4 tipos de energía: ¿Cuál eres tú?

4 tipos de energía: ¿Cuál eres tú?

Imagínate que hoy te amarras tu mano dominante a la espalda y luego intentas realizar todas tus tareas habituales. ¿Qué tipo de día tendrías?

Si eres como yo, lo conseguirás. Podrías adaptarte y encontrar otras formas de compensarlo. Pero eso te retrasaría enormemente y te complicaría la vida más de lo necesario.

Considera la posibilidad de que te estés haciendo esto a ti mismo de otra manera, una que no sea tan obvia como una mano atada a la espalda. Puede que no estés accediendo a la mitad de energía de tu potencial.

A continuación, te ofrecemos 3 pasos para acceder a la energía y averiguar cuál de los tipos de energía posees

4 tipos de energía: ¿Cuál eres tú?

✨1. Mira todo como energía ✨

Todo. Tus pensamientos son impulsos energéticos en tu cerebro. Los átomos de tus dedos son energía. La pantalla en la que estás leyendo esto es energía.

¿Por qué es tan importante esta idea?

Porque la energía se puede dirigir. Y si no estás dirigiendo conscientemente tu energía, probablemente esté siendo influenciada por algo más. Tu poderosa energía personal podría incluso estar atada a tus espaldas debido a las expectativas energéticas de los demás.

Eres un ser energético con un enorme potencial y poder. Créetelo. No dejes que nadie te convenza de lo contrario.

2. Identifica cómo se mueve tu energía única

Aunque entiendas que todo es energía, podrías atar tu potencial intentando vivir en un movimiento energético contrario a lo que eres.

En la naturaleza, hay 4 tipos diferentes de energía natural. Tú expresas estos 4 Tipos de Energía dentro de ti, con uno de ellos expresado de forma dominante.

✨¿Cuál de estos Tipos de Energía tiene resonancia contigo?✨

Energía Tipo 1: Esta energía es ligera, oscilante y aleatoria.

Si expresas dominantemente la Energía Tipo 1, eres una persona espontánea y naturalmente tienes un sinfín de nuevas ideas. Puedes conectar rápidamente con una idea y desconectar con la misma rapidez.

Consejo energético: Si vives o trabajas en un entorno estructurado, tu energía natural puede verse sofocada. Regálate hoy un poco de tiempo no estructurado para ser espontáneo.

Energía de tipo 2: Esta energía es más fluida, flexible y sutil.

Si expresas una Energía Tipo 2 predominante, te mueves por la vida estableciendo conexiones, tanto con las personas como con los planes. Naturalmente más tranquilo, hace muchas preguntas y recopila detalles.

Consejo energético: Tu energía puede verse desbordada si tienes que tomar muchas decisiones sobre la marcha. Tómate tu tiempo para pensar las cosas y pide a los demás que hagan lo mismo.

Energía de tipo 3: Esta energía es activa, enérgica y dinámica.

Si expresas una Energía de Tipo 3 dominante, naturalmente avanzas con empuje. Siempre te centras en el resultado y avanzas rápidamente hacia él.

Consejo energético: Date tiempo fuera para moverte a tu rápido ritmo. Tu energía es naturalmente enorme y corporal. Darte salidas para expresarla te mantiene energéticamente equilibrado en otras situaciones.

Energía de tipo 4: Esta energía es constante, calmada y reflexiva.

Si expresas Energía Tipo 4 de forma dominante, eres un pensador profundo. Tiene una visión global y siempre reconoce formas de mejorar las situaciones y los sistemas actuales.

Consejo energético: Regálate tiempo y espacio lejos de todo el mundo. Aunque el tiempo a solas es importante para todo el mundo, tu energía se desequilibra especialmente si no tienes tiempo programado regularmente para la soledad.

3. Aprovecha tu poder curativo natural

Ya tienes una energía fuerte y vibrante en tu interior. Cuando comprendes el sistema energético mente/cuerpo, es sencillo activar tus propios poderes curativos con técnicas curativas.

He aquí una técnica sencilla que puede ayudarte a pensar de forma más positiva y a obtener una visión personal:

Presiona con todos los dedos sobre la frente, justo encima de las cejas. Aplica tanta presión como te haga sentir bien.

Mientras haces esto durante 1-3 minutos, piensa en una historia de tu vida que te esté estresando. Obsérvala. Considéralo.

La presión en tus puntos neurovasculares hace fluir la sangre hacia la parte más ingeniosa e inspirada del cerebro. Al activarse la parte frontal de tu cerebro, verás las cosas con más claridad y se abrirán perspectivas. Imagina que la parte frontal de tu cerebro se enciende como una luz.

Cuando termines, respira hondo tres veces y relájate. Acabas de aprovechar el poder energético de tu propio cuerpo para influir en tu vida.

No dejes tu potencial restringido o insatisfecho. Libérate de cualquier restricción energética que tengas y vive la vida hoy como el individuo brillante, vibrante y lleno de energía que eres.

Por Carol Tuttle



👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


Únete a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas publicaciones...

Siguenos en Telegram

Acerca de Carol Tuttle

Es profesora, conferencista y sanadora energética. Durante más de 20 años, ha ayudado a decenas de miles de personas de todo el mundo a comprender y vivir fieles a su energía. Su proyecto actual, ‘The Energy Healer's Master Course’, ofrece a las personas herramientas reveladoras para sanar sus vidas y convertirse ellas mismas en sanadoras.