El decálogo de la resiliencia

¿Qué es la resiliencia?

Cuando uno se enfrenta a la adversidad en la vida, ¿cómo se enfrenta o adapta una persona a ella? ¿Por qué algunas personas parecen recuperarse de eventos trágicos o pérdidas mucho más rápido que otros? ¿Por qué algunas personas parecen quedar "atrapadas" en un punto de sus vidas, sin la capacidad de avanzar?
Los psicólogos han estudiado estos problemas durante mucho tiempo y han ideado una etiqueta con la que puede estar familiarizado: la capacidad de recuperación. Cuando se enfrenta a una tragedia, un desastre natural, un problema de salud, una relación, un trabajo o un problema escolar, la resiliencia es qué tan bien una persona puede adaptarse a los acontecimientos de su vida. Una persona con buena capacidad de recuperación tiene la capacidad de recuperarse más rápidamente y con menos estrés que alguien cuya capacidad de recuperación está menos desarrollada.

Todos tienen capacidad de recuperación. Solo se trata de cuánto y qué tan bien lo utilizas en tu vida. La resiliencia no significa que la persona no sienta la intensidad del evento o problema. En cambio, solo significa que han encontrado una manera bastante buena de manejarlo más rápidamente que otros.

Jazmín Sambrano en su libro “Resiliencia” Transformación positividad de la adversidad, propone las  siguientes 10 pautas para hacernos más fuertes:

1 Levántate: las adversidades de la vida son oportunidades para sacudirse el polvo y reanudar el camino.

2 Recuerda y olvida: recuerda los buenos momentos, olvida los malos y recuerda las enseñanzas de ambos.

3 Confía: hay personas con las que puedes contar, en especial contigo mismo, ríndete, entrégate, es seguro.

4.- Aprende: la conciencia moldea el mundo, aprende a crear el mundo que deseas con tu inteligencia y pasión.

5.- Recréate:  dale la bienvenida a la felicidad, levanta la frente y fluye con la vida, juega, retoza, sonríe.

6.- Ama y déjate amar: deja ver tu alma luminosa, entrega amor con amor, quienes te han amado, hoy te aman más.

7.-  Libérate: desata nudos corporales y muévete, baila, salta la cuerda, mueve tu mente y tu espíritu.

8.- Perdónate: corrige la situación, levanta el castigo, el perdón libera es oportunidad d corregir y mejorar.
9.- Renace: sal de cosas viejas, de trastos físicos y mentales, regálalos, bótalos, véndelos, todo está en tu alma.

10.- Cuídate: eres un precioso instante en la historia del universo, siempre hay tiempo de volver a empezar.

¿Cómo manejas las adversidades?

Cuéntanos en los comentarios! y COMPARTE con amigos y/o familiares a través tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.¡Gracias, amores bellos!🙏

¿Deseas Superarte?

Inscríbete en nuestro Boletín y recibe un correo diario con nuestras publicaciones más recientes.



He leído y estoy de acuerdo con la
Política de Privacidad de Datos


¿Quiéres Descubrir tu Personalidad con estos Impresionantes Tests?