Practicando el sutil arte del desapego

Practicando el sutil arte del desapego


De todo lo que recuerdo de mi vida hasta ahora, puedo decir una cosa con absoluta certeza. He sido una persona extremadamente apasionada.

Apasionada por todo. Ya sea la vida en general, el trabajo, las amistades, las relaciones. Llena de energía, siempre me ha gustado dedicar mi corazón, mi alma, mi mente y mi energía por completo a las cosas que me importan.

Doy el salto y entro como si no hubiera un punto medio.

Y eso siempre pareció funcionar para mí. Siempre estaba en la ola alta, haciendo las cosas, manteniendo las relaciones más felices y creyendo con certeza que podía lograr absolutamente cualquier cosa. Hasta que llegué a un día en que las cosas que realmente me importaban estaban en un punto de colapso y colapsé junto con ellas. Y mi historia no es realmente única en este sentido.

La fatiga mental y el agotamiento son la epidemia del siglo. Algunas de las personas más brillantes con inmensa energía y pasión pasan por esta fase de agotamiento extremo que podría durar meses o incluso años.

Practicando el sutil arte del desapego

Y eso es porque hay una desventaja de ser demasiado apasionado. En pocas palabras, cuando se trata de atribuir su felicidad, su existencia y el significado de su vida demasiado profundamente con su trabajo, sus relaciones o cualquier otra cosa, se arriesga.

Porque con el apego viene un impulso muy fuerte de controlar las circunstancias.

Si bien, puede ejercer cierto control sobre lo que sucede en su vida, eso nunca eliminará la posibilidad de que las cosas se vuelvan locas o que sus planes y ambiciones no se conviertan en realidad.

Sentir demasiada pasión y apego hacia algo puede distorsionar nuestra percepción de ello.

Puede hacer que no estemos dispuestos a aceptar la posibilidad de que las cosas salgan mal. Puede hacer que no estemos dispuestos a ver las fallas en nuestro plan. Puede hacernos ajenos a la verdad que está justo en frente de nosotros. Ya sea en nuestro trabajo, en nuestras relaciones o en cualquier otra cosa en nuestra vida que nos apasione, todos tenemos una tendencia a mirarlo de manera sesgada.

“El apego es el gran fabricante de ilusiones; la realidad solo puede ser obtenida por alguien que está desapegado”. - Simone Weil

Entonces, si el techo se rompe y las cosas salen mal una tras otra, porque a veces lo hacen a pesar de sus mejores esfuerzos, es posible que tenga muchas dificultades para sobrellevarlo.

¿Pero eso significa que la pasión es algo malo? ¿Nunca deberías entregarte completamente a algo? ¿No deberías amar incondicionalmente y de todo corazón? ¿No deberías abrazar la vida con entusiasmo y estar preparado para correr riesgos?

No lo creo.

Pero siempre debes apegarte a una idea de "yo" que sea independiente de cualquier otra cosa en tu vida.

“Permanece en el mundo, actúa en el mundo, haz lo que sea necesario y, sin embargo, permanece trascendental, distante, desprendido, una flor de loto en el estanque”. -Osho,

¿Queda algo cuando le quito a tu vida tu trabajo y tus relaciones más profundas por un tiempo? ¿Hay un núcleo dentro de ti que está separado, separado y en paz, independientemente de cómo van las cosas en tu vida?

¿O estás constantemente en una montaña rusa en función de lo que sucede? Emocionado porque grandes cosas están sucediendo en el trabajo, miserable porque el último lote de pedidos no se entregó a tiempo y los clientes dejaron malas críticas. Emocionado porque las cosas van bien en tu relación, miserable porque de repente dejó de darte suficiente tiempo.

Dejar que las cosas que te apasionan dicten tu estado de ánimo, tus niveles de energía y tu entusiasmo general por la vida no es un enfoque muy saludable, ya que confías en algo externo, algo que no está completamente bajo tu control para dictar tu vida.

