🧠 4 preguntas que te debes realizar para reprogramar el cerebro

🧠 4 preguntas que te debes realizar para reprogramar el cerebro


¡Piénsalo!: ¿Tienes el control de tu cerebro?

¡No es broma, de verdad!. Intenta no moverte mientras buscas la respuesta a esta pregunta durante un minuto.

Naturalmente, dirás algo como: “¡Sí, por supuesto! ¡Yo controlo mi cerebro en mi cuerpo!” o “¿De quién debería ser el cerebro?”

Por supuesto, el cerebro en tu cabeza es tuyo. ¿Pero realmente puedes controlarlo? La mayoría de los neurocientíficos de renombre de todo el mundo dicen no, a una amplia variedad de casos. Según las estadísticas, la mayor parte del tiempo nuestro cerebro está en modo “piloto automático”.

Aquí hay un par de ejemplos para mayor claridad.



Está a dieta y hace ejercicio con regularidad. Sin embargo, es igualmente difícil para ti abstenerte de comer comida chatarra: hamburguesas, dulces, pizza, frituras, etc. Realmente crees que es dañino y estás tratando de vivir un mejor estilo de vida. Pero vale la pena ir a la tienda más cercana y todas tus creencias se derrumban con cada nuevo vaso de gaseosa.

El segundo ejemplo. Te prometiste dejar de pensar negativamente y empezar a vivir una vida mejor. Pero todo permanece en los mismos lugares, y continúas triste y te hundes en la depresión, forzando pensamientos autocríticos en tu cabeza.

Bueno, todo parece estar claro y seguro, casi todo el mundo se ha encontrado con algo parecido. El mensaje principal de esto es el siguiente: todos estamos sujetos a una determinada forma de pensar, lo que nos lleva a la depresión. Aun así, podemos seguir un camino similar todo el tiempo. Incluso durante toda la vida. Lo que es más pésimo, podemos hacer cosas que se basen en estos pensamientos, a pesar de que entendemos cómo sería mejor.

Parecería que podría ser más fácil. Una respuesta simple a una pregunta sencilla: “sí o no”. Pero, de hecho, sea lo que sea, solo acertarás en un 50% en el mejor de los casos. Sería una tontería pensar que no tenemos control. Al final del día, estamos haciendo algo que pretendemos hacer. Pero dependemos mucho más de pensar en “piloto automático”. Demasiado. Puedes hacer lo que quieras en piloto automático: hablar, escuchar e incluso pensar.

¿Por qué sucede?

La forma más fácil de decirlo es que nuestros cerebros están acostumbrados a ser perezosos desde el principio. Precisamente, fue establecido por la naturaleza desde la antigüedad, cuando éramos criaturas primitivas. El hombre tardó mucho en evolucionar. Esto fue posible gracias a increíbles esfuerzos y circunstancias de la vida, que empujaron al cerebro a un “pensamiento más avanzado”. Además, el cerebro es muy complejo. Su tarea es conectar el pensamiento abstracto con la percepción del entorno. Es por eso por lo que nos puede resultar difícil romper con nuestros malos hábitos.

Si el cerebro no cede a las “cargas” regulares, permanecerá cada vez más en el modo perezoso anterior. Esto continuará durante mucho tiempo. De hecho, esta es tu elección consciente.

Reentrenar” el cerebro no es difícil. Lo principal es el enfoque correcto y la ejecución metódica. La conclusión es que debes hacerte 4 preguntas todas las mañanas, con la ayuda de las cuales podrás paliar algunas dificultades, encontrando la solución óptima.

Realiza estas cuatro preguntas todas las mañanas.

1. ¿Qué es importante para ti?

Anne Herrmann-Nehdi, directora ejecutiva de la conocida Herrman International, llama a este tema un “pago” definitivo. En una conferencia, dijo que con su ayuda podemos programarnos para buscar un problema real y, en consecuencia, responder a la pregunta “¿por qué hacemos esta o aquella acción en un caso particular?”.

Por ejemplo, algunas personas tienden a hacer ejercicio con más frecuencia. Pero esta es una representación vaga. ¿Por qué necesitas hacer esto y cómo te beneficiará? ¿Qué es importante para ti en este caso: la belleza, la salud o algo más? ¿Quizás quieres deleitar a los demás y ser el centro de atención?

