4 maneras de potenciar la energía femenina

Las energías femeninas y masculinas habitan en cada uno de nosotros. Tanto hombres como mujeres tenemos en nuestro ser ambas energías.
Ellas se complementan, ambas son necesarias, deben estar en equilibrio para que la persona se sienta completa, para que el ser humano pueda expresarse al máximo.

Para un cambio real, necesitamos energía femenina en la gestión del mundo. Necesitamos un número crítico de mujeres en posiciones de poder, y necesitamos cultivar la energía femenina en los hombres” - Isabel Allende

¿Qué es la energía femenina?

Es importante comprender que la energía femenina no tiene que ver solamente con el género, la mujer, o el sexo femenino, o la hembra, sino que cohabita en cada uno de nosotros, al igual que la energía masculina.

Por eso es más sencillo definirlas por contraposición:


Energía masculina

Energía femenina

Hacer
Ser
Agresión
Rendición
Analítica
Intuitiva
Concreta
Abstracta
Impaciente
Paciente
Luchadora
Tranquila
Apresurada
Nutricia
Asertiva
Receptiva
Hemisferio izquierdo
Hemisferio derecho
Empuja
Recibe
Organiza
Sintetiza
Lógica
Creativa
Dura
Blanda
Controladora
Permisiva
Estas características de las energías masculinas y femeninas no significan que los hombres poseen unas y las mujeres otras o viceversa. Ni que unas son buenas ni otras son malas.
Sí debemos reconocer, a pesar de todo, que la sociedad occidental, especialmente en los últimos años, ha dado mayor prestigio a las características Yang o masculinas. Esto ha ocurrido a tal punto que las mujeres han estado intentando durante años ocultar, negar, evitar su energía poderosa femenina.

Esto ha ocurrido. Y tanto hombres como mujeres se han privado de una parte de ellos tan necesaria como la otra.

Ambas energías son importantes. No existe una sin la otra. No puede existir una sin la otra.

“Lo masculino es soberanía, la corona sobre tu alma. La feminidad es humildad y amor incondicional, el corazón dentro del pecho de tu alma y juntos hacen la esencia del alma entera”. St. Germain


El Yin Yang

Este símbolo ayuda a solidificar el concepto de energía femenina. Cuando miramos el Yin Yang vemos proporciones perfectas de Yin y de Yang. El Yin representa lo negativo, oscuro, la energía femenina del universo. El polarizado Yang, es positivo, luminoso, y de características masculinas.

Ahora observemos más de cerca.
> Dentro de la mitad Yin hay otro círculo pequeño. Imaginemos que es otro pequeño Yin Yang. El Yin, para estar en perfecto equilibrio, primero debe equilibrar su propio Yin Yang. La energía femenina debe aprender a equilibrar sus energías internas femeninas y masculinas.


Cómo equilibrar la energía femenina

Los hombres pueden ser menos controladores y más permisivos. Las mujeres más seguras de sí mismas sin sacrificar su calidez y suavidad. Los hombres no deben tener miedo de llorar y mostrar sus sentimientos. Las mujeres deben expresar sus pensamientos más y mejor. Los hombres deben tomar en cuenta su intuición, mientras las mujeres deben desarrollar la lógica. Los hombres deben dejar de luchar y hacer tanto y aprender a “ser”. Las mujeres deben encontrar su independencia y actitud.


El balance es el secreto.

Cuando estamos desequilibrados en nuestras energías sentimos que nos falta algo: un poco de aventura, o espontaneidad o creatividad o… no sabemos bien que es. Pues nos falta ¡equilibrio de energías! ¡Energía femenina!

Sobrevaloramos la energía masculina, la masculinidad, las cosas hechas por el hombre. Es tiempo de pasar tiempo en la naturaleza y expresándose creativamente…


Cómo conectar con la energía femenina

1.- Reflexiona

Estamos tan ocupados que no nos detenemos a pensar en nosotros mismos y nuestra necesidad interior. Si siempre actuamos en forma extrovertida, perdemos contacto con nuestro ser.

Tomate un tiempo para estar contigo mismo. Lee un libro, haz yoga, escucha tu música preferida o simplemente disfruta el momento.


2.- Toma contacto con la naturaleza

Los lugares poseen características masculinas o femeninas. La energía femenina es fuerza de vida: la selva, el bosque, los parques y el océano poseen abundante energía femenina.


3.- Crea

La energía femenina es el lado creativo, como el cuerpo de la mujer, diseñado para dar a luz la vida. La creatividad se puede expresar de mil maneras: pintando, escribiendo, bailando, soñando o realizando el trabajo rutinario con un toque distinto, de creatividad y amor.


4.- Expresa tus emociones

Mientras que lo masculino se define por la lógica, lo femenino se expresa con emociones. Déjate llevar por tus sentimientos, no los reprimas.

Deja salir la espontaneidad.


La energía femenina no es sólo tranquila, también es osada, es la fuerza de la transformación.

Cuando algo en tu vida ya no funciona, es tiempo de transformarlo haciendo uso de tu energía femenina. No te vuelvas rancio sin hacer nada. Moviliza la energía con tu aspecto femenino, trae a la vida a un nuevo tú.

Si encontraste útil esta publicación de blog , comparte en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp. y siéntete libre de dejar un comentario. Gracias!

Por: Carolina, redactora de la gran familia de la Hermandad Blanca
Fuente: Hermandad Blanca