25 Jul. entraremos en el portal del día fuera del tiempo maya

El 25 de julio entraremos en el portal del día fuera del tiempo, un lugar donde “todo y nada” existen simultáneamente, uno al lado del otro. Un lugar que ataría la “teoría de las cuerdas en nudos” si se encontrasen alguna vez. El "día fuera del tiempo" maya es el último día del año galáctico en el calendario maya (13 lunas de 28 días = 364 días).
El día adicional, el día 365, es el 25 de julio, llamado "día sin tiempo". Este día se observa como un día libre de tiempo. Este “día libre” vuelve a alinear el calendario de 13 lunas y el año solar. Está alineado con el aspecto femenino de la naturaleza, un día de reverencia y respeto por toda vida, dedicado al no-tiempo. Todos y cada día necesitamos tomarnos unos momentos para "salir del tiempo" y volver a alinear nuestras energías, para sumergirnos en el vacío por ese minuto eterno y volver a alinearnos con el deseo de nuestro corazón y alma, para ver el multiverso colmado de todos nuestros sueños fallidos y olvidados renacer de nuevo, cobrar vida, en Tecnicolor y sonido envolvente.
Todo lo que habíamos abandonado y arrojado al viento aterrizó en el lugar sagrado conocido como "el día fuera del tiempo." Busquen en su corazón y extraigan suavemente el elixir de la vida, volcándolo en todo lo que todavía busca nacer.

El momento del sueño tiene poderosas oportunidades. Es un campo donde el potencial, pasado y futuro, se mantiene en la misma matriz que el momento presente. Si tal concepto les resulta extraño, abran su mente y consideren la posibilidad de que ustedes podrían ayudar a “soñar una realidad diferente.”

Entren en el misterio donde la realidad se crea realmente. Mediante la confianza, viajan al lugar del “no-tiempo” y a la luz ilimitada. Allí experimentarán las transformaciones para encarnar al corazón solar y la mente solar.

El año nuevo maya comienza el 26 de julio de 2018

Luna Cósmica Roja

Yo perduro con el fin de purificar

Trascendiendo el flujo

Sello la matriz del agua universal

Con el tono cósmico de la presencia

Me guía el poder del espacio

La Luna Roja es su Yo Consciente – quiénes son y en qué se están convirtiendo

La Luna Roja es la semilla cósmica de la conciencia despierta. Consúmela como una fruta, y deja que florezca dentro de ti. Estás en busca del recuerdo de ti mismo de la semilla de Dios. Si trabajas con la energía de la Luna Roja con conciencia y atención claras, un estado consciente de rememoración florecerá naturalmente dentro de ti. Rememorar significa tener acceso directo a tu presencia expandida a través de una percepción intrínseca de la unidad. Rememorar es tu reconocimiento de la configuración mayor y tu conexión con ella, facilitado muchas veces mediante los sueños, el arte, la música, los colores y las actividades creativas. Con atención concentrada, medita en la Luna Roja y recibirás ayuda para recordarte a ti mismo.
La Luna Roja también es un faro o estación transmisora. Cuando te abres a la auto-rememoración, te conviertes en un faro y un receptor de la conciencia cósmica. Esta comunicación crea la apertura gradual del tercer ojo, el ojo dentro del monolito del yo. Cuando se abre este ojo y tu comunicación se vuelve más refinada, notarás que te llegan más símbolos, señales y comprensión. Todos estos son para tu crecimiento y evolución: un sistema de retroalimentación del cual puedes obtener información sobre tu travesía.

El número para la Luna Roja es el 9, que simboliza la recurrencia de grandes ciclos. Un ejemplo de tal recurrencia es el retorno periódico de los principales maestros para ayudar a despertar a los seres humanos en la Tierra. Nueve es el número de Quetzalcóatl, Buda y Cristo. La Luna Roja es un símbolo para los grandes maestros que han venido para traducirle la sabiduría universal a la humanidad, para encarnar el estado despierto de la conciencia que es accesible para todos. Dichos maestros sirven como una conexión con lo divino y sostienen la promesa de una auto-maestría completa.

Quítate el velo del olvido. Conviértete en el faro de la conciencia despierta. Cuando te abras a la rememoración de tú mismo, recibirás libremente la orientación divina. Estate con otros que apoyen tu máxima expresión. Estos extractos fueron tomados del libro "El Oráculo Maya - Camino de retorno a las estrellas" de Ariel Spilsbury y Michael Bryner

http://holographicgoddess.com

Todas las estrellas y vibraciones estelares que vienen del espacio sideral están aquí para ayudarnos a aceptar una vibración que nunca ha existido en la Tierra. Este agosto, las energías se alinearán para mostrarnos el camino a casa mientras buscamos un portal de escape que deje atrás la dureza del mundo. La intrepidez del próximo paso de nuestra travesía no es negociable ni reembolsable. Ello aborda todo lo que se sienta al pie de nuestro corazón y todavía arroja una sombra de duda.
Eres un vórtice viviente, una luz viviente, un emisario de lo que es bueno para la humanidad. Todo se ha prestado al Ahora, cada encarnación, cada palabra, cada amor, cada odio. Te sientas en el ápice de tu luz sosteniendo las geometrías de lo que es bueno y sagrado. Permite que los Maestros de la Luz te acompañen a las octavas más altas de tu propia configuración de ADN, lo que te ayudará a moverte sin esfuerzo de manera fluida a través de los próximos cambios personales y planetarios. Úngete con este conocimiento a medida que un nuevo nivel de luz brota de tus átomos. Rebosante de memoria galáctica, a tu alma le han crecido alas y se remonta hacia configuraciones previamente desconocidas que dan vueltas y aguardan la llegada de un conocimiento sagrado que sobrepasa a toda religión.

Esta publicación la seleccionamos especialmente para ti, ya que nos pareció interesante que lo leyeras. Si lo encontraste útil, ayuda a otros compartiendo en cualquier red social: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp.
Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@gmail.com
Traducción: Susana Peralta
http://www.manantialcaduceo.com.ar