9 cosas que siempre debes guardar en secreto. La gente no necesita saberlo todo

Como seres humanos, pasamos por la vida con pensamientos desconcertantes y preocupantes, por lo que tener una persona en la que podamos confiar y dejar salir nuestra alma a veces puede ser muy reconfortante.

Sin embargo, hay cosas en la vida que es mejor no decir.

No malinterpretes, no sugerimos que debas aislarte en un mundo alejado de las personas, sino más bien, trazar una cierta línea a tu alrededor que no debe cruzarse y debe ser resguardada por todos los medios necesarios.

Verás, no importa cuán amables puedan ser las personas, son impredecibles como el viento. Y no importa cuán grande sea nuestro círculo de personas, al final, todos estamos solos. Por eso, debemos esforzarnos por cuidar de nosotros mismos.

Algunos de nuestros secretos y deseos más profundos, así como nuestras acciones, no deben compartirse con el resto del mundo. Sin nadie, si me preguntas. Es lo único que tenemos como recuerdo de nuestro ser y debería residir profundamente dentro de nuestras almas.
Compartir en exceso no es esencial para la vinculación, al contrario, solo puede hacer un lío.

A continuación, te brindamos 9 consejos que siempre deberias guardar para ti:
9 cosas que siempre debes guardar en secreto. La gente no necesita saberlo todo

1. Tus debilidades

Ser vulnerable está bien, pero no lo compartas abiertamente. Siempre existe la posibilidad de que la gente use tu debilidad en tu contra. Te derribarán atacándote en tus puntos más débiles. Por lo tanto, no muestres tu debilidad a todo el mundo. Juzga cuidadosamente a quién puedes confiarle tus mayores debilidades y problemas en tu vida. No todo el que se presenta como una persona amable y honesta resulta serlo.

2. Planes futuros

Planeamos con anticipación e intentamos pensar en formas de mejorar nuestro futuro. A veces, estos planes necesitan un rebote con otra persona para que puedas formarlos mejor. Si bien, puedes discutirlo con amigos cercanos, no lo hable con otras personas. Podrían robarte tu idea, intentar criticarte y ponerlo en un camino diferente.

3. Logros

Siéntete orgulloso de tus logros, pero no ostentes de ello. Presumir de logros te hace parecer arrogante y tonto. Puedes mencionárselo a tus amigos cercanos, pero presumir de ello es una exageración.

4. Problemas de relación

Cuando están en una relación, habrá muchas luchas que enfrentarán. ¡E so está bien! Tienen que trabajar juntos en ello. Si bien puedes buscar el consejo de otras personas, no debes entrar en detalles de tu relación. Es una cuestión personal entre tú y tu pareja, mantenlo así.

5. Posesiones

Es posible que hayas ganado mucho dinero y tengas cosas caras. Pero no sea presumido y comience a mostrar tu nuevo iPhone a los demás. Simplemente te hace vulnerable a sus ataques. Haces que los demás se sientan celosos de ti y te vuelves tóxico a sus ojos.

6. Ingresos y saldo de cuenta bancaria

No es necesario que especifiques cuánto ganas. Tus ingresos es una forma de sustento, no te define. No hagas que los demás se sientan mal ni tes sientas mal comparando los ingresos.

Tus finanzas son algo que solo te afecta a ti. Mantén tu equilibrio financiero para ti y evita los comentarios codiciosos y envidiosos de las personas que no pueden ocultar sus celos en su interior. Lo que entra en tu billetera no es asunto de nadie más que tuyo.

7. Problemas familiares

Si está luchando con problemas familiares, guárdalos para ti. No es necesario compartirlo con otros. Recuerda, no está relacionado solo contigo, sino con toda tu familia. A pesar de ser incómodo, compartir los problemas familiares también es desconsiderado con tu familia. Tus amigos, por muy cercanos que parezcan ser, no deberían saber todo lo que sucede a puerta cerrada. Respeta también su privacidad.

Todos tenemos nuestra propia locura y puntos de vista que nos diferencian unos de otros. Revelar demasiado a veces puede crear una determinada imagen no deseada y puede crear muchos más problemas de los que imaginas.

8. Actos bondadosos

Si ha hecho algo honorable y amable, no tienes por qué presumir de ello. Decirles a algunas personas está bien, pero no es necesario que se lo cuente a todo el mundo. Ser humilde es una virtud poco común. No necesitas el reconocimiento de todos. Recuerda lo que dice la Biblia: “Pero cuando hagas obras de misericordia, no dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace tu derecha”.

9. Tus propias luchas

No comparta tus luchas con todo el mundo. Tienes que lidiar con ello. Puedes mencionárselo a personas muy cercanas a ti. Pero no dejes que la gente tóxica lo huela. Solo te lo pondrán más difícil al destruir tu autoestima.

Aprende a concentrarte en ti mismo y en las cosas que te gustan lograr. Luego, cuando termines el trabajo, decide con quién va a compartir esa información. Pero, lo que sea que elijas hacer, mantén las partes jugosas e íntimas para ti.

Guarda estos secretos y verás tu vida libre de toxicidad. Una vida feliz a veces necesita algunos secretos. Y eso está bien.

Lo que otros están leyendo...

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest!