¿Quién puede hacerme daño?

Cuando otra persona, mucho más si es un extraño, cruza tus lí­mites y te habla, inmediatamente tienes la sensación de que te han invadido. De forma instintiva retrocedes para crear una distancia más segura.

¿Por qué? Porque cada vez que traspasan esos límites imaginarios, tu cuerpo de energía siente la fuerza invasora y te alerta produciéndote un estado de incomodidad.
Si alguien permanece en tu cuerpo de energía durante un largo período de tiempo, su energía podría afectar a todo tu ser: te sientes mal si no sintonizas con esa persona y te animas si resuena a una vi­bración de energía superior a la tuya.
Cuando los pensamientos y emociones de los demás afec­tan a tu campo de energía mental se produce uno de estos dos resultados: o tu campo de energía aumenta, como se dice que ocurría cuando Buda y Jesús entraban en una aldea y su sola pre­sencia elevaba la conciencia de los que les rodeaban, o tu campo de energía disminuye y, en consecuencia, queda debilitado. La manera de pensar de los demás y su forma de irradiar su ener­gía del pensamiento pueden afectarte. Y lo contrario también es cierto: «En este universo interconectado, cada mejora que efectuamos en nuestro mundo interior mejora el mundo en general para todos»

Pero no sólo las personas influyen en tus campos de ener­gía. Los ruidos, la calidad del aire y la pureza de los alimen­tos también les afectan. Es posible que no te des cuenta, pero tú también tienes un importante papel a la hora de mantener tus campos de energía limpios y sin contaminar y también pue­des tener un efecto purificador en el campo de energía de los que te rodean. Por esta razón debemos ser conscientes de lo que dejamos entrar en nuestros campos de energía. Eres quien decide lo que sucede en tus interacciones, como, cuando, donde y con quien... eres dueño de tu espacio personal, y recuerda “como es arriba es abajo, como es adentro es afuera”.
Por favor, COMPARTE, con tus amigos y recuerda apoyarnos con un "Me gusta" 👍 y brindanos tu opinión en los comentarios.

Autor: Maestro Rafael Alcaz González
Comunidad Internacional Dragón Rojo
Debes ver esto También!!!