La importancia de la gratitud

La importancia de la gratitud

En una escala general, la gratitud se puede considerar como un estado mental: estás conscientemente agradecido por las cosas y las personas en tu vida. La gratitud también se puede considerar como pequeños actos de reconocimiento de qué y por quién estás agradecido, como llamar a tu mejor amigo y decirle lo mucho que significa para ti. Es un acto de expresar su gratitud con el que muchos pueden resonar.

Es posible que hayas leído o escuchado sobre la gratitud en grandes volúmenes cuando se trata de positividad, salud y bienestar.Se ha convertido en una de las piedras angulares para vivir una vida consciente y en una herramienta utilizada por muchos para lograr la felicidad, la paz y el bienestar.

Este artículo profundizará en qué es la gratitud, por qué es importante y cómo puede implementarla de manera más consciente en tu rutina diaria.

La importancia de la gratitud

¿Qué es la gratitud?

Según Robert Emmons, un destacado científico experto en el tema, la gratitud es “una afirmación de bondad. Afirmamos que hay cosas buenas en el mundo, regalos y beneficios que hemos recibido”. Esto sugiere que la gratitud es más que simples acciones; es una intención que nos hablemos a nosotros mismos que afirma las cosas buenas y las personas en nuestra vida.

Emmons continúa explicando que la gratitud también es el reconocimiento de que las cosas buenas de nuestra vida a menudo provienen de fuentes externas. Si crees en un poder superior o eres de naturaleza espiritual, la gratitud se convierte en una ofrenda de agradecimiento a cualquier cosa en la que elijas creer.

Piensa en algo o en alguien por quien estés agradecido. En un momento de agradecer por esta cosa o persona que ha entrado en tu vida, imagina dónde se está ofreciendo ese "agradecimiento": quizás Dios, el Universo, algo esotérico que crees que te cuida, etc. Esto es lo que quiere decir Emmons. cuando habla de fuentes externas: en agradecimiento, estamos ofreciendo nuestro agradecimiento por lo que tenemos en la vida, sabiendo que las personas y las cosas nos llegan de lugares aparentemente divinos o del azar.

Emmons también llama a la gratitud, en este contexto, la “emoción que fortalece la relación”. Nos recuerda que los demás nos apoyan y nos aman constantemente y mostrar gratitud por esas personas es afirmar su apoyo. Por tanto, la gratitud también se puede pensar como una emoción, ya que es desde nuestro estado emocional que sentimos gratitud y somos capaces de expresarla.

Por último, la gratitud también se trata de “pagar hacia adelante”. El sociólogo Georg Simmel llama a este acto “la memoria moral de la humanidad”. Va de la mano que cuando nos sentimos agradecidos y compartimos eso con los demás, fomenta que la energía de la gratitud se transmita de persona a persona. Nos inspira a mantener el impulso amoroso y, por lo tanto, a “devolverlo” a otra persona. Simmel cree que así es como ha existido la gratitud a lo largo de los años: en lazos fortalecidos entre personas que compartieron su gratitud con los demás.

¿Por qué es importante la gratitud?

Ahora que sabes qué es la gratitud, ¿por qué es importante? Según una plétora de investigaciones en psicología positiva, la gratitud se ha correlacionado fuertemente con una mayor felicidad y alegría. Si suscribimos la teoría de que los pensamientos crean nuestra realidad, podemos ver fácilmente cómo se desarrolla esta investigación.

Piense en algo o alguien que le brinde pura alegría. Cuando piense en esta persona o cosa, comience a notar cómo se siente en su cuerpo. Probablemente, sentirá una gran sensación de apertura en su corazón, o sentimientos de mariposa de excitación en su vientre.

Estas sensaciones físicas te llevan a sentirte agradecido por esta cosa o persona específica. De hecho, es posible que se sienta más ligero, más en paz y más feliz. Practicar la gratitud de esta manera conduce a más alegría sin mucho esfuerzo:es fácil ser feliz cuando estás agradecido.

Ahora piense en algo o alguien que le cause dolor o tristeza. Observa cómo te hace sentir esta persona o cosa, incluso si es desagradable. ¿Tiene sensaciones de pesadez? ¿Tus pensamientos y sentimientos se vuelven negativos?

Centrarse en lo negativo genera más negatividad. Uno alimenta al otro de la misma manera que la gratitud produce más alegría. Por lo tanto, desde una perspectiva de salud mental, la gratitud juega un papel muy importante en cómo atendemos nuestra positividad y, por lo tanto, nuestra felicidad.

Además, la salud mental está estrechamente relacionada con la salud física. Cuando estamos mental y emocionalmente en un buen lugar, nuestra salud física sigue: tenemos más energía, dormimos mejor, hacemos mejores elecciones dietéticas, respiramos mejor, etc.

Del mismo modo, cuando estamos profundamente sumidos en la negatividad, nuestra salud mental sufre. Somos más propensos a la depresión y la ansiedad, y esto causa presión arterial alta, insomnio, dolores corporales y una gran cantidad de otros síntomas y enfermedades. Practicar la gratitud es una herramienta mediante la cual aseguramos nuestra salud óptima y saludable.

¿Cómo practicar la gratitud?

Ahora que sabe qué es la gratitud y por qué es importante, vale la pena señalar algunas formas de practicar la gratitud en tu rutina diaria. Estas sugerencias no tienen por qué ser complicadas ni llevar demasiado tiempo: cuanto más sencillas, mejor. ¡Es la intención lo que cuenta!

1. Inicia un diario de gratitud

Ya sea que hagas esto por la noche o a primera hora de la mañana, elabora una lista de todo lo que agradeces. Empieza por enumerar de 3 a 5 cosas, y podrás avanzar más tarde si lo deseas. Te sorprenderá de cómo esto puede cambiar tu perspectiva y mejorar tu día.

2. Elabora un frasco de gratitud

Por cada momento de gratitud, escribe una nota en una hoja de papel y colócala a un frasco. En la víspera de Año Nuevo, abre las notas y recuerda todos los maravillosos momentos por los que estuviste agradecido durante todo el año.

3. Escribe una carta

Tómate un tiempo para escribir una carta a alguien por quien estés agradecido. ¡Las cartas escritas a mano llevan tanta energía amorosa! No solo está compartiendo tu gratitud con esta persona, sino que esa persona puede sentirse inspirada para retribuirla a otra persona.

Algunos días, es posible que no puedas expresar gratitud. Esto puede deberse a que estás pasando por un momento difícil o te enfrentas a un desafío sin precedentes. Aprovecha este momento para practicar la gratitud de todos modos. Identifica el desafío al que te enfrentas y piensa qué lado positivo o lección de vida vives en este desafío. Luego, ofrece tu gratitud por darte sabiduría, fuerza y ​​coraje.

Pensamientos finales

La gratitud se puede considerar como una emoción, un estado mental o una afirmación de algo o alguien bueno en tu vida. Cualquiera que sea la forma que elijas para definirlo, es una elección personal que está destinada a acercarte a la alegría y la felicidad.

La importancia de practicar la gratitud, en pequeños pasos a lo largo del día, es una herramienta vital para mantener una salud mental, física y emocional óptima. También actúa como una onda de positividad en tus relaciones, círculos sociales y comunidad. Todos podemos practicar la gratitud y pagarla por un mundo mejor y más amable.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.

Lo que otros están leyendo...

Siguenos en Telegram
Autor: Aleksandra Slijepcevic
Profesora de yoga Vinyasa