Si deseas cambiar tu vida cambia tus pensamientos

Si deseas cambiar tu vida cambia tus pensamientos

EDIFICANDO UN NUEVO EQUIVALENTE MENTAL

Es tu trabajo traerlo a la demostración y para realizarlo con éxito necesitas conocer por qué debes hacerlo. ¿Por qué debes traerlo a manifestación?  Algunos dicen: “Si Dios es todo y todo es perfecto, ¿por qué debo buscar y demostrar su Ley”?   Porque  debes probar la armonía del ser en tu propia vida. Esta es la razón. Si no hubiera necesidad de manifestación podría uno irse a dormir y quedarse allí, o tal vez más sencillo, ir donde el primer enterrador que encontrara.

Por supuesto que estamos aquí en la tierra para hacer la manifestación de Dios y la verdadera expresión es lo que llamamos manifestación, porque así se demuestra la Ley del Ser.  Es tu obligación mantenerse saludable, próspero y libre. Es tu obligación expresar a Dios, a la magnitud de tu capacidad, y no tienes derecho a relegar tus esfuerzos hasta no haber logrado esto. A menos que tengas excelente salud y visiblemente estés regenerándote, hasta haber logrado colocarte en el sitio perfecto y la actividad correcta, hasta estar conscientemente libre de todo temor, ansiedad, crítica, tú no estás demostrando y debes buscar el porqué no y corregir el error, sea cual fuere.


Jesús nos enseñó a demostrar nuestra conciencia. Siempre traes a demostración aquello que tienes en la mente. ¿Qué clase de mente tienes? No te lo voy a decir, y no dejes que nadie te lo diga tampoco, porque ellos no lo saben. Aquellos que simpatizan contigo te dirán que tu mentalidad es mejor de lo que es; aquellos a quienes no les caes bien, te dirán que ¡es peor! Así que no le preguntes a nadie sobre tu mentalidad, sino examínate tus condiciones y verás lo que estás manifestando. Este método es científico e infalible.


Si un ingeniero mecánico está elaborando un nuevo diseño para un motor de automóvil, si va a hacer algo diferente en las válvulas por ejemplo, él no dice: “Me gustaría saber lo que Smith piensa de esto. La tengo amistad a Smith, si a él no le gusta esto no lo hago”. Ni tampoco él se dice: “No voy a poner en práctica esta idea porque viene de un francés y no me gusta esa gente”. El es impersonal en este caso y no se deja embargar por la emoción. Él dice: “Voy a probarlo y se decide por los resultados que obtenga”. Entonces lo prueba, observando los resultados cautelosamente y decide de acuerdo a éstos. El ni llora ni ríe, ni se excita, ni le da un martillazo a la mesa, sino que hace la prueba de la idea científicamente y sólo juzga por los resultados.


En esta forma es como debe usted manejar su mentalidad. Usted es quien demuestra el estado de su mente en todo momento. Usted experimenta en lo externo lo que en realidad piensa en lo interno. Este es el significado del refrán:”Así  como es adentro es afuera”. Nótese que en la Biblia la palabra “dentro” significa pensamiento y la palabra “fuera”,   la manifestación, experiencia. Por eso Jesús  dijo que el reino de los cielos (salud, armonía, libertad), está dentro. El pensamiento armonioso trae  vida armoniosa. El   pensamiento de miedo, ira,   trae sufrimiento y frustración.

Esto me trae a mí al punto más importante de lo que quiero decirles, es decir si deseas cambiar tu vida, si deseas estar saludable, joven, próspero y sobre todo si deseas estar más cerca de Dios – y sé que ustedes sí quieren -  debes cambiar tus pensamientos y mantenerlos cambiados. Este es el secreto para controlar tu vida, y no hay otro camino. Jesús mismo no hubiera podido lograrlo en otra forma porque ésta es la ley cósmica. Cambia tu pensamiento y mantenlo cambiado. Se nos ha dicho esto desde que el movimiento metafísico comenzó. Lo escuché por cerca de cuarenta años en Londres en esta forma sencilla, pero muchos somos muy lentos en la realización de su importancia. Si deseas cambiar alguna condición en tu vida, deberás cambiar tu manera de pensar sobre la misma y mantenerte en el cambio. Entonces la condición cambiará de acuerdo. Todo lo que alguien puede hacer por ti es tratar de que cambies tu manera de pensar. Esto es lo que un metafísico puede hacer por ti, pero tú tienes que mantener el cambio. Nadie puede pensar por ti.

