El origen del Efecto Mandela

Comencemos por su nombre, ¿por qué se llama así? Aquí la historia.

En 2013, tras la muerte de Nelson Mandela(activista político que fue encarcelado por muchos años, para salir después y convertirse en Presidente de Sudáfrica y recibir el premio Nobel de la Paz), algunas personas comenzaron a preguntarse si él no había muerto ya, pues tenían recuerdos de su muerte años atrás en la cárcel. Es decir, según los recuerdos de algunas personas, Mandela nunca salió ni fue presidente.
Esto pudo tomarse como una locura colectiva, sin embargo, se convirtió en un objeto de estudio para la psíquica Fiona Bloome, quien comenzó a documentarlo y a quien le debemos el nombre de “Mandela Effect” -que a mí en lo particular no me gusta, pero es como ya se conoce-.
Fue en el año 2010, durante la convención conocida como Dragon*Con, en donde se encontraba Fiona Bloome, que al hablar de Nelson Mandela, varias personas dijeron recordar su muerte, y se sorprendieron de saber que para ese momento seguía vivo. A ella le pareció curioso e interesante y decidió darle seguimiento; así creó el sitio MANDELAEFFECT.COM, donde empezó a recopilar información al respecto.

Al principio hubo muy poca gente que se relacionara con ese recuerdo, pero poco a poco se fue dejando atrás a Mandela y surgieron otros ejemplos de recuerdos “diferentes”, y más gente empezó a notarlos y comentarlos. Hay quienes dicen haber empezado a darse cuenta de cambios mucho antes, pero hasta ese momento se hizo más o menos público gracias a que comenzó a difundirse por la web. Cabe entonces aclarar que el E.M. no surgó por Internet, pero se expandió por la red y se ha seguido propagando gracias a ella.
Para 2014 el tema ya iba en plena expansión; a principios de 2015 se hizo colectivo; por septiembre de 2015 comenzó su boom, y entre mayo y julio de 2016 explotó masivamente. Desde entonces, la lista de Efectos Mandela (cosas que la gente recuerda diferente a como son en la realidad) y la cantidad de gente que habla de ellos es prácticamente interminable, pues están en constante crecimiento. Cada semana, y a veces cada día, surgen nuevos señalamientos sobre cosas cambiadas.

Entonces, a Nelson Mandela se le ha asociado con este extraño fenómeno sin que en realidad él tenga nada que ver. De hecho, se han sugerido varios nombres alternos, de acuerdo con las diferentes explicaciones que la gente le ha dado a todo esto, pero de momento se le sigue conociendo como el Efecto Mandela (Mandela Effect).

Al final, si lo pensamos, el nombre no le va tan mal, ya que una de las frases más famosas de Mandela se vincula muy bien con este fenómeno: “It always seems impossible until it’s done” (Siempre parece imposible, hasta que se hace), y esa es una de las principales características del fenómeno: es algo que, en teoría, es imposible que pase, pero sí, está pasando y mucha gente está siendo tocada por el E.M.

Pero, ¿cómo podría pasar algo así? ¿Cómo es que de un tiempo a la fecha la realidad parezca diferente para tantas personas? ¿Cómo puede tanta gente alrededor del mundo, sin tener ninguna relación entre sí, recordar “mal” ciertas cosas, y “equivocarse” justamente en los mismos detalles? ¿Cómo fueron “implantadas” tantas “falsas memorias” en el cerebro de tanta gente? ¿Cómo es que, habiendo medios de comunicación tan interactivos como el Internet ya desde hace varios años, apenas recientemente la gente está reportando esa extraña sensación de que le “cambiaron” la realidad?

¿Cuál es, físicamente, el origen del Efecto Mandela?

