La ley de la manifestación

La ley de la manifestación


Aquí vamos al aspecto más profundo de la manifestación y cómo puedes usar esta ley para manifestar tus deseos.

La ley de la manifestación

La Ley de la Manifestación se trata de la creación. Es crear lo que quieres. La fuente de manifestación es el pensamiento.

De los pensamientos se convierten en imaginación que lleva la energía del Universo y hace realidad.

Todas las imaginaciones tienen el potencial de ser reales.

Es muy sutil, pero la manifestación lleva una energía concentrada en la dirección de lo que quieres.

La ley de la manifestación


Tienes que darte cuenta de que eres un creador de tu realidad, que cada paso que das es una creación a nivel energético o cuántico porque estás interactuando con el Universo con cada paso.

Y no pretendo leer esto y decir “Ahora soy un Creador”.

No puedes saber que eres un creador o saber cómo manifestarte leyendo un artículo.

Tienes que Convertirte en ello a través de la experiencia.

Para ello, medita en ser Uno con el Universo y siente cómo estás conectado con todo lo que te rodea.

Siempre estas Manifestando

Siempre te estás manifestando porque nunca es estacionario.

Desde el momento en que te despiertas, levantas la mano y tomas una decisión, creas el camino por el que caminas.

Por ejemplo, si nunca te levantas de la cama, no puedes crear las oportunidades que solo existen fuera de tu cama.

Y es posible que cada mañana no seamos conscientes de lo que estamos creando todos los días.

A veces incluso podemos creer que es imposible levantarse de la cama. Damos excusas para no levantarnos de la cama. Pensamos que el destino nos obliga a quedarnos en la cama.

¡Qué ridículo dirías!

Pero todas nuestras manifestaciones son como el ejemplo de la cama y podemos encontrar que es ridículo una vez que superamos nuestras creencias limitantes.

Cuando tomamos conciencia de lo que pensamos, sentimos y actuamos, podemos cambiar el rumbo de nuestra vida.

Nuestra manifestación comienza con nosotros mismos. Todo cambio comienza con la conciencia.

El conductor de la manifestación

Pero, ¿quién está haciendo la manifestación? ¿Quién es el conductor de la manifestación?

Por un lado, NO es tu mente consciente.

Es tu mente inconsciente la que dirige del 95 al 99% de tu vida, según los neurocientíficos.

El Dr. Bruce Lipton ha demostrado que nuestros genes están controlados por la forma en que percibimos e interpretamos la realidad.

Si vemos el mundo positivamente, nuestra vida refleja nuestra programación. Si estamos abiertos a nuevas experiencias, las experimentaremos.

Entonces, ¿qué significa esto?

Si quieres manifestar, accedes a tu mente inconsciente.

Si intenta conscientemente y se esfuerza por hacer algo, encontrará resistencia en su mente subconsciente.

Y lo que resiste persiste.

Si no cambiamos primero la creencia limitante en nuestra mente inconsciente, ningún pensamiento o afirmación positiva tendrá ningún efecto.

Cuando nos estamos manifestando, primero veamos la posibilidad y luego la realidad de nuestra manifestación.

Nuestra percepción de la realidad debería ser la primera manifestación antes de manifestar nuestros deseos.

Sincronicidad y Manifestación

La sincronicidad son las coincidencias significativas que suceden en nuestra vida.

Pero, ¿es mera coincidencia o algo más?

Carl Jung creía que la Sincronicidad no era una mera coincidencia sino la manifestación de algunas dinámicas.

Este patrón es una conexión que no se explica por causa y efecto.

Lo que demostró el experimento “Observer Effect” fue que la materia y la conciencia interactúan a nivel cuántico. Una partícula se mueve cuando hay un observador.

Esto solo muestra para decirles que el mundo subjetivo, nuestro mundo interior, está conectado con el mundo exterior.

Como siempre estamos manifestando, nuestro mundo interno está interconectado con el Universo.

¿Qué puedo hacer con la ley de manifestación?

Así que ahora que aprendiste que:

  • La manifestación eres Tú en la creación
  • El conductor es tu mente inconsciente.
  • Nuestro mundo interior está interconectado con el mundo exterior.
Podemos llegar a conocernos a nosotros mismos, a nuestro yo inconsciente y verdadero. Y desde esa posición, podemos manifestar nuestros deseos en la realidad.

