¿Sientes que algo falta en tu vida? ✨

“Hay una parte de cada ser vivo que quiere convertirse en sí mismo, el renacuajo en la rana, la crisálida en la mariposa, un ser humano herido en uno sano. Eso es espiritualidad.” Ellen Bass

Muchos de nosotros somos impulsados por la inquietud interior y el anhelo. Una sensación de que algo falta en la vida, aunque es difícil poner el dedo en lo que es.
Tenemos la creencia (aunque no seamos conscientes de ello) de que cuando tenemos una mejor relación, un trabajo más satisfactorio, más dinero, las próximas vacaciones, un mejor cuerpo o un sin número de otras cosas que nos sentiremos satisfechos, que nuestra vida se sentirá más completa.

Sin embargo, cuando tenemos una nueva relación, más dinero o lo que sea, todavía sentimos que debe haber más. Entonces, ¿qué es lo que realmente estamos buscando?

En el corazón de esta búsqueda está la necesidad de saber quiénes somos y por qué estamos aquí. ¿De qué es este viaje que llamamos vida?

Esta sensación de que algo falta es a menudo una invitación a ser más conscientes de nuestra esencia y de quiénes somos más allá del nivel superficial de nuestra vida.
¿Qué significa si sientes que algo falta en tu vida?
Personalmente experimenté un sentimiento de lo que llegué a llamar "hambre de alma" en mi propia vida que se manifestó como problemas de salud relacionados con el estrés, problemas de relación y falta de significado y propósito.

Esta hambre de alma es una invitación a embarcarnos en un viaje interior para entendernos mejor y arrojar las creencias limitantes que nos impiden convertirnos en nuestro mejor y más auténtico yo.

A menudo sucede en un momento de nuestra vida en el que somos muy conscientes de que tenemos mucho por lo que estar agradecidos.
Notamos un tirón interior de la guerra entre la parte de nosotros que nos dice que debemos estar agradecidos y la otra parte de nosotros mismos que nos dice que debe haber "más" y si sentirse perdido y confundido no es suficiente, también nos sentimos solos porque encontramos que la mayoría de la gente no entiende lo que estamos experimentando. Recibimos el mensaje- "¿Tienes tanto y eres tan afortunado de lo que podría faltar en tu vida?"

Si esto es lo que sientes, lo entiendo porque he estado allí y he experimentado estos mismos sentimientos que eran confusos e inquietantes. Experimenté una noche oscura del alma y realmente estaba sufriendo a pesar de que tenía tanto por lo que sentirme agradecida.

¿Qué son esos sentimientos internos que nos tratan de decir algo?

Empecé a ver un patrón en las personas que eran mi mentor y por lo general se reduce a tres cosas:

Podemos estar desconectados de nuestro yo auténtico.

En este escenario, hemos estado tan ocupados centrándonos en otras personas o cumpliendo con los muchos roles en nuestras vidas que perdemos contacto con nosotros mismos.  Es posible que hayamos puesto mucho tiempo y energía en criar una familia, y/o trabajo y luego algo cambia y nos quedamos preguntando- ¿Quién soy yo sin estos roles o este trabajo? ¿Qué se supone que debo "hacer" ahora?

No es raro perder de vista nuestros únicos propios valores, dones, necesidades y lo que nos hace sentir más vitales y vivos.

Nuestro auténtico yo, puede ser enterrado fácilmente bajo un montón de capas y creencias. Estamos ocupados siendo una persona “buena” y haciendo lo que debemos hacer para ser un ser humano productivo y en el proceso, podemos perder el contacto con lo que realmente somos y con lo que estamos destinados a llegar a ser.

Tal vez estemos anhelando relaciones más profundas y significativas.

A medida que comenzamos a despertar estamos menos satisfechos con vivir en el extremo superficial de la vida.

Nuestras almas anhelan relaciones profundas y satisfactorias donde podamos compartir nuestros pensamientos y sentimientos más íntimos con los más cercanos a nosotros.

Queremos y necesitamos conexiones más profundas con las personas y tenemos el deseo de compartir y descubrir nuestro yo auténtico con los demás de una manera segura y nutritiva.

Así como estamos destinados a crecer y evolucionar, nuestras relaciones también lo están. Cuando esto no sucede es común sentir que nuestras relaciones carecen de profundidad.
Si bien antes en nuestras vidas podemos estar satisfechos con las relaciones que nos permiten compartir las tareas y manejar los roles en nuestras vidas, llega un punto de que nuestras almas necesitan algo más profundo.

Lo que satisface nuestras necesidades en un capítulo de nuestra vida no satisface nuestras necesidades en el siguiente.

Cambiar nuestra forma de ser de una relación basada en las necesidades a relaciones más conmovedoras, puede ser muy difícil. Pero si el alma está necesitando una conexión más profunda y no está disponible para nosotros, vamos a sentir que algo falta.

Nuestra alma puede estar anhelando un significado y un propósito más profundos.

Esta sensación constante de que algo falta en la vida es una señal de que tenemos un anhelo espiritual que tal vez no seamos conscientes.

Es una invitación de nuestra alma a poner nuestra vida en alineación con nuestra esencia central, en la llamada del alma.
¿Qué significa si sientes que algo falta en tu vida?
El Universo, la inteligencia divina, Dios, el poder superior o como tú les llames " está activando una alarma que puede estar diciendo: “Eres un ser espiritual que tiene una experiencia humana”. Cuando no sabemos cómo vivir como seres espirituales no es sorprendente que sientas que algo falta.

Nuestra sociedad valora el éxito material, el logro, el estatus y la identificación con nuestros roles. Cuando logramos estas cosas y/o algo cambia, estamos confundidos acerca de lo que nos aporta un significado y un propósito más profundos. Nos encontramos preguntando qué se considera a menudo como preguntas que surgen de nuestras almas- ¿Es esto todo lo que hay? ¿Cómo debo contribuir a algo más grande que yo? ¿Dónde estoy destinado a invertir esta energía que anteriormente se convirtió en mis funciones y responsabilidades tradicionales?
La espiritualidad despierta un sentido de curiosidad, misterio y forma de ser que reconoce que hay una fuerza vital fuera de nuestro control en juego en nuestras vidas.

La sensación de que algo falta en la vida es en última instancia una invitación a embarcarnos en un viaje interior para entendernos a nosotros mismos y entrar en el "flujo" de algo mucho más grande que nuestro ego.

Es una oportunidad para cambiar y pivotar en nuestras vidas de hacer lo que se esperaba de nosotros en la primera mitad de nuestras vidas para responder a lo que necesita surgir a través de nosotros para la siguiente parte de nuestro viaje.

Eckhart Tolle, uno de los grandes maestros espirituales de nuestro tiempo, explica que cuando estamos desconectados de nuestra esencia comúnmente sentimos que algo falta.

¿Cómo comenzamos a despertar a nuestra naturaleza esencial? El despertar ocurre en etapas y es como pelar una cebolla. Aunque hay muchas capas, las siguientes 3 cosas son un buen lugar para comenzar:

1. Aprende a regular tu sistema nervioso.

Muchos de nosotros vivimos en un estado perpetuo de lucha/evolución/miedo primitivo. Este estrés interno y la agitación deben ser reconocidos y regulados antes de que podamos entrar en contacto con nuestras verdades más profundas. Cuando estamos funcionando en modo de "supervivencia", estamos esencialmente desconectados de nuestra propia sabiduría y guía interior.

Muchas personas se sorprenden de la diferencia que una práctica básica de 5 minutos de meditación al día  puede hacer para calmar sus mentes.  

Con una mente tranquila, es posible que le resulte útil reflexionar sobre las siguientes preguntas:
  • ¿Cuál es el deseo de mi corazón?
  • ¿Quién soy yo más allá de todos los roles que me definen?
  • ¿Cómo puedo nutrirme mejor?

2. Comienza a practicar la atención plena para aumentar tu capacidad de estar en el presente y con lo que está surgiendo.

Practicar la atención plena nos ayuda a notar nuestros pensamientos, sentimientos y cuerpo de maneras que aumentan nuestra capacidad de estar "presentes" para nuestra vida a medida que vivimos. Tenemos acceso al rico mundo interior que nos envía continuamente mensajes. Nos afinamos más y notamos lo que está vivo para nosotros en ese momento presente.

3. Obtén conciencia sobre ti mismo y la lente a través del cual ves el mundo.

Todo ser humano nace con una personalidad única. Nuestra manera de ser nos permite funcionar en el mundo y cumplir con nuestras muchas funciones y responsabilidades. Si bien, la atención plena nos permite estar con lo que está surgiendo en nuestras vidas, no nos ayuda a ver la lente a través de la cual vemos el mundo. Entender esto sobre nosotros mismos, nos da pistas sobre la razón por la que podemos sentir que algo falta en nuestra vida.

El Eneagrama, un sistema psicoespiritual de tipificación de la personalidad proporciona información sobre nuestras motivaciones y temores fundamentales a los que estamos ciegos y que nos mantiene "atascados" y desconectados de nuestra esencia.

Cuando creamos espacio y nos sentimos curiosos sobre lo que falta en nuestras vidas, abrimos la puerta a evolucionar hacia una versión más auténtica, pacífica y amorosa de nosotros mismos.

👉💡Déjanos tu comentario y comparte con tus amigos en tu red social favorita

Lo que otros están leyendo...


Autor: Bev Janisch
Acerca del Autor:
Entrenador de meditación y atención plena en Calgary, Alberta. Ayuda a las personas en el despertar y capacita a las personas para que encuentren la paz interior y establezcan relaciones saludables.