La única diferencia entre las personas que colapsan después de una falla / pérdida y las que se desempolvan y comienzan de nuevo rápidamente es que estas últimas conocen y practican el arte del desapego.

¿Qué es exactamente el arte del desapego?

Es el arte de retirar el deseo de las cosas menores, dejándolas caer, para aprovechar su poder para alcanzar las alturas de lo que un ser humano puede alcanzar.

Se puede alcanzar las mayores alturas solo separándose de las cosas que le importan hasta cierto punto y dando un paso atrás.

Y eso no significa que siempre debas sentirte desapegado tampoco. Simplemente significa que debes ser capaz de practicar el desapego cuando sea necesario. Estar apegado es vivir con el temor de que lo que quieres no se materialice y te atrapa en un estado continuo de deseo.

En mi experiencia, he encontrado útil practicar el desapego en las siguientes formas:

Desapego de los objetivos materiales

Hay demasiadas personas que están demasiado apegadas a las cosas que poseen y demasiado adictas a comprar y atesorar más y más cosas sin hacer esta simple pregunta: “¿Es lo suficientemente importante?”

Cuando se separa de la compulsión de poseer cosas solo por el hecho de poseerlas, comienza a experimentar verdadera libertad y alegría de las cosas que realmente importan.

“El desapego no es que no debas ser dueño de nada, sino que nada debe ser dueño de ti”.

Recuerde, menos es más. Podemos dejar espacio para los aspectos más importantes de la vida: salud, relaciones, pasión, crecimiento y contribución.

Desapego en las relaciones

La mayoría de las personas luchan más con este aspecto del desapego y es natural. La mayoría de nosotros no entendemos que el amor se trata de aferrarse realmente a la otra persona, tratar de arreglarlos y cuidarlos de todas las formas posibles, incluso si se trata del costo de descuidar su propio bienestar. Se pone aún peor cuando dejamos que nuestras vidas giren en torno a ciertas relaciones.

Puede ser una relación con tus padres, tu cónyuge, tus mejores amigos o cualquier otra persona que tenga una gran influencia en tu vida.

En todas las relaciones, es necesario practicar una cierta cantidad de desapego.

El desapego es necesario para que no te tomes todo personalmente porque no controlas sus reacciones. El desapego es necesario para que no busque su validación en la medida en que sus propias opiniones comiencen a disminuir. El desapego es necesario para comprender que el amor se trata de aceptación y no de control.

Es necesario comprender que solo usted es el dueño de sus propias vidas y necesita trazar límites para que otros no lo controlen.

El desapego en el amor es necesario para mantener esa distancia óptima que es más esencial para el crecimiento. Ninguna línea resume el pensamiento sobre el desapego amoroso como estas líneas del poema de Kahlil Gibran

“Pero que haya espacios en tu unión,

y que los vientos de los cielos bailen entre ustedes.

Ámense los unos a los otros, pero no formen un vínculo de amor:

más bien sea un mar en movimiento entre las costas de sus almas”.

Desapego de tus experiencias

La vida está destinada a ser vivida y no a ser demasiado analizada. Sin embargo, la mayoría de las veces nos encontramos atrapados en nuestra cabeza contando experiencias, en su mayoría desagradables una y otra vez hasta que nos deprimen.

No solo eso, también tendemos a llevarlas con nosotros. Forman nuestros prejuicios y prejuicios sobre nuestra visión del mundo. Tendemos a generalizar en exceso y asumir cosas cuando nos aferramos demasiado a nuestras experiencias pasadas.

Una cosa es tomar los aprendizajes de una experiencia y avanzar más en la vida con nueva sabiduría y es totalmente otra cosa llevar la amargura, la culpa y el arrepentimiento por las experiencias pasadas y dejar que contaminen sus días presentes.

Esto sucede a menudo cuando fallamos en aceptar completamente y dejar ir nuestras malas experiencias.

Cuando sucede algo malo, siéntase libre de sentir el dolor, llorar y dejarse llevar. Solo a través de la aceptación, puede liberarse del peso y desprenderse de él.