En otras palabras:

“Sé el cambio que deseas ver en el mundo” – Mahatma Gandhi

¿Por qué?

Manifiestas lo que eres, no lo que quieres.

Vea primero quién es usted y cómo encaja en su nueva manifestación.

Todo comienza con la realización, la conciencia y la percepción de tu realidad.

Aquí hay algunos pasos para manifestar lo que quieras:


1.- Ten claro lo que quieres. Pide y recibirás, ¿verdad? Entonces, el primer paso es tener claro qué es lo que quieres. Tómate un tiempo para escribir un diario al respecto. Medita en ello. Sé realista contigo mismo sobre lo que es realmente importante y lo que realmente necesitas y quieres. Una vez que sabes lo que es, es hora de pedirlo.

2.- Pídelo al Universo. Entonces, lo pides. Una cosa es tener una lista de las cosas que quieres, pero el siguiente paso es amplificar ese mensaje al Universo. Cuando el Universo tiene muy claro lo que quieres, ayudará a que las cosas encajen en su lugar para que obtengas exactamente lo que estás tratando de manifestar. No lo dejes al azar, di lo que quieras. Dilo a menudo y sé específico al respecto.

3.- Se específico. No basta con pedir lo que quieres. Puede terminar consiguiéndolo y no es lo que realmente esperaba o deseaba. Es imperativo que seas muy específico. No se limite a decir que quiere ganar más dinero. Puede obtener un aumento de $0.50 o encontrar algunas monedas en la calle. Si lo que realmente está buscando es $2,000 más al mes, o $25,000 más al año, pídalo específicamente. Es un paso muy importante en el proceso.

4.- Toma medidas para alcanzar tus metas por ti misma. Ahora, necesitas encontrarte con el Universo a mitad de camino. Sal ahí fuera y empieza a tomar acción. Comienza a hacer las cosas que te ayudarán a alcanzar tus metas. No puedes simplemente sentarte y desearlo. Necesitas mostrarle al Universo que estás dispuesta a hacer tu parte. Toma acción y no dejes de tomar acción hasta que alcances tus metas y comiences con la siguiente.

5.-Confía en que sucederá. También es importante que realmente confíes en el proceso. Si tiene dudas, creará bloques (más sobre esto más adelante). Cuando no crees completamente que va a suceder, se interpone en tu capacidad de manifestar y recibir.

6.- Recibir y reconocer con gratitud. Puede que no lo sepas, pero el Universo siempre te está ayudando. Hay pequeños letreros a nuestro alrededor todos los días, pero a veces los pasamos por alto. Tienes que abrir los ojos y abrir el corazón. Agradece cuando veas señales del Universo y te seguirá dando más de lo que quieres. Una excelente manera de comenzar con esta idea es crear un diario de gratitud. Trate de escribir al menos 10 cosas cada día por las que está agradecido. También debes incluir todo lo que sucedió ese día para acercarlo a tus objetivos y las cosas que estás tratando de manifestar.

7.- Eleva tus vibraciones. También es muy importante que mantengas tus vibraciones altas. Necesitas sentir alegría todos los días. Esto puede sonar difícil si no estás realmente donde quieres estar en la vida, pero con la práctica, puedes aprender a hacerlo. Tú tienes el control de tu propia felicidad. Tienes la oportunidad de elegir sentir alegría, o no. Pasa tiempo pensando en positivo, agradeciendo, meditando o haciendo algo que te haga feliz y mantenga tus vibraciones altas. Mantenerte en un estado de ánimo positivo es la mejor manera de asegurarse de seguir atrayendo más cosas positivas a tu vida.

8.- Elimina bloqueos y resistencias. Ahora, tenemos que hablar de bloques y resistencias. Si no estás manifestando lo que quieres en la vida, es muy probable que algo que estas haciendo se interponga en tu camino. Las resistencias incluyen dudas, miedos, remordimientos, ansiedad, frustraciones, procrastinación, dolor y resentimiento. Todos estos se interpondrán en el camino de tu capacidad de manifestarse.

Ahora que ya tienes claro como manifestar, estas lista para comenzar. ¿Por qué no inicias ahora mismo con una pequeña meta de 24 horas que puedas medir fácilmente? Cuando vea los resultados, estarás aún más motivada para seguir haciéndolo. ¡Pronto serás una maestra en manifestar lo que quieras!

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.

📚 Otros están leyendo...