Solticio

Solsticio viene del latín, solstitium; sol = el astro.  Y stitium = estático, detención. La detención del Sol.  El diccionario Larousse dice Tiempo en que se halla el Sol más lejos del Ecuador y en que parece quedarse estacionado algunos días.El Solsticio de invierno ocurre entre el 21 y el 22 de Junio y el de verano, entre el 21 y el 22 de Diciembre.
En la Biblia, nos encontramos un versículo referente directamente al fenómeno del solsticio.

El más cercano en referencia a este está en:  "Salmos", Cap. 19, v. 7 y dice allí refiriéndose al Sol:

"De un extremo de los Cielos es su salida, y su curso hasta el término de ellos. Y nada hay que se esconda en su calor".

En el Talmud encontramos una referencia describiendo la felicidad en el Tomo "Bendiciones", Pág. 59:

“Quien ve al Sol en su época y a la Luna en su fortaleza...".

Para los místicos en espíritu y buscadores sinceros de corazón las fiestas solsticiales tienen una profunda significación filosófica.

Los solsticios representan el eterno contraste de la luz y la oscuridad,  de la vida y la muerte y el eterno renacer de la creación, donde nada puede ser destruido, solo transformado en los tres estados naturales, sólido, líquido y gaseoso, es el ave fénix que siempre renace de sus cenizas.

Los solsticios representan la armonía cósmica, que permite observar, año

tras año, como se cumplen con asombrosa regularidad, de acuerdo a las leyes físicas de su relación con la tierra, prolonga los días o las noches, haciendo que la naturaleza cumpla inexorablemente sus ciclos biológicos.

Místicamente hablando, ¿Qué es el Solsticio?

El Sol es un símbolo místico y espiritual de suma importancia.

En algunos grupos fraternales, simboliza también al Universo, con su piso terrenal y su techo celestial.

El Maestro que ilumina simbólicamente con su Sabiduría todo el Taller, representa al Sol en su nacer.

El maestro dirige los frateres desde su sitial en el Oriente, fuente de la Luz, al igual que el Sol qué comienza su resplandor desde el Oriente; el Primer Vig. Simboliza al Sol en su ocaso al Occidente y el Segundo Vigilante simboliza al Sol al Mediodía.

El Solsticio de Invierno nos recuerda nuestra propia Iniciación, la Cámara de Reflexión, la Oscuridad. Para el Sol, justamente la detención en el Solsticio de Invierno es, simbólicamente, su propia Cámara de Reflexión, su Cámara de Oscuridad Invernal que, al igual que nosotros, que toda la Humanidad, desde esa oscuridad, al preguntarle:

Qué es lo que más deseas, contesta:

Quiero ver la luz.

La luz…

El solsticio de invierno es San Juan Bautista, que es la esperanza de una vida mejor.

El solsticio de verano es San Juan el Evangelista que predica el evangelio del amor fraternal.

Es el ciclo evolutivo de los solsticios, que representa los dos más grandes misterios de la metafísica:

A vida y la muerte;

El ser que nace y muere;

Es la materia y el espíritu.
Estas celebraciones tienen sus orígenes y se remontan a la noche de los tiempos, haga suyo este fenómeno e interprete en sus talleres al universo con el resplandor grandioso de sus misterios de la luz inefable interna en cada alma.

Así como el ciclo evolutivo de los solsticios, representan la vida y la muerte, así también la vida del místico al recibir al ser tosco e impuro para transformarlo en personalidad con realizaciones que logren una constante perfección, identifica simbólicamente los solsticios que encierran grandes enseñanzas morales, las que son sus finalidades y principios fundamentales para vuestra evolución.

Cuando nosotros vivimos una de las noches más largas del año, los Frateres del hemisferio norte viven la más corta.

Cuando nosotros celebramos el solsticio de verano, ellos celebran el de invierno; cuando nosotros vivimos una Navidad temperada y asoleada, ellos no la conciben sino con nieve y fría.

Ninguna de estas diferencias es motivo de conflictos entre frateres y pueblos.

Pues hay tolerancia y además nos indica la universalidad de nuestra unidad en las Ordenes espirituales.
Este acontecimiento que nos reúne, llámese fiesta de San Juan o solsticio; simboliza el feliz día en que cada uno de nuestro frateres que pertenece a cualquiera de las comunidades religiosas de el mundo de los creyentes, pueden adorar y reconocer a sus particulares divinidades; también, como aquellos que no comulgan en ninguna religión, pueden ver una manifestación de la sustancia universal y las leyes que rigen nuestro sistemas planetario.

Queridos frateres de nuestra humanidad, que esta fecha solsticiana lleve a nuestros espíritus la claridad suficiente para examinar el camino recorrido en nuestra Augusta vida interna y en la vida profana.

Que nos haga ser más virtuosos, tolerantes y fraternos.
Enlacemos nuestras manos deseando un futuro mejor para la humanidad y en la que nuestros postulados sean una verdadera realidad para nosotros y los que siguen.

Aprovechemos el calor del lejano astro rey en este solsticio de invierno para recomenzar con más brío nuestra incesante búsqueda de la justicia y la verdad juntas con los rayos de unidad infinita del amor del padre de la luz y la creación.

Esta publicación ha sido seleccionada especialmente para ti, ya que nos pareció interesante que lo leyeras. Si lo encontraste útil, ayuda a otros compartiendo en cualquier red social: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp..

Fuente: Luzinterior.org


Tienes que ver esto también


Publicar un comentario

0 Comentarios