La glándula pineal: nuestra conexión con el cosmos

La glándula pineal: nuestra conexión con el cosmos

Aunque vivir en la tercera dimensión limita nuestra capacidad hasta cierto punto, cada uno de nosotros está equipado con una antena cósmica infinitamente poderosa en el centro de nuestro cerebro. Esto se llama glándula pineal o "tercer ojo" y nos permite conectarnos directamente con los espíritus del cielo. Tiene la capacidad de sentir la luz en completa oscuridad, manifestar imágenes a todo color y hablarte a través de emociones o sentimientos. La sabiduría y el conocimiento infinitos están encerrados dentro de cada ser humano, pero para experimentar realmente el verdadero potencial de nuestro tercer ojo, debemos comenzar a desarrollar y reparar la glándula pineal.

Digo que tenemos que repararlo porque con el tiempo, nuestro cultivo ha disminuido el poder de la glándula pineal. Uno de los elementos más peligrosos que limita la capacidad cósmica de nuestro tercer ojo es el flúor. El flúor o el fluoruro se pueden encontrar en muchas cosas, desde medicamentos para la depresión, pasta de dientes e incluso en el suministro de agua. La ingesta de flúor con el tiempo puede calcificar la glándula pineal, reduciendo sus capacidades y eventualmente solidificándola.
La glándula pineal: nuestra conexión con el cosmos
Los humanos siempre han estado al tanto de la glándula pineal y sus muchos poderes galácticos, pero eso puede ser muy peligroso para la cultura dominante en la que vivimos hoy. Estamos siendo empujados a desviarnos de la unidad y la unión para consumir ciegamente cosas que son dañinas para nuestro cuerpo y nuestra mente. El objetivo ahora es comenzar a descalcificar nuestras glándulas pineales y liberar nuestra verdadera sabiduría divina al mundo nuevamente.

Hay una multitud de prácticas que pueden comenzar a reparar y desarrollar su glándula pineal.

  • Cuide su ingesta de flúor: es extremadamente difícil comenzar a eliminar completamente el flúor de nuestras vidas simplemente porque se encuentra en muchas cosas diferentes. Hacer cosas como no tomar medicamentos a base de flúor o usar pasta de dientes sin flúor son buenos pasos para iniciar el proceso de descalcificación de la glándula pineal.
  • Práctica y dedicación: la glándula pineal es una parte de nuestro cuerpo que debemos ejercitar y desarrollar a medida que continuamos desarrollando el resto de nuestro cuerpo y mente. La meditación y el arte son dos excelentes formas de ejercitar el tercer ojo. A medida que comenzamos a desarrollar este órgano cósmico vital, nuestro poder aumenta y podemos lograr más experiencias espirituales cuanto más nos expandimos.
  • Pase más tiempo al aire libre: pasar tiempo al aire libre nos vuelve a poner en contacto con el flujo natural del universo. La energía de la naturaleza estimula nuestro tercer ojo y lo hace más receptivo a la luz invisible que nos rodea. El sol en particular potencia nuestra glándula pineal y ayuda a descalcificarla, expandiendo nuestro poder masivo.
  • Pasar tiempo con los demás: otras personas aumentan nuestro poder. Esta existencia se basa en que las personas se cuiden unas a otras y se ayuden en todo lo que puedan. Pasar tiempo con personas de ideas afines y desarrollar nuestras habilidades juntos puede aumentar la velocidad de nuestro proceso espiritual. Sin los demás, nuestra existencia no tiene sentido. Así que sal y comienza a amar a esta gente.
  • Ciertos alimentos: muchos alimentos pueden energizar el chakra del tercer ojo y aumentar el flujo de energía a la glándula pineal. Puede sonar extraño, pero comer ciertos alimentos de color ayudará a equilibrar cierto chakra. El chakra del tercer ojo es azul o índigo, así que esté atento a los productos orgánicos frescos y todos los hermosos colores que nos presenta la naturaleza. El cacao crudo también ayuda a descalcificar la glándula pineal y a estimular su desarrollo mental.
Sobre todo, tenga en cuenta su entorno y la ingesta de productos químicos. Conozca los efectos que las diferentes cosas tienen en su cuerpo y comience a tratar su cuerpo y su mente como las creaciones divinas que son. TENEMOS que respetar nuestro tercer ojo y estar en contacto con él porque esencialmente funciona como el mecanismo que podemos usar para "llamar a casa". Siempre estamos conectados con los espíritus, y ser capaces de darnos cuenta de esto es lo que nos impulsa hacia nuestro viaje espiritual. Hace mucho que conocemos este aspecto de la humanidad, pero se nos enseña a creer que no somos más que animales atados a la carne. Somos mucho más que eso. Somos seres infinitos con capacidades espirituales y mentales ilimitadas; solo necesitamos desarrollar esa parte de nuestro cerebro que permite el flujo de la inteligencia cósmica.

Estamos comenzando a despertarnos para reconectarnos con la eterna danza en las estrellas.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest!Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.
Lo que otros están leyendo...