¿Por Qué lo Auténtico es Menos Apreciado Hoy en Día?

¿Por Qué lo Auténtico es Menos Apreciado Hoy en Día?


Hoy en día, lo auténtico parece a menudo menos apreciado.

Mientras que lo superficial o engañoso es más admirado.

Según Bob Marley, el problema radica en que las personas auténticas son a menudo rechazadas mientras que los hipócritas son apreciados.

Esta tendencia parece inherente al ser humano, quien crea expectativas sobre todo y todos.

Anticipamos lo mejor o lo peor de lo que está por venir y de las personas que cruzan nuestro camino.

¿Por Qué lo Auténtico es Menos Apreciado Hoy en Día?

Esperamos que los acontecimientos se desarrollen de una manera específica y que todos, desde seres queridos hasta figuras públicas, actúen conforme a nuestras expectativas.

¡Nadie desea enfrentar frustraciones, ya sean internas o externas!

Queremos tener éxito en la vida y en el amor.

Deseamos tomar decisiones acertadas en las elecciones, esperamos que nuestros ídolos se comporten correctamente, y anhelamos ser reconocidos en el trabajo, en la escuela y en nuestros círculos sociales.

A muchos nos resulta difícil manejar el rechazo y las expectativas no cumplidas, ya que esto requiere equilibrio, valor y conciencia de nuestra propia responsabilidad sobre lo que nos sucede.

Normas de Perfección Estética, Felicidad Eterna y Éxito Financiero

Es aún más desafiante aceptar lo imperfecto. En este contexto, la autenticidad a menudo vale menos que la mentira, especialmente cuando lo falso se siente más reconfortante que la dura verdad. Aceptar la falsedad, los artificios, las ilusiones y los fingimientos se convierte en una opción más sencilla.

El cambio es doloroso.

Podemos consolarnos con mentiras porque tememos salir de nuestra zona de confort, lo que realmente solo aumenta nuestro malestar. Este miedo nos lleva a aferrarnos a ilusiones e ideas que ya han demostrado ser limitadas.

A veces invertimos en proyectos sin futuro, esperando ingenuamente que las cosas mejoren por arte de magia. A menudo esperamos lo mejor de quienes nunca nos han valorado realmente, lo que nos mantiene en una espiral de decepción y frustración.

Mantener estas ilusiones nos sumerge en un dolor continuo y perpetuo.

Cada día sentimos la angustia de saber, en el fondo, que estamos construyendo nuestra vida sobre cimientos inestables. La falsa ilusión que intentamos mantener inevitablemente se resquebraja, y la realidad siempre nos alcanza, trayendo consigo un dolor que parece no tener fin.

Por otra parte, aceptar nuestros errores y decidir cambiar también es doloroso.

Este proceso requiere valor, humildad y la voluntad de enfrentar nuestras imperfecciones.

El dolor de esta toma de conciencia es agudo, pero temporal. Al reconocer nuestros errores, nos damos la oportunidad de crecer, aprender y mejorar. El cambio puede ser difícil, pero trae consigo liberación y paz interior que las mentiras nunca pueden ofrecer.

Al final, la elección es nuestra. Podemos seguir viviendo en la ilusión, sufriendo un dolor constante, o podemos optar por enfrentar la realidad, aceptar nuestros errores y emprender un camino de cambio.

Aunque dolorosa, esta última elección es la que realmente nos permite avanzar y encontrar una satisfacción duradera. Al elegir la autenticidad y el crecimiento personal, nos damos la oportunidad de construir una vida más satisfactoria alineada con nuestros valores más profundos.

Palabras finales:

En un mundo donde la apariencia a menudo eclipsa la esencia, la autenticidad se convierte en un raro tesoro. Podemos seguir la corriente y adaptarnos a las expectativas superficiales, o podemos elegir el camino menos transitado: el de la sinceridad y la transparencia. Este camino no es fácil, pero es profundamente gratificante.

La autenticidad nos ofrece la libertad de ser quienes realmente somos, sin máscaras ni pretensiones. Nos permite conectar con otros a un nivel más profundo y significativo y, lo más importante, nos ayuda a construir una relación sólida y sincera con nosotros mismos.

Mientras el mundo celebra lo superficial, te invito a valorar y cultivar tu autenticidad. No porque sea fácil, sino porque al final del día, la relación más duradera que tendremos es la que mantenemos con nosotros mismos.

Al ser fieles a esa relación, no solo encontraremos paz y satisfacción, sino que también iluminaremos el camino para otros, mostrando que es posible vivir de manera genuina y exitosa.

Así que te animo a preguntarte: ¿Estás viviendo de manera auténtica? ¿O estás sacrificando tu verdadero yo por la aceptación de los demás?

La elección es tuya, y es un acto de valentía elegir ser genuino en un mundo que a menudo premia lo contrario.

Con amor,

Maritere C.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


👍Únete a nuestros canales para recibir las últimas publicaciones...


👍Canal de WhatsApp...👇




👍Canal de Telegram...👇


Siguenos en Telegram