13 Principios de la Inteligencia Espiritual para Descubrir tu Esencia y Valores

13 Principios de la Inteligencia Espiritual para Descubrir tu Esencia y Valores


“La inteligencia espiritual tiene que ver con nuestra esencia y nuestros valores".

Dice el sabio, quien advierte que es importante alimentar esta inteligencia para fomentar la cooperación: en la familia, en la comunidad y entre países.

Solo así podremos encontrar soluciones positivas para el planeta y encontrarnos también a nosotros mismos en esta búsqueda.

Sigue los principios de la inteligencia espiritual, explicados por Danah Zohar y ¡motívate!

13 Principios de la Inteligencia Espiritual para Descubrir tu Esencia y Valores

13 Principios de la Inteligencia Espiritual:

1. Piensa siempre en positivo.

No pienses como una víctima de las circunstancias; considera el sufrimiento como una oportunidad para ser fuerte.

2. Descubre quién eres.

- ¿Qué me hace levantarme por la mañana?

- ¿Por qué vivo, por qué daría mi vida?

- ¿Qué me motiva a hacer cosas cada día?

- ¿Quién soy realmente?

- Ir de compras, trabajar, salir con los amigos forman parte de nuestro mundo, pero "ser" es mucho más que eso. Cuando digo "mi vida es mi plegaria", significa saber que mi vida es un don y que debemos marcar la diferencia en este planeta.

3. Sé humilde.

- Debemos saber que formamos parte de un sistema y que debemos prestar atención a los demás, recordando que existen diferentes puntos de vista, no solo el tuyo.

4. Vive con compasión.

- El origen de esta palabra significa "sentir con". Sentir el dolor ajeno como si fuera propio. "Nacimos cuando ocurrió el Big Bang".

Recuerda siempre: existimos en una red, la Red de la Vida.

5. Reevalúa tus valores.

- Piensa menos en términos de "yo" y "mí" y más en términos de "nosotros" y "nuestro". Revisa tus valores para servir mejor a los demás. Pregúntate qué puedes hacer mejor.

6. Vive el momento presente.

- Deja atrás el peso del pasado y las preocupaciones. Vive plenamente el momento y libérate.

7. Reconoce nuestra interconexión.

- La forma en que vivo mi vida influye en la de los demás. Si me permito sentir negatividad, la contagio a mis relaciones, a mi comunidad y a mi trabajo. Sin embargo, si tengo esperanza y me esfuerzo por hacerlo mejor, transmito esa actitud positiva a los demás.

8. Hazte una pregunta fundamental.

- Pregúntate siempre: ¿por qué? Cerramos la puerta a la verdad si no la cuestionamos.

9. Cambia tu perspectiva y tus paradigmas.

- Esto es especialmente necesario en el mundo empresarial. Una revolución en nuestra forma de pensar también es crucial en el liderazgo y la educación.

¿La educación significa memorización e imposición, o ayuda a las personas a plantearse buenas preguntas?

Todos debemos replantearnos nuestro papel y ayudar a los demás a desarrollar una conciencia crítica.

10. Valora tus principios, aunque sean impopulares.

- Pero no seas arrogante y digas que tienes razón. Cuestiónate, escucha a los demás y elabora lo que realmente quieres creer y defender.

11. Celebra la diversidad.

- Esto no significa, por ejemplo, poner a una mujer o a una persona de color en un puesto directivo simplemente por ser quien es. Significa comprender lo que significa para ti la diferencia y lo que puede enseñarte. Di: "Gracias por ser diferente, por desafiarme".

12. Descubre tu vocación, el propósito de tu vida y cómo puedes marcar la diferencia.

- No tienes que ser Gandhi o Martin Luther King. Hacer un pastel para tu familia, jugar con tu hijo, escuchar a un amigo y dar lo mejor de ti mismo son formas de servir a la humanidad con lo mejor de ti mismo.

13. Practica la gratitud.

- Dedica tiempo cada día a reconocer y apreciar las pequeñas y grandes cosas de la vida. La gratitud aumenta nuestro bienestar y nos recuerda la belleza de nuestra existencia, al tiempo que inspira a los demás a hacer lo mismo.

Conclusión:

La inteligencia espiritual toca nuestra esencia más profunda y nuestros valores fundamentales. Nos guía hacia una comprensión más elevada de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, invitándonos a vivir de acuerdo con nuestras convicciones más sinceras. Al

cultivar esta inteligencia, nos volvemos más capaces de fomentar la cooperación y la armonía en el seno de nuestras familias, nuestras comunidades y entre las naciones.

Nos anima a pensar en positivo, a descubrir nuestra verdadera identidad, a ser humildes y compasivos, y a vivir plenamente en el presente.

Reevaluando nuestros valores, reconociendo nuestra interconexión, planteándonos preguntas fundamentales, cambiando nuestra perspectiva y celebrando la diversidad, podemos crear un impacto positivo en el planeta.

La inteligencia espiritual nos recuerda que, sea cual sea nuestro papel o nuestras acciones cotidianas, todos tenemos la capacidad de marcar una diferencia significativa.

Practicando la gratitud y descubriendo nuestra vocación, encontramos un sentido profundo a nuestra existencia y contribuimos a un mundo mejor.

Por Sandra V.



👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


👍Únete a nuestros canales para recibir las últimas publicaciones...


👍Canal de WhatsApp...👇




👍Canal de Telegram...👇


Siguenos en Telegram