🙏 Agradecer y apreciar lo que tienes te abrirá la puerta de la abundancia

¿Por quĂ© si hay tanto agradecimiento en tu interior lo que expresas en tu vida no refleja ese sentimiento?

Estamos viviendo tiempos excepcionales, puedo sentir la ansiedad de mi corazĂłn cuando miro los nuevos colores en el cielo.
SĂ© que algunos comprenderĂĄn lo que estoy diciendo y tambiĂ©n sĂ© que son tiempos difĂ­ciles para la mayorĂ­a ya que el magnetismo estĂĄ estremeciendo los ĂĄtomos de toda la realidad y literalmente el alma de todos se estĂĄ “sacudiendo las pulgas”para liberarlos de los sistemas de creencias que ya estĂĄn obsoletos, lo que resulta incĂłmodo, a veces doloroso y hasta angustiante.
Pero tengan Fe… tengan certeza de que este remesĂłn les permitirĂĄ acceder a una nueva forma de entender la vida, asĂ­ que sĂĄquense las pulgas (miedos, celos, resentimiento, culpas, etc.…) ya que en la nueva conciencia ya no tendrĂĄn necesidad de rascarse.
Agradecer y apreciar lo que  tienes te abrirĂĄ la puerta de la abundancia
El tema que propongo para este posteo es el Agradecimiento, ese sentimiento especial que diriges al universo, a Dios, a tu divinidad o a algĂșn santo en tu “lugar secreto”. Estoy seguro de que la mayorĂ­a de las personas se sienten profundamente agradecidas por la vida, los dones, la salud e incluso los desafĂ­os que han enfrentado, y en su “lugar secreto” (intimidad del alma) expresan ese agradecimiento y se saben especiales ante los ojos de Dios, pero hay algo que no estĂĄ funcionando adecuadamente y que debe ser reparado de acuerdo a los nuevos tiempos.

¿Por quĂ© si hay tanto agradecimiento en tu interior lo que expresas en tu vida no refleja ese sentimiento?

Cierra los ojos y obsĂ©rvate por un momento…

Observa tu discurso y tu actitud de cada dĂ­a, ¿De quĂ© hablas todo el tiempo?, ¿CĂłmo es el mundo que describes en tus conversaciones?, ¿CuĂĄl es tu actitud frente a la vida?, ¿Hay facilidad, belleza, fe y abundancia en tu discurso diario? O… ¿En tu discurso hay limitaciones, dificultad, inconvenientes, rabias, carencias, etc…?…

¿QuĂ© clase de pensamientos son los mĂĄs prominentes en tu cabeza?, ¿De quĂ© habla ese cuchicheo de tu cabeza?…

¿CĂłmo se conjuga entonces ese agradecimiento que sientes en tu “lugar secreto” y lo que expresas a diario en la vida?

He visto a personas “buenas”, de esas que dan todo por los demĂĄs, profundamente agradecidas de Dios, pero que en su actitud hacia la vida, en su semblante y discurso pareciera que viven en un mundo despreciable, se victimizan, ponen cara de desgracia, sufren por todo y por todos.
He escuchado una y otra vez a personas quejĂĄndose de la “mala onda que hay en el ambiente”… lo negativo que esta todo… y no se dan cuenta que ellos mismos estĂĄn generando esa baja frecuencia.

He visto a padres y madres “haciendo familia” angustiadĂ­simos con la cabeza puesta en el futuro y perdiĂ©ndose a sus hijos que estĂĄn creciendo en el presente.

Veo a diario a gente “luchando” y “sobreviviendo” por lo que “podrĂ­an no tener mañana”, y no se dan cuenta de que siempre tienen lo que necesitan dĂ­a a dĂ­a, y no se dan cuenta de que siempre agradecen en su interior la bondad del universo que los ha provisto de las necesidades del dĂ­a anterior pero “no creen” y “dudan” respecto a si esto continuarĂĄ asĂ­ de favorable en el futuro.

Escucho a miles de personas rezando el Padre Nuestro y diciendo “danos hoy el pan de cada dĂ­a”, pero no comprenden lo que dicen y en su interior, movidas por el miedo, quieren en realidad el pan para todo el mes, o todo el año, incluso mejor si lo consiguen para toda la vida.

Muchos mantienen su discurso orientado a lo que “deberĂ­a ser” en lugar de agradecer lo que “es”, con plena conciencia de que lo que “es” estĂĄ bien y es suficiente como para ser feliz.

Cualquier cosa que “creas necesitar” pregĂșntate ¿para quĂ© quiero esto?… ¿Es para manifestar lo que amo, lo que me gusta y disfruto o para calmar algĂșn miedo o ansiedad?
La fe o certeza para vivir se ha puesto a prueba en miles de personas que en su interior agradecen y en su manifestaciĂłn dudan. El miedo se ha exacerbado porque la luz estĂĄ entrando a raudales dentro de nosotros y aquellos que tengan duda todavĂ­a de su origen divino, deberĂĄn lidiar con las asperezas humanas y la soledad durante este periodo de cambio.

La nueva conciencia ya estĂĄ aquĂ­, la nueva conciencia contempla al espĂ­ritu y la voluntad divina en el quehacer humano. La nueva conciencia no le teme a la vida ni a la muerte, solo disfruta el presente, tiene certeza de la abundancia del universo y agradece la vida tanto en su “lugar secreto” como en sus actitudes, pensamientos, reacciones y acciones.

Si eres un agradecido(a) por la vida, entonces manifiéstaselo al mundo entero. Que Agradecer se transforma en una actitud de vida.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡AsegĂșrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest!

Lo que otros estĂĄn leyendo...

Autor: Álvaro Scaramelli-El Arte de sanarse uno mismo