Puede que nunca sea lo suficientemente bueno para las personas equivocadas

Cuando nos enamoramos, tendemos a confiar completamente en la otra persona. Sabemos que tenemos que mejorarnos, hacernos lo suficientemente buenos para nuestra pareja.

Pero en el proceso de hacernos lo suficientemente buenos para otra persona, a menudo olvidamos o estamos ciegos para ver si esa  otra persona es adecuada para nosotros.

Es decir, ¿nuestro compañero realmente reconocerá la forma en que tratamos de hacernos buenos? La cosa es que nunca vamos a ser buenos para ellos.
Solemos perdonar a nuestras parejas por muchos actos groseros, uno de los principales, el abandono. Creemos que pueden estar ocupados o que tienen cosas que hacer para las que no tienen tiempo para mirarte, para reconocerte.
Pero si estás con un hombre equivocado o una mujer incorrecta, nunca te mirarán. La relación no está destinada a ser y cuando la obligas a ser así, simplemente te estás lastimando. Estás extendiendo tu sufrimiento que no es necesario en absoluto.

Inviertes tu todo, mente, alma y cuerpo, para la relación, solo para obtener besos a medias y sin sentido.  

Las respuestas son suficientes para diferenciar que éstas en una relación que se encuentra en equilibrio. Todo depende que lo tires a la basura y empieces por una nueva forma de vivir. Sus respuestas no son adecuadas para ti.
No serás en lo absoluto, lo suficientemente bueno para la gente. Puede que necesites sanación también; es posible que necesites un momento de silencio contigo mismo, pero estas personas no te lo proporcionarán.

Necesita amor, te lo mereces y necesitas que sea recíproco de la manera correcta también. Hay muchas personas que piensan que su amor es un mundo y cuando lo devuelven, es una especie de privilegio.

Su comportamiento déspota  es tóxico para ti. Nunca pediste este tipo de mocoso malcriado en tu vida y por lo tanto, estás enfrentando un problema. Un estado de perturbación constante.

Es posible que hayas pasado noches y días pensando cuál es el problema que te incumbe. Él no es para ti, pero tu mente nunca te lo dice. Te has condicionado para creer que son impecables.

No es que sean personas terribles, sino que tienen un concepto equivocado de amor. Sus ideas no te convienen. Por lo tanto, te hacen sentir indigno ya que tu percepción de amor nunca coincide con la de ellos.

Es difícil dejarlos. Crees que tienen la capacidad de cambiarlo. Piensas en tu nivel de comodidad, te sientes confortable con ellos. Te has puesto acogedor con ellos. No quieres caer de nuevo.
Sin embargo,  no eres responsable de la felicidad de otra persona. Tienes una comprensión clásica de los manipuladores que te hacen creer que eres su felicidad. Comienzas a aislarte de ti y terminas cuidando a tu pareja más que a ti mismo.

Puedes ser desagradecido pero no te importa. Quieres quedarte alrededor de ellos hasta que cambien ellos mismos. Pero cada vez que te obligas a hacerlo, estás perdiendo el tiempo. Estás sufriendo y elevando tu sufrimiento a un nivel superior.

Entonces, tal vez es hora de dejarlo ir. El tiempo es precioso, pásalo con la familia o con las personas que se interesan por ti. La persona adecuada vendrá a ti a tiempo, solo tienes que esperar.

Esto va a valer la pena.

También te puede Interesar...

Si encontraste útil esta publicación, ayuda a otros compartiendo en tu red social favorita