Desapego de tu trabajo

“No eres tú trabajo, no eres cuánto dinero tienes en el banco. No eres el auto que conduces. No eres el contenido de tu billetera”. - Chuck Palahniuk

El desapego del trabajo significa que cuando abandonas tu lugar de trabajo, dejas tus preocupaciones relacionadas con el trabajo allí. El desapego del trabajo significa que no define su valor personal demasiado cerca de su desempeño en el lugar de trabajo o de la validación que recibe en el trabajo. El desapego del trabajo significa que no confías solo en el trabajo para darte una sensación de plenitud y para darle un sentido a tu vida.

De hecho, el desapego del trabajo puede aliviar la presión de estar en su mejor momento todo el tiempo, lo que le permite dar un paso atrás, relajarse y concentrarse en el trabajo sin ninguna ansiedad. Puede mejorar su estado de ánimo general, su rendimiento e incluso puede conducir a ideas más creativas.

Desapego de sus propios pensamientos.

De todas las formas de practicar el desapego, considero que esta es la más profunda en la forma en que me ayuda a crecer. La mayoría de nosotros estamos demasiado apegados a nuestros pensamientos y nuestros patrones de pensamiento obsesivo.

Muy pocos de nosotros somos capaces de dar un paso atrás para ejercer un cierto control sobre nuestros pensamientos. Se convierte en un problema cuando confundimos nuestros pensamientos con sentimientos y terminamos tomando acciones por impulso. De alguna manera, llegamos a la conclusión de que cada pensamiento necesita ser actuado y no resulta muy bien.

El desapego de los pensamientos, a menudo practicado a través de la meditación hasta que se convierte en una práctica habitual, le permite ver sus pensamientos como un extraño, dejándolos ir y venir sin permitirse sentir demasiado por ellos.

Esto le permite practicar una cierta cantidad de desapego y comienza a ver que no todos los pensamientos son importantes. Te das cuenta de que la mayoría de ellos te nublan la cabeza y será mejor liberarte de ellos.

Separarse de sus pensamientos requiere una comprensión del hecho de que: nuestros pensamientos son solo pensamientos. No son la verdad o realidad suprema.

Entras en un estado mental en el que eres testigo, clara y tranquila, con buena voluntad, de lo que sea que estés viendo, oyendo, pensando, disfrutando o sufriendo. Observe sus problemas, miedos y desafíos como si no estuviese atado o preocupado por ellos, sino viéndolos con calma: un testigo.

Con práctica, sus pensamientos turbulentos y emociones negativas perderán su control sobre su mente. No podrán conducirlo ni distorsionar su potencial interno y su bienestar.

“La mente puede ser tu mejor amiga o tu peor enemiga”.

Desapego del sentido del tiempo.

Muchas de nuestras ansiedades son causadas por pensamientos de no tener suficiente tiempo para todo lo que queremos hacer. Tenemos grandes planes para meses e incluso años cuya enormidad nos dificulta vivir nuestro tiempo presente de la mejor manera posible hoy, el único momento que tenemos seguro.

El desapego del sentido del tiempo puede ayudarlo a tomar conciencia de la naturaleza transitoria de nuestras vidas y ayudarlo a sentirse cada vez más tranquilo a medida que comprende que el único momento sobre el que tiene control es ahora, este momento presente. Todo lo que ha pasado antes y todo lo que está por venir es irrelevante.

Con todo, la paz mental incondicional debería ser la única constante en la vida y practicar el desapego puede ayudarnos a lograrla.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


Únete a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas publicaciones...

Siguenos en Telegram


Autor: Shreya Dalela
Fuente: Medium.com
Traducción: Tahita
Vía:  Vientos de Consciencia

Transforma tu vida

Recibe inspiración y estrategias de superación personal directo en tu correo.
Solo tu email, pura motivación. ¡Únete ya!

Utilizamos Elastic Email como nuestro servicio de automatización de marketing. Al enviar este formulario, acepta que la información que proporciona se transferirá a Elastic Email para su procesamiento de acuerdo con sus Términos de uso y Política de privacidad.