Test: Descubre si siempre quieres tener el control de la situación

Test: Descubre si siempre quieres tener el control de la situación

Es comprensible querer tener el control de la vida, y hay un nivel saludable de observación que todos debemos mantener para dirigir nuestras vidas y perseguir nuestras metas y pasiones. Sin embargo, si has llegado a un punto en el que te preguntas: ¿Estoy controlando? es probable que hayas pasado el punto de control saludable. Cuando la necesidad de control se vuelve excesiva, puede causar más daño que bien a tus relaciones, trabajo y sensación general de bienestar.

¿Eres una persona que necesita mantener el control sobre todos los aspectos de tu vida, o tal vez simplemente prefieres dejarte llevar por la corriente de los acontecimientos?

Esta pequeña duda, concerniente a tu personalidad,   puede ser  eliminada fácilmente simplemente  observando la imagen  y respondiendo lo primero que visualizaste. Este sencillo test de personalidad consigue  revelar  de forma exhaustiva  este rasgo de nuestra forma de sery si además quieres  averiguarlo  simplemente tienes que decirnos con sinceridad:

Test: Descubre si siempre quieres tener el control de la situación

¿Qué fue lo primero que captaste en la imagen?


1. El rostro de una mujer

Si lo primero que reconociste en el dibujo fue el rostro de una mujer, eres una personas que nunca sientes la necesidad de dominar una situación y de mantener el control de cada aspecto de tu vida. Sabes distinguirte de los demás por algunas cualidades particulares, como la inteligencia y la responsabilidad.

Eres un individuo que muestra confianza y respeto, y eres visto como un excelente consejero. Cualquier problema que se abra paso en tu vida es visto como una posible nueva experiencia y no tienes miedo ni de tener que afrontarlo ni de las consecuencias que podría tener en tu futuro.

2. Aves

Si son las aves la que has podido distinguir, sin duda puedes definirte como un verdadero manipulador. Para ti, la vida siempre debe estar en tus manos y nunca dudas en modificar cada historia que gira a tu alrededor simplemente para ser el promotor de tu destino tú mismo.

Sientes una fuerte necesidad de manifestar control tanto en las acciones que te afectan directamente como en las de las personas que te rodean. Planificas cada movimiento que tengas que hacer y no dejas nada al azar. Tus objetivos están bien delineados en tu mente y rara vez renuncias a uno de ellos sin antes cumplirlo por completo.

¿Cuál fue lo primero que captaste?

Déjanos tu comentario y comparte con tus amigos en tu red social favorita. ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest!

Ilustración: Octavio Ocampo