Oráculo: ¿Qué creencia social quiero dejar pero no me atrevo?

Al cambiar o matizar aquellas creencias que te han acompañado durante tantos años, permites que tu personalidad pueda hacer lo propio. Esta es una manera, como otras muchas, de poder evolucionar.

Nuestras viejas ideas suelen pesarnos más que una mochila cargada de piedras. Quizás hace un tiempo creías firmemente en ellas y ahora, consciente de sus lagunas de manera incondicional en ellas y ahora te parecen algo inapropiadas.
¿Por qué entonces seguir defendiéndolas?. Date la oportunidad de evolucionar al cambiar lo que crees

Escoge entre la luna amarilla, la luna verde o la estrella roja. A continuación encuentra la respuesta.


1.- La luna amarilla

Te cuesta no preocuparte o restarle importancia al qué dirán. Quizás naciste en una familia muy tradicional, donde lo que dijera el vecino o algún pariente era de suma importancia, y esa creencia está en ti sin que te des cuenta.

Consejo: Sigue el camino que dicta tu corazón y tu alma para tu vida, y verás que de a poco lo que digan los demás dejará de importarte, porque estarás seguro y segura de lo que haces. Sé libre y feliz de los dictámenes de los otros.

2.- La luna verde

La creencia que te molesta o te entorpece en tu vida es el "deber ser", que tiene que ver con que debes casarte a tal edad, debes ir a la universidad, debes tener hijos, debes comportarte de cierta manera, entre otros varios ejemplos.

Consejo: Lo bueno del "deber ser", es que es optativo y nadie te obliga. Si no deseas casarte, si no deseas tener hijos, si tu camino es un oficio y no una carrera tradicional, o si en este momento de tu vida deseas hacer el cambio que siempre soñaste, sólo hazlo. Deja de escuchar esas voces que hablan de lo correcto o de lo incorrecto, y sigue tu corazón, que es el único que sabe lo que debes hacer.

3.- La estrella roja

La creencia social que te cuesta dejar es que la familia es lo más importante. Muchas veces, a modo de enseñanza para nuestra alma, la familia en que nacimos puede ser lo contrario a nosotros: peleadores, buenos para los chismes, flojos, aprovechadores, por poner algunos ejemplos.
Consejo: No te sientas obligado u obligada por esta creencia, no sientas culpa si para sanar la familia en que naciste y que te puede dañar, tienes que tomar distancia por un tiempo. Sana eso que te duele de la familia de dónde vienes, y luego podrás acercarte a ellos de manera natural y sin dolor.
COMPARTE este oráculo con tus amigos en tu red social favorita

Este artículo se encuentra protegido por derechos de autor: "Claudia Corazón Feliz"© y se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-Compartir.

Autor: Tarotista Claudia Corazón Feliz
Email de Contacto:claudiacorazonfeliz@gmail.com