Debo confesar que he vivido...

Con los años vamos aprendiendo que la vida es un mundo de contrastes: de reír y llorar, de estar feliz y triste, arriba y abajo, pero eso sí, nunca viviéndola a medias, nunca a medio gas.

Siempre que me han preguntado cuál es mi palabra favorita, he respondido sin dudarlo, “pasión”. Ponerle pasión a la vida, en todo cuanto toco, en todo cuanto hago y en todo lo que siento me lleva muchas veces a decepcionarme, a estrellarme, a pasarlo mal, pero es el precio que pago, con gusto, por vibrar, sentir y volar.
Porque es un pecado vivir a medias. Porque tengo derecho a equivocarme, a rectificar, a avanzar y a retroceder si es necesario, a desviarme del camino, incluso a abandonarlo o a retomarlo.

Tengo derecho a todo, pero poniendo entusiasmo y con intensidad, porque desperdiciar oportunidades, cuando hay gente que moriría por ellas, me sería imperdonable.

Así que cuando río, lo hago con estruendo; cuando lloro, lloro ríos; cuando salto, toco el cielo; cuando amo, me entrego; cuando soy amada, lo valoro; cuando bailo, soy música; cuando corro, ¡soy viento… y mientras tanto… VIVO!.  Desconozco el autor 

Por todo eso y mucho más hoy …

Debo confesar :

Que yo también tuve un amor inolvidable y un secreto inconfesable.

Que en mi mente planeo conversaciones que nunca se van a llevar a cabo .

Que odio pelearme por una estupidez con alguien que realmente me importa .

Que odio cuando me dicen te extraño y no hacen nada para verme.

Que yo también tuve un nudo en la garganta cuando me enteré de algo y tuve que fingir que todo estaba bien .

Que yo también tuve un ataque de sinceridad y luego pensé ¿para qué lo dije?.

Que me doy cuenta que estoy esperando algo que nunca va a suceder .

Que me encanta cuando una canción me hace recordar somo si estuviera viviendo ese momento inolvidable nuevamente.

Que prefiero estar loca y ser feliz que ser normal y una amargada.

Que yo también tengo un amiga que cuando nos juntamos somos un peligro para la sociedad.

Que con música ..he bailado, llorado, reído, recordado, besado y amado

Pero ante todo debo confesar que … LO VOLVERÍA HACER ¡¡¡¡..

(Desconozco el autor)

Porque …

Ya he sentido tanto miedo, hasta el punto de no sentir mis manos.

Ya expulsé a personas que amaba de mi vida, ya me arrepentí por eso.

Ya pasé noches llorando hasta quedarme dormida.

Ya me fui a dormir tan feliz, hasta el punto de no poder cerrar los ojos.

Ya creí en amores perfectos, ya descubrí que ellos no existen.

Ya amé a personas que me decepcionaron, ya decepcioné a personas que me amaron.

Ya pasé horas frente al espejo tratando de descubrir quién soy.

Ya tuve tanta certeza de mí, hasta el punto de querer desaparecer.

Ya mentí y me arrepentí después. Ya dije la verdad y también me arrepentí.

Ya fingí no dar importancia a las personas que amaba, para más tarde llorar en silencio en un rincón. Ya sonreí llorando lágrimas de tristeza, ya lloré de tanto reír.

Ya creí en personas que no valían la pena, ya dejé de creer en las que realmente valían.

Ya tuve ataques de risa cuando no debía. Ya rompí platos, vasos y jarrones, de rabia.

Ya extrañé mucho a alguien, pero nunca se lo dije.

Ya grité cuando debía callar, ya callé cuando debía gritar.

Muchas veces dejé de decir lo que pienso para agradar a unos, otras veces hablé lo que no pensaba para molestar a otros.

Ya fingí ser lo que no soy para agradar a unos, ya fingí ser lo que no soy para desagradar a otros.

Ya me caí muchas veces pensando que no me levantaría, ya me levanté muchas veces pensando que no me caería más.
Ya llamé a quien no quería sólo para no llamar a quien realmente quería.

Ya corrí detrás de un autobús, por llevarse lejos a quien amaba.

Ya he llamado a mi madre en el medio de la noche, huyendo de una pesadilla. Pero ella no apareció y fue una pesadilla peor todavía.

Ya llamé a personas cercanas de “amigos” y descubrí que no lo eran… a algunas personas nunca necesité llamarlas de ninguna manera y siempre fueron y serán especiales para mí…

No sé amar por la mitad, no sé vivir de mentira, no sé volar con los pies en la tierra. ¡Soy siempre yo misma, pero con seguridad no seré la misma para siempre!

Me gustan los venenos más lentos, las ideas más insanas, los pensamientos más complejos, los sentimientos más fuertes.

Tengo un apetito voraz y los delirios más locos. Pueden hasta empujarme de un risco y yo voy a decir: “Qué más da? ¡Me encanta volar!”

También te puede Interesar...

Clarice Lispector.

👍 COMPARTE lo positivo {+} con tus amigos 💡