Descubre qué revela un árbol sobre tu personalidad

Así como la caligrafía, el dibujo es una herramienta para descubrir aspectos profundos de nuestra personalidad.

Desde temprana edad, dibujar es una manera de expresar nuestros sentimientos y emociones.
Sin embargo, a medida que crecemos, generalmente vamos dejando de lado este buen hábito, y nos alejamos del dibujo como herramienta. Pero eso no quiere decir que no se puedan expresar muchos rasgos de nuestra personalidad a través de un dibujo. 
Dibujar es expresar ciertas cosas que llevamos dentro de nosotros, y este test te ayudará a descubrirlas.
Toma un papel y un lápiz, y dibuja un árbol. Si quieres tómate tu tiempo: la idea es que lo dibujes a conciencia.
Luego, mira  en las respuestas lo que representa cada parte de lo que has dibujado.

Tronco

El tronco es la percepción que tienes de ti mismo.

Un tronco fino o bajo, con aspecto débil e irregular habla de cierta falta de autoestima. Puede que tengas un carácter débil, y que sientas que los demás siempre deciden por ti. No te tienes demasiada confianza, y te cuesta mucho tomar decisiones.

Si el tronco que has dibujado es sólido y bien proporcionado, es porque eres una persona con alto grado de autoconfianza. Te sientes fuerte y confías en tus propios criterios: sabes hacia dónde vas y cuál es el camino a seguir.

Si el tronco es desmedidamente grueso, puede que tu autoconfianza pase el límite y se convierta en cierta tendencia al autoritarismo. En este caso, seguramente eres una persona poco tolerante, que siempre quiere tener razón a toda costa. Ten cuidado de no llevar ese rasgo de tu personalidad a la violencia.

Raíces y suelo

Aunque no es muy común que las personas dibujen las raíces del árbol, la forma en la que este se ubica en relación al suelo indica cómo te relacionas con tus afectos.

Un árbol con grandes raíces, o bien hundido en el suelo del dibujo implica que tus relaciones son armónicas y sólidas, que cuidas a los tuyos y que ellos son muy importantes para ti.

En cambio, si el árbol apenas se apoya en el suelo y no tiene raíces, es que te cuesta afianzar los vínculos con los demás y tiendes a ser un poco solitario. Puede que, aunque tengas muchos amigos, sean muy pocos aquellos a los que verdaderamente les abres tu corazón.

Copas y ramas

La parte superior del árbol, la copa y sus ramas, representan tu relación con el mundo exterior.

El dibujo de las ramas y hojas con muchos detalles, tal vez con la aparición de distintos elementos como frutos o mariposas, habla de que eres una persona sumamente creativa, aunque un poco perfeccionista. Te gusta crear, sabes cómo hacerlo y tienes habilidad, pero a veces te dejas llevar demasiado por el detalle y pierdes oportunidades.
Una copa grande implica que eres una persona con imaginación y extrovertida, a la que le gusta relacionarse con otros, vivir aventuras y dejarse llevar.

Pero si es demasiado grande con respecto al tronco, puede indicar una tendencia al narcicismo: te gusta ser el centro de atención, que todos estén pendientes de ti, y te cuesta asumir cuando eso no sucede.

Por el contrario, si la copa es pequeña, habla de que no te gusta enfrentarte con el entorno. Seguramente eres una persona tímida e introvertida, que prefiere la seguridad de sus conocidos de siempre y mantenerse dentro de su zona de confort.

Cuéntanos en los comentarios sobre el árbol que dibujaste y los resultados y comparte con tus amig@s y/o familiares a través de tus redes social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.

Fuente: Bioguia.com