Vivir Sin Apego a Opiniones Ajenas: Claves para la Autenticidad

Vivir Sin Apego a Opiniones Ajenas: Claves para la Autenticidad


Una de las mejores lecciones que la vida me ha enseñado en mucho tiempo es a no preocuparme por lo que los demás piensen de mí.

La mayoría de la gente que me conoce cree que no me importa lo que los demás piensen de mí y me pregunta cómo lo hago.

Aunque no sea cierto, nunca he intentado convencerles de lo contrario. Explicaré por qué en el punto 4.

La verdad es que me importa un mundo lo que la gente diga y piense de mí, o las opiniones de la gente en general. No soy un robot.

Simplemente elijo que no me importe. Hay una diferencia.

Elegir que no me importe significa decidir no darles importancia. Las opiniones de los demás pueden herirme, y en algunos casos puedo reaccionar mal ante ellas al principio.

Pero intento dar un paso atrás rápidamente y preguntarme si merece la pena dedicarles energía. Y la mayoría de las veces, la respuesta es un rotundo "no".

Vivir Sin Apego a Opiniones Ajenas: Claves para la Autenticidad

Cero energía = cero reacción. Así que la gente interpreta mi silencio como que no me importa.

Si hay algo de lo que estoy convencida es que, hagamos lo que hagamos, siempre habrá alguien, en algún lugar de este planeta, que encontrará algo de lo que quejarse. Habrá alguien a quien no le gustemos, a quien no le gusten nuestras caras. Por otra parte, hay quienes nos apoyarán hagamos lo que hagamos. Así es la vida. Cuanto antes nos acostumbremos, mejor nos irá.

Pero, como no somos máquinas carentes de sentimientos, los juicios de los demás pueden herirnos y, en el peor de los casos, impedirnos vivir y acabar con nosotros lentamente. Ahí es donde hay que saber distinguir entre ambas cosas.

Las redes sociales no han ayudado nada, y cualquiera puede lanzarte su opinión no solicitada sólo porque cree que después de ver unas cuantas fotos tuyas, su opinión sobre lo que debes o no debes hacer o decir es legítima.

Si lo que los demás piensen de ti no te impide vivir tu vida tranquilamente, bienvenido al club. En cambio, si estos juicios te afectan hasta el punto de tener un impacto negativo en tu vida, aquí tienes cómo dejar de preocuparte por ellos.

1. Ten confianza en ti

Ésta es la clave. Para ello, tienes que empezar a quererte a ti mismo si aún no lo haces. Toma conciencia del gran ser humano que eres. Ama todas las partículas de tu ser hasta el punto que ningún juicio contra ellas te haga dudar de ti mismo. Sólo tú sabes lo que vales y desde luego no corresponde a los demás decirte lo que eres o no eres, o lo que debes o no debes hacer.

2. Evita tomarte las cosas como algo personal

A veces no es a ti a quien busca esa persona. Van detrás de sus propios demonios internos. No tienes por qué hacer tuyas las batallas de los demás. Si, por ejemplo, alguien se caracteriza por decir cosas desagradables de todo el mundo, está más claro que el agua que tú no eres el problema. Dedicar la más mínima energía a responder a esa persona es un derroche de energía. Ignórala y sigue con tu vida.

Por otro lado, también hay personas que creen que todo el mundo va a por ellas. Que todo lo que hacen está bajo la lupa de los demás.Tranquilícese. En realidad, la gente está bastante preocupada por su propia vida y tú eres la menor de sus preocupaciones, así que ni siquiera piensan en ti. Así que relájate y vive tu vida.

En ambos casos, no siempre es contra ti. Incluso si lo es, finge que no es contra ti. Así te vuelves inmune a los juicios de los demás.

3. Si lo que haces te hace feliz, sigue adelante

Creo que mientras tus acciones no tengan la intención deliberada de perjudicar a los demás, no tienes que preocuparte por lo que piensen los demás. Estamos tan preocupados por lo que puedan pensar los demás de nosotros que nos impedimos vivir libremente y hacer las cosas que nos hacen felices. Es un asunto serio esperar la validación de los demás antes de pasar a la acción. Ya no vivimos en esas circunstancias y estamos dando a los demás el poder de controlar nuestras decisiones. Si ya no quieres comer carne, adelante. Si quieres comer toda la carne del mundo, adelante. Es tu vida, son tus elecciones.

4. No necesitas justificarte

Nuestras creencias se basan en lo que hemos experimentado a lo largo de nuestra vida, así que es normal que personas diferentes tengan concepciones distintas. Dependiendo de la persona que tengas en frente, te corresponde a ti decidir si es útil justificarte o no. Por lo demás, en general, no tienes que responder ante nadie más que ante ti mismo. Tratar de justificarte a toda costa es en la mayoría de los casos, sobre todo cuando se trata de tus elecciones personales, una gran pérdida de tiempo. Sobre todo, porque la gente sólo entiende lo que quiere entender.

5. No tienes por qué gustarle a todo el mundo

Sí, has leído bien. No intentes a toda costa que todo el mundo te quiera. Ni siquiera el chocolate tiene sus fans. Pero no se preocupa por aquellos a los que no les gusta. Se contenta con complacer a los que lo adoran. Vale, el chocolate no es un ser humano, pero ya me entiendes. Sé como el chocolate.

6. Céntrate en tus objetivos

Cuando tienes una vida ajetreada, es muy difícil encontrar tiempo para pensar en lo que los demás dicen de ti. Entre tú y yo, no puedes evitar que la gente emita juicios. Más vale que nos centremos en lo que más nos importa y sigamos adelante.

Tu vida deja de ser tuya cuando dejas constantemente que los demás decidan por ti si es buena o mala. En momentos así es importante recordar que estamos hablando de "tu vida", no de "la vida de los demás". Una vida en la que sólo tú sabes lo que te conviene y lo que no. Mientras estés feliz con ello, mejor para ti. Así que más vale que disfrutes y les dejes hablar si esa es su forma de divertirse.

¿Cómo superar lo que la gente piensa de ti? ¿Puedes hacerlo o no? Cuéntamelo todo.

Paz y amor.



👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


Únete a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas publicaciones...

Siguenos en Telegram

⚠️Aviso Importante: ⚠️ Este contenido se proporciona solo con fines informativos y educativos. No debe interpretarse ni usarse como sustituto del diagnóstico, consejo o tratamiento profesional. Si tienes preocupaciones o dudas, consulta siempre a un especialista de confianza.

Transforma tu vida

Recibe inspiración y estrategias de superación personal directo en tu correo.
Solo tu email, pura motivación. ¡Únete ya!

Utilizamos Elastic Email como nuestro servicio de automatización de marketing. Al enviar este formulario, acepta que la información que proporciona se transferirá a Elastic Email para su procesamiento de acuerdo con sus Términos de uso y Política de privacidad.