Crea una conexión profunda con tu ser interior y lo divino

Crea una conexión profunda con tu ser interior y lo divino

No es fácil entablar una conversación consigo mismo genuinamente. Tampoco es fácil formar una conexión con lo Divino.

Lo único que se interpone en el camino de esto último es que estamos tan concentrados en ser indignos de la atención de lo divino que a menudo olvidamos que lo Divino también podría necesitar nuestra atención.

Muchos de nosotros estamos tan acostumbrados a creer solo en lo que percibimos con nuestros sentidos físicos. Como resultado, tendemos a ignorar este aspecto enormemente importante de nosotros mismos: la energía.

Otro problema potencial que puede tener con los mensajes que recibe de tu Ser Superior o Divinidad es que a menudo son confusos, crípticos y totalmente desconcertantes, especialmente si te llegan en sueños.

Realmente es útil llevar un diario de estos mensajes crípticos y simbólicos porque a veces las respuestas se vuelven claras cuando escribes sobre ellos.

A continuación, cinco cosas a las que debes prestar atención para formar una relación de conversación saludable con lo divino y contigo.


Crea una conexión profunda con tu ser interior y lo divino

1.- Usar imágenes y palabras familiares

Al conversar con lo Divino, las personas a menudo se confunden y se equivocan con el significado de cosas complejas. La buena noticia es que uno puede pedirle a la Divinidad que envíe mensajes en forma de ejemplos o imágenes que nos sean familiares y más sencillos de entender.

2.- Escribe todo y no juzgues

Muchas cosas no tendrán sentido para ti de inmediato y sería beneficioso anotarlas para que puedas volver a revisarlas. Además, asegúrate de estar abierta a todas las posibilidades.

3.- Centra la atención en ti misma

No seas víctima de la diversión, pensando en otras personas y en sus vidas. Es tu momento y debes concentrarte solo en ti mismo.

4.- No tengas miedo de preguntar

Es bueno tener curiosidad y puedes pedir a tu alma y a lo divino tanto como quieras sin sentirte avergonzado.

5.- Quédate en el momento presente

Tus quehaceres, tus compromisos seguirían estando ahí después de que termines de hablar contigo mismo, así que mantén esos pensamientos a raya y concéntrate en el presente.

No sea tímido ni te avergüences de hacer preguntas incómodas. No hay nada nuevo para lo divino y estará mejor informado una vez que se haya atrevido a hacer la pregunta.

Piensa en cómo puedes tener una mejor conversación y estar presente y ser respetuoso con lo divino.

👍  COMPARTE lo positivo {+} en tu red social favorita 💡 ¡Asegúrate de guardarlo en tu tablero de Pinterest! Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida! Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por leernos.
Lo que otros están leyendo...