Si el tema es complicado de asimilar, sus posibles explicaciones lo son mucho más. Hay muy diversas teorías, todas igualmente sólidas y ninguna confirmada hasta ahora; ya hablaré de las que conozco, pero de momento te cuento brevemente mi propia teoría, que más adelante expondré con mayor detalle, pero aquí apenas un adelanto de qué puede estar pasando:

Vivimos en un Multiverso, es decir, coexistimos con una infinidad de Universos Paralelos o Dimensiones Alternas donde las cosas pasan de forma muy similar, pero con ligeros cambios. Entre más cerca estén los Universos Paralelos entre sí, las cosas existen de forma más similar; y entre más lejos, existen de formas más distintas. La realidad que conocemos es sólo una de muchas. Estas Dimensiones Paralelas coexisten con la nuestra, pero cada una está en una frecuencia de vibración diferente y por eso usualmente no se pueden ver entre sí, no notamos su existencia.

Sin embargo, desde hace un tiempo para acá sucedió algo que alteró las frecuencias, las igualó y generó una especie de Mezcla de Dimensiones, provocando que en nuestro Universo, en el que conocemos –y seguramente también en otros Universos Paralelos cercanos al nuestro– estemos viendo cosas que no encajen y que sean distintas a como las vivimos y como las recordamos, o incluso que nunca sucedieron en nuestra “anterior” realidad.

¿Y esto sería posible? En teoría sí: según la física cuántica -que por cierto acepta abiertamente la teoría del Multiverso-, si generas suficiente energía es posible abrir literalmente portales a otras dimensiones. Y es algo que desde hace varios años al parecer han estado buscando el CERN (European Organization for Nuclear Research, –Organización Europea para la Investigación Nuclear-) y las llamadas Computadoras Cuánticas, y todo parece indicar que lo han conseguido. Pero ya ampliaremos todo más adelante, esto es apenas una breve y simple explicación del fenómeno y su posible causa, para que comiences a conocerlo, entenderlo y adentrarte en él. Eso sí, insisto, esta es sólo una teoría, mi propia interpretación, pero hay muchas más, todas igualmente posibles.

¿Qué te parece? ¿Increíble, no? Sí, es como un episodio de Dimensión Desconocida, Stargate o cualquier otra serie de Ciencia Ficción. Incluso nos remite a algunas películas, como “Misteriosa Obsesión” ( The Forgotten), “Ciudad en Tinieblas” (Dark City) o la reciente cinta de Marvel, “Dr. Strange”; pero no, no es ficción: miles de personas en el mundo lo estamos experimentado, y va en aumento: cada vez más gente, cada vez más cambios. Y ese aumento de reportes lo hacen un gran tema de estudio: si sólo uno o dos lo dijeran y recordaran las cosas diferentes no sería interesante; pero cuando mucha gente no relacionada entre sí recuerda lo mismo y con los mismos detalles, es muy intrigante, llamar la atención y es digno de entender e investigar a fondo.
Este fenómeno está en curso y no se va a detener; al contrario, con el paso del tiempo crecerá y seguirá literalmente transformando la realidad en la que vivimos, hasta que llegue un día en que las diferencias sean extremadamente notorias y sea imposible no verlas; y éstas podrían no ser positivas o agradables. Por eso es importante estar al tanto y no descalificarlo sin conocerlo. Al menos infórmate, lee las historias, comentarios, ejemplos y evidencias de los posibles cambios, y forma tu propia opinión; quizás podrías descubrir que el fenómeno también te afecta, y comiences a ver tus propios Efectos Mandela. Si eso pasa, al menos ya estarías preparado, y tienes este espacio a tu disposición para comentar, preguntar, compartir y difundir la información.
Continuará…

NOTA IMPORTANTE!!!Esta publicación ha sido seleccionada especialmente para ti, ya que nos pareció interesante que lo leyeras. Nadie tiene toda la verdad! Todos y cada uno de nosotros tiene un pedacito de ella. Por favor, te pedimos si no resuenas con esta información, respetes la opinión de los demás lectores, respetando su libre albedrío. Si lo encontraste útil, ayuda a otros compartiendo en cualquier red social: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp..
Fuente: Efectomandela.com


Tienes que ver esto también


Publicar un comentario

0 Comentarios