8 secretos de una vida SIN metas: cómo ser feliz aquí y ahora

8 secretos de una vida SIN metas: cómo ser feliz aquí y ahora


La vida es una historia que escribimos nosotros mismos. El momento presente es solo el rastro de una pluma sobre un papel. Todo lo que sabemos con certeza es que este bolígrafo no se puede detener: seguirá escribiendo una y otra vez. En ese caso, ¿por qué no tomarlo y escribir la historia por su cuenta que llenará el libro de nuestra vida?

“El ayer ya es pasado. Aún no hay mañana. Sólo existe el hoy. Ahora”. - Una teoría sorprendentemente sencilla, ¿verdad? E igual de complicada en la práctica. Vivimos en el aquí y ahora, pero somos completamente inconscientes de ello. Actuamos con el piloto automático. Todo se debe, curiosamente, a las metas. Demasiados objetivos. Una carrera interminable sin final a la vista.

Cómo detener la agotadora carrera y sentir de verdad tu “ahora”. Para los que están completamente atascados en la rutina y, sobre todo, para las mentes inquietas, un regalo al final.

8  secretos de una vida SIN metas: cómo ser feliz aquí y ahora

Las personas activas se dividen en dos tipos. Las primeras -llamémoslas “personas objetivo”- planifican todo el tiempo, se fijan resultados concretos y se ponen muy nerviosas cuando algo no sale según lo previsto. Creen que sólo serán felices cuando “compren”, “aprendan”, “comercien”, “se deshagan de”, “terminen”, “proporcionen” algo (agregue más). Es como si dejaran la vida en suspenso una y otra vez, voluntaria o involuntariamente. En cuanto se alcanza un objetivo, una docena más se las arreglan para aparecer en su lugar.

La mayoría de nosotros vivimos nuestra vida como “personas con objetivos”. La mayoría de las veces, uno impuesto. Sea cual sea la fuente de la cinta transportadora de objetivos -familia, amigos, colegas, redes sociales, medios de comunicación-, estamos en cautividad voluntaria. Soñando con un mañana esperado o lamentando no haberlo conseguido ayer.

El segundo tipo, todavía muy raro, es el de las “personas sin objetivo”. No quieren seguir una ruta clara. El viaje en sí les produce alegría. Les encanta lo que tienen y por eso disfrutan de la vida cada día. Sin perseguir el tiempo, sin estrés innecesario, sin estresarse. Su enfoque es ser felices ahora mismo, en este preciso momento. No se limitan a ver pasar los momentos de “mañana” a “ayer”, sino que se dejan llevar por los hilos del tiempo. Respiran en el “ahora”.

Todos somos diferentes. Si realmente disfrutas planificando cada día y cada hora, no renuncies a este estilo de vida. Puede que seas una de las pocas “personas con propósito” conscientes. Pero si sientes la presión y el vacío de un ritmo ajetreado, si te quedas constantemente sin energía, si no hay ganas de actuar a pesar del brillo de tus objetivos, es hora de probar algo nuevo.

Aprende de Stephen Shapiro, empresario de éxito, autor y conferenciante de fama internacional. Stephen es un antiguo perseguidor de objetivos y lo que él creía un “hombre con propósito”. Un día lo perdió todo. La paz, la familia, el trabajo y la esperanza en el futuro. Se vio atrapado en un círculo vicioso de metas profesionales y acumulación de riqueza material y no pudo salir de él. Tocó fondo.

Para reencontrarse a sí mismo, Stephen vendió sus posesiones, se mudó de piso y se embarcó en un viaje por carretera de 20.000 km. Este viaje y las más de 150 entrevistas realizadas en la carretera, fueron para él la fuente de una nueva filosofía. Una filosofía de “vida sin objetivos” en el aquí y ahora, que lleva 10 años inspirando a millones de personas en todo el mundo.

En pocas palabras, una vida sin metas no es irresponsabilidad hacia uno mismo, pereza o amoralidad. Y no es una señal para entregarse al alcoholismo, ver la tele sin rumbo o salir de fiesta: esas actividades no llenarán el vacío. Una vida sin metas es una vida sin el peso de ellas, pero con dirección. Es una actividad, una búsqueda de algo que te caliente el alma durante más de unas horas. No hace falta que tires todos tus cuadernos y agendas, pero todo debe tener límites. Elige un alcance razonable y no te culpes si algo sale mal. Ten aspiraciones, no metas. Borra todos los “debería” y céntrate en tus sueños.

Prueba los 8 secretos para vivir una vida sin metas de Stephen Shapiro:


Secreto 1: Vive la vida de un modo que te haga sentir bien
Para vivir una vida sin objetivos, necesitas dar sentido a cada día que vives. Haz lo que te gusta, lo que te hace sentir bien y llena el tiempo de experiencias especiales y vívidas. No existas, ¡vive! No importa lo que te depare el mañana. Aprecia lo que tienes hoy, disfruta de cada momento.

Secreto 2. Sigue una brújula, no un mapa
Fija una dirección para tu vida basada en tus aspiraciones y pasiones: que esa sea tu brújula. Pero no intentes planificar toda tu vida y evita las decisiones inflexibles. Siempre debe haber una oportunidad de cambiar tu camino dando un paso en la dirección correcta.

Secreto 3. No temas equivocarte de camino
No hay decisiones correctas o incorrectas. Sólo hay decisiones. Tampoco hay fracasos, sólo oportunidades de crecimiento personal. Si un giro no tiene sentido para ti, piensa en él como una oportunidad para vivir nuevas experiencias.

Secreto 4: Busca la aventura
Haz que tu vida sea inusual e inesperada, incluso para ti mismo.Cambie de lugar de residencia y de trabajo, intenta hacer algo nuevo. Explora e improvisa.

Secreto 5. Prepárate siempre.
Las oportunidades nos esperan en cada esquina, pero no siempre estamos preparados para aceptarlas. Mira a tu alrededor con atención y verás cosas en las que no habías reparado antes. A menudo, las señales más importantes están delante de nuestras narices.

Secreto 6. Sé un imán para la gente.
No tienes que hacer planes para conocer gente, lo principal es salir a lugares donde haya gente.

Cuando conectes con la gente, comparte con ellos, háblales de tus aspiraciones. A veces la vida cambia radicalmente gracias a las personas de las que menos te lo esperas.

Secreto 7. Reconoce que eres imperfecto
Todo el mundo tiene un lado que preferiría no mostrar al mundo. Pero no intentes luchar contra ti mismo y parecer perfecto.

Identifica tus imperfecciones y míralas como una fuente de fortaleza. Tus imperfecciones forman parte de tu personalidad y te hacen único.

Secreto 8. No te aferres a un resultado concreto
Actúa sin apegarte al resultado, mantente emocionalmente independiente. No te esfuerces por conseguir más dinero, aporta tus propios valores al mundo y ayuda a los demás. El mundo y las propias personas te corresponderán.

No te preocupes si no puedes aplicar inmediatamente los ocho secretos. Empieza por lo que te resulte más fácil, pero no te detengas más. Da al menos un paso cada día, y un día tu vida será completamente feliz sin ningún esfuerzo. ¡Empieza!

Resumen del libro de Stephen Shapiro “Aquí y ahora. Cómo liberarse del cautiverio de las metas y empezar a disfrutar de la vida”.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.


Únete a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas publicaciones...

Siguenos en Telegram