Terapia del espejo para aumentar la autoestima

Terapia del espejo para aumentar la autoestima


La terapia del espejo es un enfoque que consiste en mirar hacia dentro antes de observar a los demás.Normalmente, tendemos a centrar nuestra atención primero en lo que hay fuera, utilizando nuestros sentidos físicos como la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto para evaluar nuestro entorno. Nuestra mente actúa como juez, analizando esta información sensorial. Sin embargo, la terapia del espejo propone invertir este enfoque.

¿Qué es la terapia del espejo?

La terapia del espejo es un enfoque psicológico y terapéutico que fomenta la autoobservación y la reflexión interior.Invita a las personas a mirar hacia dentro y examinar sus pensamientos, emociones, comportamientos y creencias de una forma objetiva, similar a cómo perciben el mundo exterior.

Terapia del espejo para aumentar la autoestima

Este enfoque terapéutico hace hincapié en la idea de que la percepción que tenemos de nosotros mismos y del mundo exterior está estrechamente vinculada. Sugiere que, para realizar cambios positivos en nuestras vidas, es esencial comprender cómo nuestros pensamientos, emociones y creencias personales influyen en nuestras experiencias y relaciones.

La terapia del espejo anima a los individuos a :

  • Observarse objetivamente, sin juzgarse.
  • Examinar sus patrones de pensamiento, emociones y comportamientos habituales.
  • Identificar creencias limitantes o patrones negativos que puedan estar obstaculizando su crecimiento personal.
  • Tomar conciencia del impacto de su autopercepción en sus relaciones y experiencias vitales.
  • Realizar ajustes conscientes para crear cambios positivos en su realidad personal.
El objetivo último de la terapia del espejo es que las personas se comprendan mejor a sí mismas, aumenten su autoestima, gestionen sus emociones de forma más sana y tomen decisiones más informadas en su vida personal y profesional. Puede utilizarse en terapia individual o autoterapia para fomentar el crecimiento personal y el bienestar emocional.

Sugiere cambiar nuestra perspectiva, tomar una dirección opuesta a la que estamos acostumbrados. Esta inversión puede ayudarnos a darnos cuenta de que nuestra naturaleza más profunda en realidad está en armonía con la idea de ir a contracorriente. A veces no somos conscientes de que estamos aprendiendo constantemente a nadar contra corriente, aunque a menudo pensemos que simplemente nos conformamos con las observaciones externas.

Por lo tanto, la terapia del espejo nos anima a observar primero lo que ocurre en nuestro interior antes de juzgar lo que sucede en el exterior.

Nos ayuda a comprender que la relación entre causa y efecto está bajo nuestro control en todo momento, y que no somos simples espectadores pasivos de los acontecimientos que se desarrollan a nuestro alrededor.

Visto desde esta perspectiva, queda claro que todos los aspectos de nuestra vida, ya sea la familia, las finanzas, las emociones o la salud, son el resultado de lo que hay dentro de nosotros y no de factores externos. Sólo hay un individuo en todo el universo que tiene el poder de equilibrar realmente estas áreas de forma satisfactoria y acorde con nuestro nivel de evolución: somos nosotros mismos.

Al comprender que nuestros éxitos, fracasos, salud, prosperidad, relaciones e incluso conflictos son el resultado de nuestras propias acciones, podemos empezar a restablecer el equilibrio en nuestras vidas de forma gratificante.

La terapia del espejo consiste en mirarnos profundamente, sentirnos, escucharnos, tocarnos, comprender nuestras emociones y sentimientos, sin juzgarnos, mientras examinamos cómo interactuamos con los demás. Entonces podemos cambiar conscientemente lo que no resuena positivamente en nuestras vidas, con el objetivo de crear una armonía más profunda.

Comprender que eres el creador de tu propia realidad es esencial.

Imagínate como el autor y director de una película, serie o libro, donde puedes cambiar los capítulos, escenas, personajes, vestuario, duración de los episodios y mucho más.

No dejes tu poder en manos de otros; es tu vida, tu película. Tú tienes el poder de elegir el reparto y decidir los acontecimientos. Puedes seguir tomando decisiones y ajustarlas para enriquecer tu experiencia humana. La sabiduría para hacerlo reside en ti.

Comprende que la imagen que tienes de ti mismo es lo más importante. Cuando cambias la forma en que te ves a ti mismo, también cambia la forma en que te ven los demás.

Esto te da la confianza y la independencia que necesitas para vivir tu vida, alcanzar tus objetivos y, al mismo tiempo, ayudar a los demás a encontrar su propio camino.

Antes de mirar con ojos críticos a los demás y al mundo que te rodea, empieza por observarte a ti mismo. Tómate tu tiempo para mirarte al espejo, aféitate emocionalmente, maquíllate mentalmente y cepilla tus pensamientos. Transforma tus emociones, suaviza tus sentimientos y aclara tus pensamientos.

Al realizar estos cambios positivos en tu interior, seguirás observando el mundo, las personas y los acontecimientos, y verás la transformación que puedes aportar a tu vida y a las vidas que te rodean.

De este modo, las palabras y los actos seguirán esta línea de acción porque son los efectos materializados de los pensamientos, los sentimientos y las emociones.



👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


Únete a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas publicaciones...

Siguenos en Telegram

Por Juan Carlos R.