5 pasos para un renacer espiritual en primavera

5 pasos para un renacer espiritual en primavera


No deberíamos subestimar los poderes que aporta el cambio de las cuatro estaciones para despertar nuestro espíritu.

Desde la antigüedad, la gente consideraba la primavera como el personaje femenino que trae consigo un renacimiento de calor, luz, nueva vida y nuevo crecimiento. También daremos la bienvenida a la infusión de nuestro Divino Ser Femenino, todo un regalo del rostro de Dios femenino.

La primavera llega después de que el largo sueño invernal se derrite, abriéndonos a las oportunidades de sanación y esperanza que traerá la nueva estación.

Al mirar a nuestro alrededor, hay mucho trabajo por hacer. La Divinidad Femenina nos trae regalos que necesitamos para traer paz, equilibrio, armonía, compasión y amor a este mundo agitado.

El poder del espíritu femenino vive también en las mujeres y en los hombres, y pueden cultivarse como las flores en primavera. Si los utilizamos para sanar nuestro mundo interior, también podemos hacer que sanen, salven, ayuden y rescaten nuestro mundo exterior.

5 pasos para un renacer espiritual en primavera
Deberíamos preguntarnos qué haríamos con todos esos poderes de nuestra conexión Divina Femenina. ¿Vamos a dar cobijo a los sin techo, comida a los niños hambrientos, acabar con el pabellón, curar y consolar a los enfermos, a los que tienen el corazón roto y a los que sufren?

Existen numerosas posibilidades, pero ¿por dónde deberíamos empezar?

Estas son las cinco maneras que nos ayudarán a despertar nuestro espíritu durante la estación primaveral y también a hacer aflorar todos los dones con los que esperamos florecer:

1. Cuidar

Debemos cuidar adecuadamente del ser humano increíblemente milagroso que somos. ¿Somos los padres amorosos de nuestro niño interior y nos tratamos a nosotros mismos con compasión, paciencia y amabilidad?

¿Tenemos en cuenta nuestras necesidades físicas de sueño adecuado, ejercicio regular y nutrición apropiada? ¿Nos apreciamos y nos queremos? ¿Practicamos la gratitud por todas nuestras lecciones, bendiciones y experiencias?

2. Sanar

Deberíamos preguntarnos cómo creamos integridad y bienestar en nuestro interior. ¿Tenemos algunas prácticas regulares para conectar con la Fuente?

La oración y la meditación serán las mejores prácticas posibles para aumentar nuestra luz y mantener sana nuestra psique. Conectar con algún poder superior a nosotros aliviará el dolor, el miedo, la ansiedad y el temor, y también creará paz interior.

3. Crecer

Deberíamos preguntarnos con qué frecuencia vemos nuestro cielo, o tocamos nuestra tierra, y miramos las montañas en la distancia. Somos sólo una pequeña parte de este mundo natural cambiante, en expansión y en constante crecimiento, aunque la tecnología moderna sugiera sistemáticamente lo contrario.

El estrés aparecerá si no estamos bien enraizados, y cuando perdamos nuestra conexión con la Madre Tierra. La paz y la felicidad vendrán simplemente de sumergirnos en los sonidos, las vistas, las texturas y los olores del exterior. Vamos a perder nuestro sentimiento de presencia y pertenencia si no nos exponemos a la naturaleza con regularidad.

4. Expresar

Deberíamos preguntarnos si miramos hacia dentro, esforzándonos por apreciar y comprender nuestros sentimientos y pensamientos. ¿Encontramos alguna forma de expresar nuestra auténtica experiencia vital? Llevar un diario nos ayudará a desarrollar nuestra capacidad de expresión.

Registrar nuestras impresiones e ideas puede ayudarnos a encontrar algunos patrones en nuestro pensamiento para ayudarnos a conocernos a nosotros mismos. Conocernos más significa crecer más. Mientras crecemos, vamos a tener herramientas que necesitamos para expresarnos, compartir nuestras ideas o construir e incluso fortalecer nuestras relaciones.

5. Servir

Deberíamos preguntarnos si servimos simplemente poniendo comidas calientes delante de veteranos sin hogar o simplemente mostrando a niños con dificultades cómo pueden leer cuentos o resolver problemas de matemáticas.

Todo acto de servicio al mundo comienza con nuestro sentido interior de objetivo e incluso de conexión con nuestros semejantes. Nuestros trabajos espirituales internos van a crear nuestra paz interior que el mundo verá reflejada como esperanza, ánimo y amor.

Palabras Finales

Permite que el poder espiritual de la Divinidad Femenina te ayude a nutrir, sanar, crecer, expresar y servir esta primavera. El trabajo interior dedicado es una de las formas principales de despertar tus propios dones poderosos. Te vuelves más paciente y tolerante. Tu intuición se agudiza y empiezas a experimentar las cualidades amorosas de tu esencia interior. Con una práctica regular de conexión con la Fuente, sea lo que sea lo que eso signifique para ti, de repente descubrirás que hay espacio para que entre más luz en tu vida y más luz para compartir con el mundo.

Por Alma Consciente


👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


Únete a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas publicaciones...

Siguenos en Telegram