Administrando nuestra cuenta kármica

No importa de qué manera nuestra vida nos lleve, a menudo nos quedamos impactados por los resultados extraños que nos suceden.
A veces sentimos que es extremadamente injusto que nos traten mal. En otras situaciones nos quedamos saltando de alegría por algún logro inesperado.
Algunos refranes expresan perfectamente esta situación, "cosechas lo que siembras" o lo que es aún más adecuado, “Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a ti.”.  Las diversas situaciones de fortunas o desgracias inesperadas se pueden justificar solo por el concepto de cuenta kármica.

Las acciones de nuestro pasado, este nacimiento o nacimientos anteriores, tienen un impacto directo en nuestra vida presente y también influyen en nuestro futuro, ya que nuestras acciones en el presente determinan nuestra fortuna más adelante.
El análisis dice que todo lo que hagamos en el presente está moldeado por nuestro pasado y, a su vez, moldea nuestro futuro. Por lo tanto, es extremadamente importante para nosotros ser muy cuidadosos con lo que decimos y lo que hacemos, sin importar cuán insignificantes sean.

Entonces, si de repente te enfrentas a mucha hostilidad o rudeza por parte de alguien, podrás comprender ahora que es el trabajo del karma, la regla de la naturaleza misteriosa. Darse cuenta de esto realmente ayudará a lidiar con las cosas.

No debes culparte por tu condición. Por lo tanto, distribuye la positividad a tu alrededor y no superes la negatividad interna,  para así mantener el equilibrio. Sigue trabajando duro y siendo fuerte.

Nuestras cuentas kármicas se pueden transformar en una enfermedad crítica llamada “bhog”, que podemos rectificar resolviendo nuestra deuda kármica.

Si te acercas más a Dios-Amor-Universo y llenas tu vida con amor y fe divina, entonces te ayudará a corregir efectivamente tú cuenta kármica.
Esta ley de naturaleza espiritual y real no solo es determinada, imparcial y despiadada, sino que también es muy importante para mantener el equilibrio y el orden en las vidas humanas.

Necesitas meditar y contemplar para comprender su profundidad, especialmente si estás sufriendo. Pero la aceptación conducirá a la recuperación y la productividad.

Si te agradó nuestra nota, comparte con tus amig@s en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp y ayúdanos y apoyanos en difundir amor y luz.
Debes ver esto También!!!