Cuerpo Holístico parte 2/4

Cuerpo Holístico parte 2/4

El ser humano es la única criatura en la tierra capaz de cambiar su biología con sus sentimientos y pensamientos 

El único que posee un sistema nervioso conciente de su proceso de envejecimiento.  Nuestro estado mental influye sobre todo lo que el ser humano está conciente, y el envejecimiento no es la excepción.

Es imposible aislar cualquier sentimiento o pensamiento, creencia o suposición para que no tenga un impacto sobre  una nueva, mucho más completa y con una versión mucho más amplia de la verdad sobre los seres humanos. Estas son también creadas por la mente del hombre - la diferencia está en que le otorgan mucha más libertad y poder que las de antes. De cambiarse por completo, y de comprenderlas bien, estas nuevas suposiciones le ofrecen la habilidad de rediseñar el programa de envejecimiento que ahora utilizan sus células del cuerpo. Las nuevas creencias con una nueva conciencia son:

1.- El mundo físico, incluyendo nuestro cuerpo, es una respuesta del observador. Creamos nuestro cuerpo así como creamos la experiencia de nuestro mundo.

2.- En su estado esencial, nuestro cuerpo está compuesto de energía e información, no de materia sólida. Estos elementos son una manifestación de infinitos campos de materia sólida extendiéndose por todo el universo.

3.- El cuerpo y la mente son inseparables. La unidad que es el “yo” está dividida en dos corrientes de experiencias. Usted experimenta:

- La corriente subjetiva en forma de pensamientos, sentimientos y deseos. - La corriente objetiva que es su cuerpo.
A un nivel más profundo, las dos divisiones se unen en una sola fuente creativa. Es desde esta fuente que usted puede vivir. Si usted piensa algo, el cuerpo reacciona químicamente; si no piensa, su cuerpo no reacciona. De allí la importancia de cuidar los pensamientos, y tratar que sean positivos y beneficiosos para su salud.

4.- La bioquímica de su cuerpo es el producto de su plena conciencia. Las creencias, pensamientos y emociones crean las reacciones químicas que dan soporte a la vida. Una célula envejecida es el producto final de la conciencia que ha olvidado cómo permanecer nueva.

5.- La percepción pareciera ser automática, pero es un fenómeno que se aprende. La vida que usted vive, incluyendo la experiencia de su cuerpo, está totalmente determinada por cómo usted aprende a percibirla. Si usted cambia su percepción, usted cambia la experiencia de su cuerpo y del mundo.

6.- Los impulsos de inteligencia van creando su cuerpo de nuevas formas cada segundo. Usted es la sumatoria de estos impulsos, y al cambiar sus patrones, usted cambia también.
7.- Aunque cada persona pareciera ser un ente aparte e independiente, todos están conectados a patrones de inteligencia que gobiernan todo el cosmos. El cuerpo de cada persona es parte de un cuerpo universal, y su mente es parte de una mente universal.

8.- El cuerpo no existe como un absoluto, sino como una eternidad. El tiempo sólo es cuantificado por quienes han diseñado un sistema para contar segundos, horas, días y años.
Lo que llamamos “tiempo linear” es una mera reflexión de cómo percibimos el cambio. Si pudiéramos percibir lo incambiable, el tiempo dejaría de existir como lo conocemos.


9.- Cada persona vive dentro de una realidad que yace más allá de todo cambio. En lo más profundo de cada persona, a pesar de sus cinco sentidos, es un centro interno, un campo
de no-cambio que crea la personalidad, el ego y el cuerpo. Este ser es estar en un estado de esencia y es quien usted es en verdad.


10.- Usted no es una víctima del envejecimiento, la enfermedad y la muerte. Estas son simplemente parte del escenario de la vida, pero no es el ser en sí, que es inmune a cualquier forma de cambio. Esta esencia es el espíritu, la expresión de ser eterno.

Estas nuevas formas de creencias son vastas y tienen el poder de crear una nueva realidad. Todas han sido comprobadas científicamente en los descubrimientos de la física cuántica, hace aproximadamente unos 100 años.  Las semillas de este nuevo paradigma fueron sembradas por Einstein, Bohr, Heisenberg y otros pioneros de la física cuántica, quienes descubrieron que la forma tradicional de ver el mundo físico era falso. De acuerdo a la teoría, aunque las cosas en el mundo real parecen ser reales, no hay ninguna prueba de la realidad, aparte de la que reporta el observador.

Nadie comparte la misma visión del universo, cada observador del mundo crea su propio mundo. ¿Cómo puede esto afectar la salud? Debe saber que usted es mucho más que un cuerpo, un ego, una personalidad limitada.  A nivel profundo, su cuerpo no tiene edad, ni su mente tiempo.  Una vez que usted es capaz de identificarse con esta realidad, que es consistente con la percepción cuántica, el envejecimiento cambiará fundamentalmente.

El fin de la tiranía de los sentidos

¿Cómo es que las personas aceptan cualquier cosa como la realidad? Por que la pueden ver, tocar, oler, gustar, escuchar.  La realidad para las personas es todo aquello que reportan sus cinco sentidos, y como tal la aceptan. Los sentidos se encargan de reafirmar la realidad: las cosas son tal y como parecen. Pero de acuerdo a esta realidad, la tierra es plana, el suelo que pisamos es estático, el sol sale por el este y se esconde por el oeste - simplemente porque así es percibido por nuestros sentidos.

Einstein llegó a la conclusión de que el tiempo y el espacio también son producto de nuestros sentidos: vemos y tocamos cosas que ocupan tres dimensiones, y experimentamos vivencias que van ocurriendo en un orden secuencial.  Sin embargo, Einstein y sus colegas fueron capaces de eliminar estas suposiciones aparentes, ya que descubrieron que el tiempo y el espacio formaban parte de una nueva geometría que no tenía principio ni fin, ni bordes, ni eran sólidos. Ellos hallaron  que cada partícula sólida dentro del universo resultaba ser un grupo de energía vibrando dentro de un inmenso vacío. Es así como la vieja creencia del tiempo y espacio fue erradicada, siendo reemplazada por un campo continuo sin tiempo de constantes transformaciones. Es lo que se conoce como física cuántica, y los seres humanos no quedan fuera de ella, sino al igual que todo lo demás, forman parte de ella.

Mientras la naturaleza se encarga de crear galaxias, estrellas, constelaciones, huecos negros, leptones, etc. los seres humanos se encargan de crearse a sí mismos. Esta concepción del mundo es tan creativa, que el cuerpo humano, al igual que todo lo demás en el cosmos, se renueva constantemente cada segundo. Aunque sus cinco sentidos le reporten que usted vive dentro de un cuerpo sólido en un espacio y en un tiempo, esta es sólo la capa más superficial de la realidad. Su cuerpo es mucho más milagroso, un organismo que fluye, que está dotado de millones de años de inteligencia, y esta inteligencia se encarga de percibir los cambios constantes que ocurren dentro de usted.

Cada célula de su cuerpo es un terminal mínimo conectado a un sistema cósmico. El envejecimiento humano es pues una mascara, una expresión de la pérdida de esta inteligencia. La física cuántica expresa que no existe un fin para las transformaciones en el cosmos, y nuestros cuerpos tienen el mismo impulso creativo de transformación.

Para mantenerse vivo, su cuerpo debe vivir de acuerdo a los cambios que se van haciendo. Todos los órganos de su cuerpo se renuevan a sí mismos sin que usted siquiera lo note, mes a mes, su piel, hígado, estómago, huesos, todo. Al final de un año el 98% de los átomos de su cuerpo han sido totalmente renovados por otros nuevos. Cuando usted llega a la edad de los 30, es cuando su cuerpo comienza poco a poco el proceso de envejecimiento. Las arrugas aparecen, la piel pierde su tono, la audición y vista disminuyen su capacidad, etc. La buena noticia que ofrecen los gerontólogos es que estos cambios corresponden a apenas el 1% de la renovación que atraviesa nuestro cuerpo anualmente. Es decir, usted sólo envejece un 1% contra un 99% de renovación de su energía corporal e inteligencia.

Muchos se preguntarán si los daños asociados al envejecimiento se pueden prevenir o reversar. Las investigaciones han demostrado que sí se puede; los principales creadores biológicos del envejecimiento pueden ser mejorados, sin importar cuán viejo se es.

Continuará...

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capitulo 71 - Volumén 2