Eres lo que Tus Creencias han Formado

“Ya sea que creas que puedes o Que no puedes, tienes razón” - Henry Ford 
En este capítulo quiero darte los elementos necesarios que sumados a los capítulos anteriores quedes plenamente convencido que:
¡Es posible para ti, lograr cualquier cosa que te propongas! 
Parece que todo el mundo es experto en lo que NO se puede lograr. Tan pronto expresas tus ideas, recibes miles de razones de porqué no es posible. Pero, me pregunto: ¿Cómo es que ellos saben que no se puede, acaso ellos ya lo intentaron? 

¿Qué hubiera pasado si los inventores escucharan los comentarios negativos del común de la gente? 

Recuerda que, volar, transmitir imágenes y sonidos a largas distancias, estar conectado con todo el mundo a través de una computadora y llegar a la luna; fue alguna vez imposible. Este taller fue creado para restarle fuerza a esas creencias que limitan tus posibilidades, a esos aprendizajes negativos que dicen que no puedes lograr lo que te propones, a cualquier pensamiento que te detenga en tus proyectos y tus planes.

Eres un ser humano y compartes con todas sus características y capacidades. Si una sola persona es capaz de lograr sus objetivos, tú lo eres también. 
Llegó el momento de dejar de preocuparte por lo que puede ir mal y enfocarte en lo que quieres. Es hora ya de dejar de frenar tu desarrollo. Nada necesitas, estás lleno de posibilidades y, si no permites que salgan, que se aprovechen, se perderán para siempre. 

Este es el mensaje principal de este capítulo:
  1. Esa meta que tienes, es posible de alcanzar. 
  2. Tú puedes mejorar la calidad de tu vida. 
  3. Tú puedes mejorar cualquier aspecto de tu personalidad. 
  4. Tú puedes ser más feliz. 
  5. Tú puedes ser más próspero. 
  6. Tú puedes. 
  7. ¡Claro que puedes! 
Walt Disney dijo: "Si se puede soñar, se puede, lograr"

Realidad y Verdad. 

Comúnmente usamos las palabras realidad y verdad indistintamente, sin embargo, tienen significados diferentes: 

La realidad es una, es general y no depende de nuestros pensamientos. La verdad es subjetiva, personal y puede variar. Un ejemplo: 

"Había tres personas en una construcción. Todos hacían el mismo trabajo, pero cuando se les preguntó a cada uno, qué estaban haciendo, las respuestas fueron diferentes: 

  1. Rompiendo piedras- contestó el primero. 
  2. Ganando mi sustento- dijo el segundo. 
  3. Ayudando a construir una catedral- dijo el tercero."
Peter Schultz 

En este caso, la realidad es una: tres hombres trabajan en una construcción y cada uno tiene una verdad diferente. Tu verdad es lo que tú piensas de la realidad. 
Toma por ejemplo un día lluvioso, la realidad es solamente que llueve. La verdad para un agricultor es que es una bendición, porque su cosecha se verá beneficiada; la verdad para un hombre que acababa de lavar su auto es, que se arruinó su esfuerzo. 

La realidad es lo que pasa, lo que es, los hechos. La verdad varía para cada quien porque es su propia interpretación de la realidad; es subjetiva. 

Subjetividad..... ¿Y eso con qué se come? 

Nuestra mente trabaja comparando todo lo que hemos aprendido con lo que estamos viviendo en este momento. Es inevitable que cuando ves, oyes, hueles, sientes o pruebas algo, tu mente busque recuerdos y aprendizajes anteriores sobre el tema y los compare con los nuevos datos que recibe. Así es cómo aprendemos. 

Interpretar algo, es comparar lo que está sucediendo o lo que estamos viviendo con todo lo que sabemos, con lo que creemos que somos, con nuestra historia y llegar así a una conclusión. 

Subjetividad significa, básicamente, que la realidad es vista por cada uno de nosotros de manera diferente. Es por eso que todos tenemos puntos de vista diferentes y es por eso que algunos ven oportunidades donde otros ven problemas. 

Otro ejemplo: 
Una persona en una oficina decide un día, sin razón aparente, llevar regalos a sus compañeros de trabajo. Pasa por una tienda de dulces y les compra un chocolate a cada uno. 

La realidad es esta: Una persona obsequió golosinas en la oficina. 

La interpretación es diferente para cada uno:
  1. Qué amable y que buen detalle- piensa el primero. 
  2. Esta persona algo quiere de mí- piensa el segundo. 
  3. ¡Qué calamidad! Ahora yo tendré que regalarle algo- piensa uno más.
Cada uno de ellos interpretó el suceso mezclándolo con su propia personalidad, con sus creencias, sus expectativas y su historia. 

¿Te das cuenta entonces, de que no podemos conocer la realidad tal y como es sino, nuestra propia versión de ella? 

Para explicarte esto mejor, imagina que tienes puestos unos lentes que no te puedes quitar. Le voy a llamar los lentes de la subjetividad: 

Estos lentes los has ido formando tú mismo con tus experiencias, tu historia de vida, tus creencias y tus expectativas. Cada uno de estos factores les ha dado una graduación especial y una diferente coloración. 

Todos tenemos lentes diferentes porque nuestras historias y experiencias han sido diferentes. 
Aquella persona cuya vida ha estado llena de desilusiones, ve sus relaciones con desconfianza y piensa que la gente le va a desilusionar. 

Otra persona que aprendió a ser optimista y que su historia ha estado llena de satisfacciones, ve en todo oportunidades. Como dicen por ahí, ve todo de color de rosa. 

Es normal que distorsionemos todo lo que vemos para adaptarlo a nuestra forma de ser, hasta cierto punto. 

Uno de los factores que determinan que una persona sea declarada psicótica es que no tenga juicio de realidad, es decir, que sus lentes de subjetividad distorsionan exageradamente la realidad. 
Pero, ¿qué tiene que ver todo este rollo con ser optimista y positivo? 

Bueno, pues tiene todo que ver. En cada suceso de tu vida hay tantos factores positivos como negativos en los que te puedes enfocar. 

Donde una persona ve desastre, otra puede ver una bendición y con un poco de práctica; tú puedes controlar cómo quieres interpretar los sucesos de tu vida. 

Otra forma en que se relaciona este programa con todo lo anterior es que tú interpretas la realidad de acuerdo a tus creencias y expectativas y este material está enfocado a motivarte a cambiar las creencias que te hacen ver la vida de forma negativa o de una forma que no te ayuda a ser como quieres ser o a sentirte como tú quieres sentirte.

Continuará...

COMPARTE lo positivo {+}en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.¡Gracias, amores!🙏
Del Taller de Autoestima Volumén 1 de Juan Carlos Fernández