¿Quizás con la ayuda de estos ejercicios deseas perder peso, ayudarte a ascender en la carrera profesional, estimularte para comprar algo importante: una casa, un automóvil, etc.? Pero no es necesario que pienses de forma primitiva. Encontrar la respuesta a la pregunta anterior te ayudará a evaluar de manera más realista tus capacidades y comprender si realmente las necesitas. Te desharás de las acciones que realices en “piloto automático”.

2. ¿Cómo conseguiré esto exactamente?

Estamos acostumbrados a realizar determinadas acciones sin una comprensión clara de cómo vamos a ir exactamente hacia la meta establecida. Esto le pasa a todo el mundo con mucha frecuencia. Después de todo, nuestros cerebros están programados para asumir la responsabilidad si fallamos.

Démosle un ejemplo vívido: una persona decidió buscar un nuevo trabajo. Por un lado, parece una tarea sencilla. Pero dime esto: cuántas personas conoces que permanecen en su lugar a pesar de tener ambiciones completamente incompatibles con el trabajo actual. Esto se debe a que nunca tuvieron un plan.

Entonces, ¿cómo va a buscar esta persona hipotética otro trabajo? ¿Asignar una o dos horas para esto todos los sábados por la mañana? ¿Contactar una agencia de empleo? ¿Conectarse con empleadores en LinkedIn / Facebook / Twitter? ¿Hacer un nuevo currículum? ¿Publicar tu perfil en varios sitios? O ¿Buscarás a una persona específica que te ayude con esto? Como puedes ver, hay muchas formas. Pero pocas personas lo piensan, porque están acostumbradas a actuar de forma monótona, como la mayoría. ¿No es pereza, es “piloto automático”?

3. ¿Quién participará en esto?

Cada situación es individual y tiene una serie de características, por lo que se puede excluir la participación de cualquier persona en ella. Puedes enfrentarte a algo solo. Si esto realmente sucede, déjalo así. ¿Pero no sería superfluo pensar en alguien que pueda ayudarte con este o aquel problema? ¿Cuáles son las consecuencias de la participación de tal o cual persona en un evento en particular?

Un error muy común que cometen las personas es que están acostumbradas a ignorar la importancia de la participación de otras personas en un problema, evento o solución en particular. Después de todo, el resultado puede afectar no solo a ti, sino también a quienes te rodean. Como dijimos anteriormente, este tipo de pensamiento es inherente al cerebro debido a su pereza. Evita tomar decisiones importantes. Para comprender mejor quién puede participar en una situación particular, es necesario imaginar lo que está sucediendo desde su punto de vista. Esto te ayudará a evitar problemas y a encontrar la mejor salida a cualquier situación.

4. ¿Y si esto sucediera?

No será superfluo que nadie tenga un plan de respaldo. Después de todo, nadie es inmune a los fracasos y la fuerza mayor. Para mejor claridad, aquí hay otro ejemplo similar. Digamos que te has dicho a ti mismo que quieres hacer más ejercicio. Pero, ¿y si te lesionas?

Podrías decidir por ti mismo: “Primero, consideraría ejercicios alternativos que no me perjudicarán aún más. En segundo lugar, si no hubieras podido entrenar, me habría hecho una nueva dieta ... “. Etc.

Segundo ejemplo: buscar un nuevo trabajo. Pero alguien, tal vez tu pareja, está en contra. ¿Qué hacer?

“Podrías explicarle a mi pareja por qué esto es tan importante para mí. Puedo describir todas las desventajas y ventajas de esta solución, pero al final, nuestra vida personal no sufrirá por esto”.

Por supuesto, ocurren diferentes situaciones en la vida y cada persona puede reaccionar de manera distinta ante tal o cual acto cometido por ti, pero habiendo pensado en todas las opciones de antemano, teniendo en cuenta la posible manifestación de algunas emociones en las personas que te rodean, podrás construir tu futuro de forma más eficaz. No caigas en la solución estándar de la apatía, donde el cerebro simplemente se interrumpe y evita encontrar una solución al problema.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.

Transforma tu vida

Recibe inspiración y estrategias de superación personal directo en tu correo.
Solo tu email, pura motivación. ¡Únete ya!

Utilizamos Elastic Email como nuestro servicio de automatización de marketing. Al enviar este formulario, acepta que la información que proporciona se transferirá a Elastic Email para su procesamiento de acuerdo con sus Términos de uso y Política de privacidad.