Cuida tu energía:10 reglas de higiene energética

Ten cuidado y preserva tu espacio energético.

Las personas que han comenzado a andar en el camino espiritual son muy sensibles y vulnerables. A continuación te dejamos 10 consejos para mantener tu campo energético limpio.

1. Evita el contacto con personas que te hagan sentir incómodo

No llames su atención, no participes en conversaciones con ellos  y no le estés haciendo todo tipo de favores.

2.- Cuando estés en un grupo no permitas que se te acerquen a menos de 10-15 cm. de tu columna vertebral

Si te  encuentras en un gran grupo de personas, trata de no permitir que extraños se acerquen a tu columna vertebral, (a uno 10-15 cm de la parte posterior)  debido a que esa zona es el pase del eje de energía de cada persona; y es el lugar más vulnerable de nuestro campo de energía y está muy abierto a las influencias de las energías sutiles.

Es bueno utilizar aceites esenciales como el romero, eucalipto o clavel. Su aroma creará un campo de energía muy poderoso y protector a tu alrededor.

3.- Ten cuidado de quien te prepara los alimentos

Trata de no comer alimentos preparados por alguien que esté cansado, irritado o sea malo con las personas, incluso si tiene mucha hambre.

4.- Ten tu espacio personal

En tu hogar, necesitas tener tu propio rincón, tu propio espacio personal, la llamada zona de comodidad personal, donde nadie puede entrar sin tu permiso.

5.- Sé  precavido con lo que te encuentras

Ten  cuidado con los objetos encontrados, especialmente joyas, amuletos y artículos personales: no conoces el destino de sus propietarios y pueden estar saturados de información energética muy negativa.

6.- Cuidado con aceptar regalos

Muchos de ellos pueden debilitarte, incluso causar una enfermedad grave y prolongada. Acepta solo los regalos que apruebas.

7.- Haz deporte

Comienza a hacer deportes: correr, nadar, hacer ejercicio y aeróbicos, andar en bicicleta o cualquier otro tipo de actividad.

Cuida tu salud: una persona físicamente agotada no puede protegerse de un ataque de energía, incluso gradualmente comenzará a tomar la energía de otras personas.

8. No te pruebes ni uses las cosas de otras personas.

No utilices las pertenencias personales de personas enfermas o muertas. No le dé tus pertenencias personales a otra persona para que las uses.

9. Sea benevolente, altamente diplomático y psicológicamente flexible.

Intenta evitar los conflictos y si no puede, alívialos. Aprende a perdonar. No respondas al “mal con el mal”: al estar irritable y enojado, pierdes tu fuerza vital.

10. Sonríe más a menudo.

Aprende a regocijarte cada día de tu vida, a ver la belleza del mundo que te rodea. Ámate a ti mismo, ama a la gente, ama la vida.

También te puede Interesar...

¡Comparte este artículo con todas tus amistades! y déjanos tus comentarios.