6 maneras de mejorar tu salud espiritual

6 maneras de mejorar tu salud espiritual

Mucha atención se centra en la importancia de nuestra salud física y mental, pero ¿qué pasa con nuestra salud espiritual?

Resulta que nuestra mente, cuerpo y espíritu están profundamente entrelazados. La salud de uno puede afectar significativamente la salud de otro. Si bien la espiritualidad no lo curará, te ayudará a sobrellevar el dolor y navegar por aguas turbulentas.

Pero ¿qué es la salud espiritual? ¿Requiere ideales y creencias religiosas, servicios religiosos, culpa y expiación? Es posible que te sorprendas al saber que no hay un solo camino que uno deba tomar para ser espiritualmente saludable; es diferente para todos.

“Algunas personas experimentan la espiritualidad a través de la religión, pero la religión no es la única herramienta para experimentarla”, dijo Carrie Wester, capellán del Banner Behavioral Health Hospital  en Scottsdale, Arizona.

“La espiritualidad es una sensación de bienestar interno y cómo te conectas con algo más grande que tú mismo, ya sea un poder superior, la naturaleza, la música, el arte o la humanidad en su conjunto. Son los ideales y creencias que formas a lo largo de tu vida los que forman tu propia espiritualidad única".

6 maneras de mejorar tu salud espiritual

¿Cuáles son los beneficios de la salud espiritual?


Los beneficios de ser una persona espiritual son infinitos. “Puede crear un sentido de propósito y pertenencia, ayudarte a sentirte más tranquila y consciente y generar esperanza cuando las cosas no van como deseas”, dijo Wester. “Lo más importante es que la espiritualidad pueda brindarte esperanza cuando no parece haberla. Muchas prácticas espirituales pueden ayudarte a encontrar o hacer la paz”.

Formas de mejorar tu salud espiritual


Algunas personas encuentran la espiritualidad a través de la religión; otros no. No hay una forma correcta o incorrecta de lograr la salud espiritual.

Trabajar para mejorar tu salud espiritual puede darle a tu vida un significado más profundo y motivarte a enfocarte en más que los elementos físicos de tu estilo de vida. Si no está seguro de por dónde empezar, aquí hay algunas formas de ayudarte a iniciar.

1. Encuentra una salida creativa

Expresarte a través de una salida creativa es una forma de mejorar tu salud espiritual. No te preocupes si no eres un artista; hay muchos otros medios creativos que puedes probar que no implican pintar, dibujar, etc. Puedes cocinar, tejer, coser, bailar, tomar fotos, codificar o escribir.

2. Medita

La meditación, la práctica de la atención plena o cualquier otro método que te ayude a volver al momento presente una y otra vez son excelentes prácticas para el bienestar espiritual.

Una práctica de meditación se trata realmente de entrenarte a ti mismo para concentrarte. Tomar de cinco a quince minutos del día para sentarse en silencio y observar los pensamientos puede ayudarte a ser más consciente de tus creencias.

Cuando prestas atención al momento presente y haces lo correcto, ahora mismo, crearás un mejor mañana y tus sueños de ayer serán agradables para recordar.

3. Practica la gratitud

Pasar unos momentos del día pensando en las cosas por las que estás agradecido y que aprecias en tu vida puede ayudarte a mantener una mentalidad más positiva. Agradece las pequeñas cosas que notas a lo largo del día.

No te pongas celosa de otros que han logrado más que tú, siéntete satisfecha con tus logros para mantenerte mentalmente dichosa.

4. Establece metas significativas

Establecer una intención antes de una tarea diaria, como un entrenamiento, puede ayudarte a crear significado y propósito en torno a cómo pasas tu tiempo.

Cuando establece metas significativas, te siente inspirada y emocionada por despertarte cada mañana. Incluso, puedes comenzar a ver cómo los desafíos del pasado te han ayudado a adquirir las habilidades y la mentalidad para lograr tus sueños hoy. Antes de escribir tus objetivos, tómate un momento para entrar y encarnar tu verdadero y auténtico “yo”. Asegúrate de que las metas que establezcas se alineen con la parte más verdadera y profunda de ti.

5. Diario

Escribir un diario es otra forma en la que puedes volverte hacia adentro y explorar tu diálogo interno. Apuntar tus pensamientos puede conectarte con tu ser interior y ayudarte a comprender tus acciones en la vida. Pasar unos minutos con un diario también puede ayudarte a aclarar tus pensamientos y a tomar mejores decisiones.

6. Pasa tiempo en la naturaleza

La naturaleza es la gran sanadora. Conectarse con la naturaleza te permite restablecer, actualizar y realinearte con tu verdadero yo. Para muchos de nosotros, también puede ofrecer una experiencia espiritual profundamente personal. Ve si puede encontrar unos minutos todos los días para caminar afuera y respirar el aire fresco. Durante este tiempo, practica la atención prestando énfasis tanto a tu mundo interior como al exterior. Una práctica profunda para conectarse con la naturaleza es pararse en su patio trasero con los pies descalzos tocando la tierra mientras observa el cielo.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.

Otros estan leyendo ..