¿Eres búho, alondra o Colibrí?

Descubre tu cronotipo para ser más productivo

Todas las personas tienen una franja del día donde se sienten más a gusto, con mayor energía y entusiasmo, creativos y con lucidez para encarar incluso las tareas más complejas.
¿Cuál es el tuyo? ¿Eres búho, alondra o colibrí?

El cronotipo es un concepto relacionado con los ritmos circadianos o, lo que viene a ser lo mismo, con nuestra forma de adaptarnos a la luz, a la temperatura y a otros ciclos biológicos ambientales. Es, en suma, la razón por la que a algunas personas les cuesta madrugar y otras, sin embargo, nunca ven el momento de irse a la cama.

No todos somos iguales.

Descubre tu cronotipo para ser más productivo. 

¿Alondra, búho o colibrí?

Comienza el test presionando en "¡Empezar!"


El día y la noche

El organismo sigue naturalmente el ritmo solar, sin embargo cada persona tiene distintos cronotipos, que es la forma de adaptarte a la luz, la temperatura, las estaciones del año y otros ciclos biológicos que nos afectan.

Por eso hay personas que funcionan muy bien madrugando y encarando el día al alba, lo que para otros es impensado, y son noctámbulos.

De allí surge la nomenclatura científica de búhos a los nocturnos, alondras a quienes espontáneamente se levantan temprano, y colibrí a quienes tienen ritmos no tan definidosrespecto a los dos primeros.

Algunos factores que influyen en el funcionamiento del cronotipo:

  • Se regulan internamente
  • La luz externa influye en la segregación de la hormona melatonina, que es inductora del sueño.
  • Los cronotipos se basan en lo que tardas en generar melatonina después de la ausencia de luz -así es como se segrega-.
  • En promedio, en el mundo, las personas duermen entre siete y ocho horas; aunque varía de uno a otro cuándo empiezan a hacerlo.

Los tres cronotipos

• Matutino o alondras: la melatonina se segrega rápido cuando no hay luz; no les cuesta madrugar y tienden a acostarse temprano en la noche. La capacidad cognitiva máxima se da por la mañana. Aproximadamente es un cuarto de la población mundial.
• Vespertino o búhos: tienen mayor vitalidad en la tarde-noche; su tendencia es levantarse tarde -por ejemplo, entre las 10 y las 12 de la mañana-, y acostarse más tarde -1 a 3 de la madrugada-. La melatonina comienza a segregarse unas seis horas después de irse la luz natural. Se estima que una de cada cuatro personas son búhos.

Intermedio o colibrís: son principalmente diurnos, y pueden adaptarse sin mayor esfuerzo a madrugar o trasnochar. La melatonina aparece unas tres horas después que las alondras, y tres antes que los búhos; y representan la otra mitad de la población.

Todos pueden adaptarse en situaciones especiales; sin embargo, para cronotipo matutino o vespertino, será más difícil sostener en el tiempo el estar desempeñándose en horarios que vayan en contra de su reloj circadiano, afectando su rendimiento.

Rasgos de personalidad y cronotipo

La ciencia ha estudiado también la relación entre el cronotipo y la personalidad.

Se concluyó que, en general, las personas alondras tienden a ser más eficientes, organizadas y hasta perfeccionistas, cooperativos, respetuosos de la autoridad y menos espontáneos, con dificultades para moverse cómodamente ante imprevistos.
En tanto que los búhos suelen ser, en su mayoría, más creativos, inconformistas, emocionales, no se llevan bien con las reglas y son inconformistas.

¿Para qué sirve conocer tu cronotipo?

Para diagramar tu día de acuerdo a los momentos en los que estarás con mayor energía y atención. Si eres búho, por ejemplo, no conviene que programes una reunión a la mañana; cosa que sí funcionaría bien para los del tipo alondra.

¿Tú, a qué grupo perteneces?

Cuéntanos en los comentarios y comparte con amig@s y/o familiares en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.

Por: Daniel Colombo
Fuente: danielcolombo.com


Tienes que ver esto también


Publicar un comentario

0 Comentarios