¡Hey!, escucha tus emociones

Escuchar nuestras emociones es vital. Las emociones buscan servirnos y empoderarnos para explorar el mundo de manera segura y dar sentido a nuestra experiencia.

Pero muchos de nosotros no estamos muy familiarizados con escuchar nuestras emociones. Quizás no nos enseñaron a procesarlas cuando éramos niños. Quizás evitamos o descartamos nuestras emociones. Tal vez nos hemos convencido de que nuestras emociones son inconvenientes o inútiles en el mejor de los casos y erróneas en el peor.

Escucha tus emociones

La amargura te muestra dónde necesitas sanar, donde todavía tienes juicios sobre los demás y sobre ti mismo.

El resentimiento te muestra dónde vives en el pasado y no permites que el presente sea como es.

La incomodidad te muestra que debes prestar atención ahora mismo a lo que está sucediendo, porque se te da la oportunidad de cambiar, de hacer algo diferente de lo que normalmente haces.

La ira te muestra lo que te apasiona, dónde están tus límites y lo que crees que debes cambiar en el mundo.

La decepción te muestra que intentaste algo, que no cediste a la apatía, que aún te importa.

La culpa te muestra que todavía estás viviendo la vida en las expectativas de otras personas sobre lo que debes hacer.
La vergüenza te muestra que estás internalizando las creencias de otras personas sobre quién debes ser (o quién eres) y que necesitas reconectarte contigo mismo.

La ansiedad te muestra que necesitas despertar, ahora mismo, y que debes estar presente, que estás atrapado en el pasado y viviendo con miedo al futuro.

La tristeza te muestra la profundidad de tus sentimientos, la profundidad de tu cuidado por los demás y este mundo.
👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡

También te puede Interesar...