Test: Descubre qué te quita toda tu atención y te deja paralizado

¿Quién no ha parecido alguna vez un zombie? Conoce en este test qué es lo que te tiene tan embobando como para dejarte como paralizado en la vida.

Los zombies o muertos resucitados se han convertido en unas de las figuras más famosas y temidas en las series, películas y libros de los últimos años. Pero... ¿sólo están en la ficción?
¡Claro que sí! De todas formas, ¿quién no ha parecido alguna vez uno de ellos? Conoce en este test qué es lo que puede tenerte embobado al punto de dejarte como un zombie en vida.

Observa la siguiente imagen y responde: ¿qué ves primero?

¡Recuerda que el factor clave para los test es que no pienses! Se trata de usar las imágenes como disparadores que activan sentidos que están alojados en tu inconsciente. Así que no debes reflexionar demasiado.

Zombie

Si lo primero que viste fue a la cara que se forma cuando ves la parte blanca de la imagen, entonces probablemente lo que más te esté consumiendo sea algo relacionado con tu rutina. Puede ser que tu trabajo, tus exigencias con el estudio, el deporte, o cualquier otra cosa que hagas a diario, te tengan alienado. Al estar tan inmerso en esa rutina, te pierdes la visión del panorama completo, pues eso no es lo único que existe a tu alrededor.
Puede que alguien de tu círculo te lo haga notar, quizás en forma de reclamo, y entonces ahí veas que apasionarte es algo súper positivo de ti, pero obsesionarte es otra cosa.

Tómate el tiempo para diversificar tu energía y no pierdas de vista a quienes más te quieren.

Caras gemelas de perfil

Si lo primero que viste fueron las caras de perfil quizás lo que te tenga embobado esté vinculado con el amor. Puede ser tu pareja actual, un ex que no logras dejar atrás, un amor prohibido, alguien que te gusta pero no se lo dices o un amor no correspondido.

Algo de ese vínculo te genera una contradicción. Tu mente y tu corazón debaten qué es lo correcto, y no resolverlo te deja todo el tiempo suspendido en una maraña de pensamientos que, cuanto más intentas entender, más te atrapan.
Suelta un poco el tema. Reparte tu energía y tu atención en otras cosas. Eso no solo te aliviará, sino que además te dará claridad y tranquilidad para resolver lo que tenga que ser de la mejor manera.

Recuerda, además, que cuando hay un conflicto vinculado con el amor, muchas veces la respuesta está dentro de uno mismo, solo que no nos permitimos escucharla. Si haces un poco de silencio y escuchas a tu corazón, sabrás qué hacer.

Y tú, ¿cuál viste? ¡Cuéntanos!

También te puede Interesar...

Déjanos tu comentario y comparte con tus amigos en tu red social favorita: Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.

Fuente: Bioguia.com