Oráculo de los Mandalas de los animales

En medio del cambio, el repetir de los días se encuentra lleno de  costumbres, que nos libran de estar continuamente tomando decisiones de manera consciente. No lo pensamos, ponemos nuestro piloto automático y lo hacemos mientras preparamos mentalmente todo lo que tenemos que hacer durante el día.  Por un momento cerramos los ojos y los volvemos a abrir, asustados por la inercia que llevamos y el ruido de nuestras costumbres.

En medio de esta inercia, muchos querríamos que nuestras vidas fuesen diferentes. Nos gustaría ser más ordenados, pasar más tiempo con nuestros amigos, no sentirnos bloqueados por nuestros problemas cuando nos llama una amiga para contarnos sus problemas.
En ese darnos cuenta de la velocidad astronómica por la que transitamos por el mundo también nos damos cuenta de que nos gustaría que una buena parte de nuestras vidas fuese diferente… un cambio que pasa por modificar nuestras costumbres.  El caso es que esto nos pasará si no nos ponemos en marcha.

Pon tu corazón en aquello que hagas.

Dar de corazón es positivo, no solamente para aquel que recibe, sino también para quien da: entregar algo sin esperar la reciprocidad exacta tiene consecuencias positivas. Una de las principales, es la de sentirnos satisfechos con nosotros mismos, que trae, nada más y nada menos, una subida en nuestra autoestima. Un aumento del amor propio que nos da seguridad como individuos.

En la mayoría de los casos, estas personas sabrán valorar lo que has hecho por ellas y, de algún modo, ello volverá a ti. Hay que actuar con humildad y ayudando a quien lo merezca, solo ello nos hará conscientes del verdadero valor de la vida.

Elige una de las tres cartas que se te muestran a continuación y deslízate hacia abajo, para ver el mensaje de los mándalas.

1.- Vitalidad

Ha llegado el momento de cambiar algunas cos­tumbres

A menudo confundes la vitalidad con la activi­dad.

Ser vital significa disfrutar intensamente de todas las emociones y de todo lo que la vida te reserva de positivo. Significa no sentirse nunca viejo, inútil o aburrido.

Quizás ha llegado el momento de cambiar algunas costumbres y de probar algo nuevo.

Esta carta te invita a entrar en contacto con la energía del primer chakra (vitalidad), del tercero (conocimiento y sabiduría) y del séptimo (aper­tura y consciencia).

Consejo:

No es necesario cambiar todo y de forma radical, pero es preferible adoptar pequeños cambios, día a día. Por ejemplo, puedes dedicarte a una nueva afición o hacer algo que desees desde hace tiempo y que siempre has descuidado a causa de la rutina diaria.

A veces, un paseo, un helado al aire libre o una película con un amigo pueden ser suficientes para ver la vida con otros ojos.

2.-  Generosidad

Da con el corazón
Si has sacado esta carta, quizás es porque no siempre eres capaz de dar con el corazón. Aun­que pienses que eres generoso, en realidad se trata únicamente de una manera de sentirte en paz con tu concien­cia.

De hecho, es más fácil dar algo material que empeñar tu tiempo e implicarte.

Esta carta te recuerda que si quieres acceder de verdad a la gene­rosidad, tienes que utilizar el corazón para llegar hasta tu reserva de amor incondicional.
Mantén el contacto con el primero, el cuarto y el quinto chakra para aumentar el sentido de participación, la capacidad de amor y la sensibilidad.

Consejo:

Empieza enseguida decidiendo que hoy utilizarás un poco de tu tiempo para hacer algo por los que te rodean. No te permitas aplazarlo diciéndote que no te es posible hacerlo. Sólo tienes que actuar. La primera vez podrá parecerte difícil, luego, día a día, dar se convertirá para ti en algo natural que te hará sentirte unido a los demás, haciéndote percibir el verdadero sentido de la fraternidad.

3.-  Curación

Está empezando tu curación
Tanto si se trata de una curación física como espiritual, la carta te in­dica que está empe­zando un proceso de transformación de tus actuales condiciones.

Empieza de nuevo a abrirte a la vida y tu cambio llegará ense­guida.

Ayúdate entrando en contacto con la energía del segundo chakra,

que es capaz de activar la curación, la del cuarto, relacionado con el amor y la del sexto que per­mite la transformación.
Consejo:
Intenta exponerte el mayor tiempo posible a la luz. Sitúate en lugares luminosos.

Si te encuentras en la cama, deja que la luz entre en tu habitación e ilumine tu jornada. Percibe el comienzo del cambio y pide al Universo que te de su luz de purificación y de amor.

También te puede Interesar...

COMPARTE este oráculo con tus amigos en tu red social favorita