Cómo ser auténtico conduce a la felicidad

El camino hacia la verdadera autenticidad

Cuando pienso en vivir plenamente la vida, me vienen a la mente estas preguntas:
  • ¿Tienes esperanzas? ¿Estás contribuyendo?
  • ¿Estás viviendo la vida que quieres?
  • ¿Estás marcando la diferencia?
  • ¿Estás persiguiendo lo que es importante para ti, lo que se alinea con lo que más valoras?


Hace mucho tiempo decidí que las tres cosas que más valoro son la paz mental, la libertad y la felicidad. Creo que estos valores son apreciados por todos los seres humanos.


Mi esperanza es que mi libro "The Happy Human" (El Humano Feliz) pueda ayudar a acelerar este estado de felicidad.

La clave de mi felicidad viene de abrazar lo "humano" en "El Humano Feliz". No se trata sólo de ser feliz, se trata de ser humano. Para mí, eso significa ser completamente fiel a lo que soy, a lo que me importa.

No se trata sólo de ser feliz, sino de ser humano.

Si eso significa dejar mi país natal para buscar un empleo incierto en un país desconocido porque ver el mundo había sido durante mucho tiempo un sueño mío, que así sea.

Si eso significa renunciar a un trabajo lucrativo que me haría avanzar en mi carrera porque me doy cuenta de que el trabajo no está resonando conmigo, eso haré.

Cuando somos fieles a lo que somos, cuando nos deleitamos y expresamos en nuestros auténticos yoes, abrazamos nuestros defectos humanos, sentimos compasión por nosotros mismos y por los demás a medida que hacemos nuestro camino en la vida, podemos descubrir una enorme libertad interior, incluso si las circunstancias nos impiden la libertad exterior.

Podemos sentir paz. Alegría. Podemos sentirnos felices.
Atribuyo gran parte de mi felicidad a una combinación de las prácticas de sabiduría que aprendí al crecer en la India. Me siento increíblemente bendecido de haber nacido en una cultura donde la práctica del yoga y la meditación han sido parte de la vida diaria de la gente durante cientos de años.

Mis prácticas de yoga y meditación me ayudan a aprovechar y fomentar un profundo sentido de alegría. También me ayudan a tener la confianza para abrazar la experiencia humana en toda su plenitud, incluso si, tal vez sobre todo, cuando meto la pata.

Y lo he hecho. Muchas veces.

Cuando somos fieles a lo que somos es cuando podemos descubrir una enorme libertad interior.

Canté en vivo en Burning Man, aunque canto un poco desafinado. Estaba aterrorizado.

Participé en un triatlón, que consistía en nadar en un lago. Antes de eso, sólo nadaba en una piscina, siempre a un metro y medio de un borde para agarrarme. Casi me ahogo.

Hablé en Toastmasters, sólo unos meses después de llegar del sur de Asia sin trabajo y con 7.000 dólares a mi nombre. Estuve horrible. Pero aprendí. Seguí adelante. Mejoré.

Sin el fracaso, no habría tenido los éxitos que he tenido, tanto en mi vida personal como en mi carrera profesional.

No sentiría la sensación de libertad y alegría.

Trabajar en Silicon Valley me ha ayudado a tomar riesgos, porque las compañías de tecnología alientan a fracasar, y a fracasar a lo grande.

Una de las claves del éxito de Google es su voluntad de fracasar.

Y fallamos la mayor parte del tiempo.

Pero debido a que fallamos tanto y tan a menudo, aprendemos mucho, experimentamos mucho, y entonces llegamos a ser exitosos.

Fallar nos permite crecer.

Es fascinante que una industria que se trata de los cerebros artificiales -cerebros electrónicos, personas en redes sociales, coches sin conductor, vendedores que nos ofrecen películas y libros en el momento en que nos conectamos a Netflix o Amazon- también abraza la falibilidad humana más que casi cualquier otra industria.

¿Cómo nos abrazamos plenamente a nosotros mismos y a la experiencia humana?

¿Cómo encontramos la confianza para arriesgarnos, meter la pata, volver a levantarnos y vivir una vida expansiva?

¿Cuáles son los cambios internos que podemos hacer para llegar a este lugar de alegría?

Los estudios muestran que las personas que son más felices, más resistentes y que no se disculpan por abrazar la vida han encontrado un profundo sentido de propósito, uno que resuena, que los ilumina y, a su vez, ilumina a los demás.

¿Cómo encuentras ese propósito?

Te sientas, escuchas, observas.

Haces una pausa. "Hacer una pausa", escribe Rachel O'Meara, "te ofrece la oportunidad de recordar lo que te ilumina" Y en el fondo, ya sabes lo que es eso.

No importa si haces una pausa de dos semanas, dos días o incluso dos minutos.

El punto es que necesitas estar solo.

La pausa es realmente crear un poco de espacio interior, y en esa pausa, ese espacio, te reconectas contigo mismo.

La felicidad requiere compromiso, acción, amor.

El viaje hacia la felicidad es en sí mismo una causa de felicidad.

Recuerda, estas son las piezas cruciales:

1.- Encontrar un propósito en nuestras vidas, que nos da sentido y dirección.

Incluso siendo un adolescente algo ansioso y angustiado, quería explorar los horizontes de una vida más allá de los confines de mi hogar y, finalmente, me sentí bastante atraído a explorar la vida interior a través del yoga y la meditación, de los cuales derivé una increíble sensación de alegría.

Con el tiempo, llegué a mi propio significado y propósito en la vida, que es vivir a mi potencial más alto y ayudar a otros a realizarse. Mi significado y propósito provienen de un lugar de profunda alegría.

2.- Re-encuadrar las historias que nos contamos que nos hacen infelices o nos aprisionan, nos dará poder.

La importancia de re-encuadrar los eventos y volver a contar la historia en tu cabeza porque al final del día, la felicidad en realidad no es conducida por los eventos sino por tu interpretación de ellos.

Como dijo el filósofo estoico Epicteto hace 2.000 años: "A los hombres no los perturban las cosas, sino las opiniones que tienen de ellas".

He tenido la suerte de conocer a personas de todo el mundo que han sobrevivido a experiencias horrendas, han reformulado sus historias y han vivido vidas profundamente significativas.

3.- Estar cómodos en nuestra propia piel, absolutamente cien por ciento fieles y felices con lo que somos, lo que nos permitirá salir adelante y vivir una vida plena, sin disculpas, difundiendo nuestro propósito y nuestro Yo cien por ciento falible, totalmente humano e igualmente feliz.

Y dejar que tu propia historia se desarrolle en oposición a la vida de otra persona, las expectativas de otra persona y el estado de ánimo de otra persona.

Sólo sé tú mismo y vive la vida que quieres vivir y que estás destinado a vivir, lo que te pone en el camino hacia la libertad interior y la felicidad. Eso requiere coraje.

Cuando tienes estos tres ingredientes, es mucho más fácil tomar riesgos, hacer una diferencia en el mundo, o, como dijo Steve Jobs, "Dejar una marca en el universo".

TRADUCTORA: Carolina, traductora de la gran familia de la Hermandad Blanca

FUENTE: Gopi Kallayil (2018) How Keeping It Real Leads to Happiness-Making Your Way toward True Authenticity. www.healyourlife.com/how-keeping-it-real-leads-to-happiness

Vía: Hermandad Blanca
Debes ver esto También!!!