¿Eres coherente con tus palabras? Descubre cómo mejorar tu vida y relaciones

¿Eres coherente con tus palabras? Descubre cómo mejorar tu vida y relaciones


Las palabras se van, las actitudes se quedan.

Podemos hablar y escribir con mucha elegancia y sofisticación sobre diversos temas, usando palabras que nos gustan y nos hacen sentir bien.

Pero lo difícil es vivir de acuerdo con nuestras palabras.

Ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos, aplicar las ideas que compartimos con los demás.

Lo difícil es ser una persona que hace realidad sus palabras.

¿Eres coherente con tus palabras? Descubre cómo mejorar tu vida y relaciones

Una persona que actúa según lo que dice, que no se contradice frente a su público.

Hay un dicho que dice: "El ejemplo vale más que mil palabras".


Las palabras se pueden escribir y decir de muchas formas, pero nuestras acciones reflejan lo que somos de verdad, y tarde o temprano nuestros hechos siguen el camino de nuestro ser auténtico.

Por más que tratemos de vivir en contradicción con nuestras creencias y nuestra verdad interior, al final tenemos que volver a nuestra esencia, porque nadie puede sostener por mucho tiempo un comportamiento que va en contra de lo que siente y piensa. Tenemos un impulso natural de buscar lo que nos da sentido a la vida, y tarde o temprano nos entregamos a esa búsqueda.

La incongruencia entre lo que decimos y lo que hacemos

¿Por qué decir "te quiero" sin mostrar afecto, denunciar la corrupción mientras sobornamos al vigilante, prohibir ingerir alcohol a tu hijo mientras tienes una lata de cerveza en la mano, o decirles que no digan malas palabras mientras tú las dices, hablar de espíritu empresarial mientras te comportas como un jefe autoritario y publicar frases bonitas sobre la amistad mientras no eres un buen amigo?

Actitudes como éstas no convencerán a nadie, ni siquiera a nosotros mismos.

Por difícil que sea, es esencial vivir en armonía con nuestras palabras, practicar lo que predicamos, sin fingir ni dejar que la gente piense que todo en nosotros es superficial. Adoptando este enfoque, podemos respirar más libremente siendo auténticos.

Cuando somos sinceros, atraemos a las personas adecuadas, aquellas que aprecian nuestra honradez e integridad. Al final, es más importante demostrar nuestras creencias y valores que simplemente expresarlos verbalmente.

Las palabras pueden engañar temporalmente, pero son nuestras acciones las que dejan una huella duradera en la vida de quienes nos quieren sinceramente.

No podemos complacer a todo el mundo, y es imposible ser siempre de acuerdo con las opiniones de los demás. Sin embargo, al vivir de acuerdo con nuestras convicciones y valores, nos volvemos dignos de confianza y más proclives a la felicidad.



👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


👍Únete a nuestros canales para recibir las últimas publicaciones...


👍Canal de WhatsApp...👇




👍Canal de Telegram...👇


Siguenos en Telegram


⚠️Aviso Importante: ⚠️ Este contenido se proporciona solo con fines informativos y educativos. No debe interpretarse ni usarse como sustituto del diagnóstico, consejo o tratamiento profesional. Si tienes preocupaciones o dudas, consulta siempre a un especialista de confianza.

Sandra V.

Imagen generada por el modelo DALL·E de OpenAI para Díapordiamesupero