lunes, 12 de enero de 2015

De qué manera el jugo de naranja podría dañar tu salud


En el desayuno y siendo la primer bebida del día, alejada de las comidas, el jugo de naranja resulta muy beneficioso, proporcionando al organismo vitamina C y previniendo la formación de piedras en el riñón, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology; a pesar de ello, el consumo inadecuado puede dañar la salud.

Un vaso de jugo de 3 naranjas, aporta alrededor de 210 calorías; además, la naranja preparada como jugo pierde la fibra presente en la pulpa, indica el experto Alberto Cormilot, fundador del Instituto Argentino de Alimentos y Nutrición (IAAN).

¿Cómo podría el beneficioso jugo de naranja 

dañar nuestra salud?

La naranja contiene fructosa. Una investigación realizada por los expertos Robert Lustig y Richard Johnson, indica que el exceso de la fructosa hace subir de peso engañando al metabolismo, ya que apaga el órgano de control del apetito en su sistema. La fructosa no estimula adecuadamente la insulina, que a su vez, no suprime la grelina (la “hormona del hambre”) y no estimula la leptina (la “hormona de la saciedad”), que juntos dan lugar a la resistencia a la insulina y esto hace a una persona comer de más.

La fructosa aumenta los niveles de triglicéridos. De acuerdo a un estudio de Alma Pesquero Romero, responsable del Gabinete de Otoneurología del Hospital Regional, Gabriel Mancera, el oído suele ser el primer órgano en revelar un padecimiento en el sistema circulatorio, siendo más frecuentes las hiperlipidemias, es decir, altos niveles triglicéridos (principal tipo de grasa que viaja por vías sanguíneas para dar energía o ser almacenada).

Si el jugo de naranja no es fresco y lleva más de 2 horas en el refrigerador o a la intemperie, su valor nutricional se reduce hasta en un 80 %.

Un estudio publicado en British Medical Journal, sobre el consumo de frutas y el riesgo de diabetes tipo 2, revela que pese a que comer fruta reduce el riesgo de desarrollar diabetes, el consumo excesivo de jugos de naranja puede contribuir en las posibilidades de contraer diabetes tipo 2.

Un vaso de jugo de naranja representa el 10 % de la fibra que una naranja tiene, lo que le quita muchas propiedades aunque no lo hace esencialmente dañino.

El experto Alberto Cormilot señala que en el jugo de naranja sólo se utiliza los hidratos de absorción rápida, que aumentan bruscamente la insulina en la sangre y favorecen a la formación de la grasa.

Si consumes de forma moderada el jugo de naranja y como parte de una dieta balanceada (supervisada por un especialista) el jugo de naranja puede resultar muy beneficioso. Pero debemos estar atentos a evitar malas combinaciones de alimentos y al uso inadecuado de las cantidades y porciones.

Fuente: Vida Lucida

AVISO LEGAL
Toda la información que se brinda en esta pagina está destinada al conocimiento general. En ningún caso sustituye el asesoramiento de un médico. No pueden usarse estos datos para diagnosticar y/o autodiagnosticarse y/o realizar el análisis de enfermendades. No olvide consultar a su médico ante cualquier duda que pudiera tener con relación a su estado de salud

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: