Los perros pueden sentir a un mentiroso y una persona grosera, como los humanos

Los perros son los mejores amigos que tenemos. Aman incondicionalmente a sus dueños y se aseguran de que estén seguros y protegidos con ellos.

Pero, por muy cercanos que estén, los perros aún son vistos como animales con capacidades conscientes limitadas. No podemos compararlos con los seres humanos o los procesos de pensamiento humano según nosotros, hasta ahora.
Un estudio realizado por Akiko Takaoka de la Universidad de Kyoto en Japón trató de examinar la confiabilidad de los perros, especialmente hacia los humanos. Su artículo llegó a la conclusión de que los perros pueden tener una inteligencia social que es mucho mejor que muchos animales. Se realizaron dos experimentos para este propósito.

Experimento # 1

Este experimento se realizó con el propósito de tratar de identificar si los perros pueden darse cuenta si se les está mintiendo o no.

La prueba fue simple y se basó en un principio simple: cuando apuntas a algo, un perro va hacia él e investiga. Si no, al menos mirarán esa dirección. Sin embargo, si no estás apuntando a nada, el perro podrá “atrapar tu mentira”.

En el experimento, el equipo de investigación eligió 34 perros. Tres rondas de apuntamientos tuvieron lugar. En la primera ronda, los investigadores señalaron un recipiente que contenía alimentos. El perro tiene su recompensa.

La segunda vez, señalaron un recipiente que no tenía comida por lo que el perro fue engañado. La tercera vez, cuando los investigadores señalaron un recipiente con comida, el perro no lo siguió.
Después de ser engañado una vez, el perro comenzó a dudar del "señalador" y no quería seguir su orden. El mismo resultado vino para el resto de los perros.

Por lo tanto, esto da pruebas suficientes con respecto a la inteligencia social de los perros. Podría haber sido debido a su exposición prolongada con nosotros, los humanos, es por eso que han tomado pautas sociales y han aprendido de nosotros. La confianza es un tema importante para los perros.

Pero ahora que se descubrió un cierto aspecto de la naturaleza de los perros, los investigadores querían llevarlo más lejos. Esta vez, querían comprobar si es posible que los perros comprendan el carácter de un ser humano.

Experimento  # 2

Esto fue un tanto inverosímil pero dependía de un estudio publicado por Neuroscience and Biobehavioral Reviews”.

Decía que los perros podían comprender la comunicación entre los propietarios y otras personas. Para verificar esta hipótesis y obtener más información al respecto, se realizó un experimento con los dueños del perro.

En este experimento, dos personas vinieron e interactuaron con el propietario. Esto se hizo con el perro de pie y viendo todo lo relacionado con la interacción.

Una persona fue amable con el propietario y la ayudó, si necesitaban ayuda. La otra persona era cruel con el propietario y era bastante vocal acerca de ser mala.

El resultado de estas interacciones se observó cuando cualquiera de estas personas se acercó al perro y le ofreció algo de comida. Cualquier cambio en el comportamiento del perro dio mucha información.
El perro fue muy amigable con la primera persona y se acercó a ellos cuando quisieron darle algo de comer. Pero cuando la persona mala trató de darle algo al perro, el perro no se molestó en responder.

Simplemente cimentó aún más la teoría de que los perros tenían un gran sentido de las conductas y los comportamientos sociales y que son muy perceptivos al respecto.

El experimento de Takaoka viene como una revelación y brinda una perspectiva completamente nueva sobre nuestros amigos peludos.

Pero ahora, no necesitamos ver a los perros como simples animales. A veces, pueden ser casi tan humanos como nosotros podemos ser.

Cuéntanos en los comentarios sobre tu interacción con tus perros y comparte con amig@s y/o familiares en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.

Recuerda "Podemos juzgar el corazón de una persona por la forma en que trata a los animales." - Immanuel Kant