Cambiar de manera de pensar y mantener el cambio es la forma de edificar un nuevo equivalente mental; este es el secreto del logro. Ya tienes el equivalente mental de todo lo que hay en tu vida hoy; y deberás destruir esos moldes de lo que no deseas más y así desaparecerán de tu vida. Deberás hacer un molde nuevo por un equivalente mental de lo que deseas ver manifestado en tu vida.

Por supuesto que cambiar tu manera de pensar por un corto tiempo es la cosa más fácil del mundo. Todos lo hacen después de asistir a una conferencia metafísica. El ambiente excelente, las instrucciones positivas hacen sentirse optimista. El maestro recuerda a la audiencia la Verdad del Ser, y ésta piensa “Yo creo en esto, voy a ponerlo en práctica”, pero en cinco minutos  más tarde después de salir de la conferencia, se olvidan. El problema con la mayor parte de los estudiantes no es que no cambian su pensar, sino que no lo mantienen cambiado.

Si deseas salud, debes cesar de pensar en enfermedad y miedo; debes hacer el hábito de pensar en salud y armonía. No hay enfermedad a menos que exista el temor. Nada te puede afectar adversamente si no fuera por el miedo que le tienes. Cada quien tiene muchos miedos en el subconsciente de los cuales no está consciente, pero ellos trabajan de igual forma.

Cambia tu manera de pensar y mantén el cambio no por un momento o diez días seguidos sino firme y constantemente. Entonces edificarás un nuevo equivalente mental y un equivalente mental es demostrado siempre.

El secreto de la armonía y el éxito está en concentrar tus pensamientos en la armonía y el éxito.  Por eso yo enseño que la atención es la llave de la vida. Aquello en lo que pones tu atención y te concentras, se manifiesta en tu vida, porque tú estás edificando un equivalente mental.

Muchos fallan en concentrarse con éxito porque creen que la concentración significa esfuerzo de voluntad.  En sí tratan de concentrarse en sus músculos, y los vasos sanguíneos. Fruncen el entrecejo. Aprietan los puños. Sin querer están pensando en un taladro y creen que mientras más fuerte aprieten, más ligero es el resultado. Pero todo esta es incorrecto.

Olvídate del taladro y piensa en una cámara fotográfica. En una cámara no hay necesidad de apretar muy fuerte. Aquí el secreto está en el enfoque, si deseas retratar algo, enfocas eso con el lente, serena firme y persistentemente por el tiempo necesario.


Suponiendo que deseo retratar un florero con flores: ¿Qué hago?  , bueno, no lo aprieto violentamente  contra el lente de la cámara. Esto sería tonto. Pongo el florero frente a la cámara y lo dejo allí. Pero suponiendo que después de unos minutos muevo el florero y pongo un libro frente a la cámara y luego lo muevo también y pongo una silla y pongo las flores detrás por un momento, etc. ¿Saben uds.  Lo que le ocurrirá a mi foto? Saldrá borrosa. ¿Y no es esto exactamente lo que la gente hace con  sus mentes cuando no mantienen sus pensamientos concentrados  en algo por el tiempo necesario? , Piensan en salud por unos minutos, pero luego piensan en la enfermedad o el miedo. Piensan en la prosperidad, luego en la escasez y en la depresión. Piensan en cuerpos perfectos, luego en la vejez, sus dolencias, achaques. ¿Hay entonces duda de por qué el hombre es tan dado a demostrar una “imagen borrosa”?. 


Nótese cuidadosamente que no he dicho que se tome un pensamiento y se trate de tener por la pura voluntad. Esto es incorrecto. Debe dársele rienda suelta a varios pensamientos a entrar a su mente, uno naturalmente, llevando al otro, pero todos deben ser positivos, constructivos, armoniosos, encaminados a tu deseo, y debes pensar con serenidad y sin esfuerzo. Entonces obtendrás el equivalente mental del éxito y el éxito se demostrará; éxito, salud, relaciones sociales, en tu trabajo, en tu desarrollo espiritual.


Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capitulo 54 - Volumén 2.  El Equivalente Mental