¿Adelante o atrás? Hacia dónde mira este hombre

En la intención de explicar imágenes confusas depositamos algo muy personal, y es ahí donde está la "magia" de estos test. ¿Te animas a decir cuál es la dirección hacia la que se dirige el hombre del dibujo?
Aunque hemos creado (y seguimos creando) un sistema común que nos permite comunicarnos (símbolos, reglas y normas), nada es perfecto. El sentido no es lineal y no siempre estamos de acuerdo con la manera en que miramos las cosas. Y con esto no solo nos referimos a la forma de entender ciertas situaciones, de enmarcarlas, sino también concretamente de percibirlas. ¿O acaso nunca te ha pasado de diferir con alguien sobre algo que veías a lo lejos? Para ti se trataba de algo; pero, para el otro, era algo diferente.

Pues aquí radica lo "mágico" del sentido: es múltiple y no siempre puede ser "encasillado". Es fácil comprobarlo con test como el que aquí puedes hacer.

¿Por qué? Porque se basan en imágenes cuyo sentido no está dado de antemano; no es tan sencillo, en este caso, decir si el hombre dibujado está yendo hacia delante o hacia atrás. Por eso es una ocasión ideal para dejar actuar el propio sentido que no es más que aquello que realmente pensamos, sentimos, deseamos, tememos, etc.

En la intención de explicar, así, depositamos algo muy personal, y es ahí donde está la "magia" de estos test.


¿Te animas a decir cuál es la dirección hacia dónde se dirige este hombre? Tu respuesta te dirá qué es lo que te espera.

Hacia delante

Si lo primero que ves en el dibujo es un hombre que abre sus brazos hacia delante posiblemente te esté esperando un encuentro próximo. Así como este hombre abre sus brazos, tú estás mostrándote dispuesto a lo bueno que la vida tiene para brindarte. Estás aprendiendo a recibir; estás confiando en que mereces lo mejor; y así será.

Hacia atrás

Si, en cambio, para ti es claro que el hombre está yéndose pues entonces te espera un futuro cercano de soltar. Hay algo del pasado que ya está, que ya tienes decidido que quieres dejar atrás, que ya no va con tu versión de ti en tu aquí y ahora. Así como el hombre abre sus brazos, en tu caso no es para recibir, si no para dejar, para librarte de lo que ya te resulta un peso en tu vida, y disponerte a darte vuelta y seguir adelante.

Cuéntanos en los comentarios sobre tu resultado y comparte con amig@s y/o familiares en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.

Fuente: Bioguia.com

Debes ver esto También!!!