas inmediatos.

Practicar la atención plena puede ayudarnos a apreciar lo que tenemos, a permanecer en el aquí y el ahora, a ser más receptivos al amor y, en general, a mejorar nuestra calidad de vida.

Por Sandra V.



👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


👍Únete a nuestros canales para recibir las últimas publicaciones...


👍Canal de WhatsApp...👇




👍Canal de Telegram...👇


Siguenos en Telegram