Lo primero que veas en esta imagen te dirá cuál es tu mayor problema actual

¿Cuál es tu principal problema en este momento de tu vida? Este test psicológico te lo revelará enseguida.

Cada momento de la vida está caracterizado por distintas circunstancias y estados de ánimo. Y en cada situación hay cosas que fluyen, y cosas que nos preocupan, que nos detienen, que nos alejan de nuestros objetivos. El problema es que no siempre es fácil identificar aquello que nos hace daño.

Si fuera tan sencillo, se erradicarían enseguida. Sin embargo, hay formas en las que podemos acercarnos a descubrir dónde está nuestro problema. Saber qué nos está pasando es, sin lugar a dudas, el primer paso para resolver los conflictos y salir adelante.

Para ello, un test psicológico siempre es una buena opción, pues permiten que sea el inconsciente el que se exprese.

Por eso, este test psicológico es justo lo que necesitas en este momento.

Observa la imagen y responde, ¿Qué ves en ella? Tu primera respuesta indicará cuál es tu problema actual.¡Te sorprenderá el resultado!

1. La familia de leones

Si lo primero que viste fue la familia de leones en primer plano, significa que tu principal problema en este momento es que estás demasiado estresado. Las responsabilidades diarias, las dudas, las preocupaciones por llegar a fin de mes... Todo hace que te sientas algo sobrepasado.

A veces te preguntas si eres una persona, o si te has convertido en una máquina que sólo se ocupa de resolver problemas. Añoras con volver a tu infancia, cuando no tenías ningún problema.

¡Ánimo! Para salir adelante sólo debes comprender que no todo el peso de las cosas cae sobre tus espaldas. Vive más el presente, e intenta no preocuparte tanto por todo. ¿Qué tal unas clases de yoga? Necesitas hacerte un tiempo en tu agenda para dedicarte solo a ti.

2. Árboles

Si lo primero que viste fueron los árboles, es porque estás ante situaciones que no puedes controlar y eso te genera mucha ansiedad. Estás enfrentando un momento de tu vida en que debes tomar muchas decisiones, elegir un camino e ir por él de una vez por todas.

Y por supuesto, eso te da miedo, y ese es tu problema: te cuesta actuar. Te paralizas. No te animas a dar ese gran salto que puede llevarte hacia donde realmente deberías estar.

Lo mejor que puedes hacer en este momento es preguntarte: ¿Qué es lo peor que puede pasar?. Desdramatiza un poco las cosas e intenta mirarlas desde otro lugar, y verás que la vida no es tan peligrosa como parece.

3. Las cebras o las jirafas

Si lo primero que viste fue alguno de estos conjuntos de animales en segundo plano, tu principal problema en es que te has recluido mucho sobre ti mismo. Seguramente lo necesitabas, y no tiene nada de malo en sí mismo. Pero si te cierras demasiado, puedes convertirte en víctima de tus pensamientos.

Es importante que te tomes un tiempo para salir, conectar con amigos, hacer cosas que te gustan, conocer gente nueva. Recuerda que tu manera de ver el mundo no es la única.

Abrir la cabeza a nuevas personas puede ayudarte mucho en este momento.

4. La pantera grande

Si viste a la pantera solitaria tu principal problema es que te sientes un poco cansado. pero fíjate: ella en verdad no está sola, sino con una pequeña compañera.

Estás en medio de la incertidumbre: no sabes hacia dónde debería ir tu vida. No es que las cosas estén mal, todo parece estar tranquilo a tu alrededor. Sin embargo, te falta un poco de motivación: algo que le dé sentido a todo.

Intenta conectar con tus pasiones, y con aquellas cosas que te hacen ser quien eres. Busca volver a hacer esas actividades que te hacían feliz hace unos años y que has dejado atrás por miedo. Sé honesto contigo mismo, y la respuesta aparecerá como por arte de magia.

¿Qué viste primero?

Cuéntanos en los comentarios sobre tu resultado y comparte con amig@s y/o familiares en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.

Recuerda disfrutar cada momento del viaje de la vida y apreciar donde te encuentras en este momento en lugar de siempre centrarte en lo lejos que tienes que ir.