Una botella de vino...



Nunca me había dado  cuenta, que no era tarea fácil el abrir una botella. Todos los inviernos,  siempre tomaba vino con el que fue mi esposo  o en ocasiones especiales, como una rica comida Italiana, o alguna carne, solíamos  acompañarlo de un excelente vino. Preparaba la comida, y como toda mujer  le dejaba el trabajo más fácil: abrir la botella.

Claro está, si te compras el automático, pues hasta mi perro  lo puede abrir :) pero creo que no tendría diversión, se siente divertido el  como va saliendo el corcho y decirte: lo ESTOY LOGRANDO, claro, sin contar que  tienes un ANGEL tomándote del brazo y ayudándote a abrir la bendita botella.

Y al FIN! Abri la botella, y decidí escribir EL DIARIO DE UNA DIVORCIADA para los Blogs de Google, no sé si ya exista ese nombre  registrado, pero para mi  es algo  personal. Es una nueva vida que llevo… q estoy acostumbrándome, pues los  últimos seis meses de mi vida, vivi bajo las alas de mis hermanos escogidos por  mi corazón: Miguel y Betsy y ellos me protegieron ese tiempo, pero llegó la  hora de volar sola… de enfrentarme al mundo.. de seguir adelante con mi  trabajo: seguir plasmando los sueños de otros a través de bytes, de llevar una  nota especial en nombre de Dios para mis fans de Paramujeres.com, de ayudar a  mis amigos, de brindarle una palabra de aliento a mi mami, que se siente  solita, pero lo que no sabe es que es una gran MUJER,.

Una nueva vida, en la  que tengo que aprender a realizar las compras  del supermercado. Es increíble, pero al menos en mi caso, las compras iban  dirigidas al troglodita de mi ex. Me he dado con la sorpresa, que no como  mucho, que mis supermercado son todos de limpieza. Que quien está gozando con  toda esta transición de vida, es mi pequeño Rottweiller, pues es demasiada  comida para mi y debo compartirla con alguien  y quién más que mi fiel compañero…un hermoso ROTWEILLER.

Así transcurrió este día de vida… nuevas experiencia, una  vida nueva que explorar, pero eso si… dando gracias a Dios, por todo lo que me  trae a mi vida, pues sé que es parte de mi crecimiento personal.

Hoy solo me despido, con una frase del encantador, Roberto Agosti.. quién dijo en su  facebook:

“Siempre  habrá un Romeo o una Julieta esperando por nosotros. Sólo necesitamos dar con  el balcón indicado”

Espero  estar en el  balcón indicado y estar esperando  a mi  Romeo, por que hoy amanecí con ganas de enamorarme de nuevo, de ser AMADA de  verdad… por el hombre indicado, que vibre en la misma sintonía en la que estoy,  que me haga sentir estar en una nube Fuscia, con los cantos de querubines más  espectaculares que puedan existir en este universo q conocemos… y vivir una  historia de amor UNICA…  de compartir, de  se entendida  y comprender… pero sobre  todo, ser AMADA  y poder  sentirlo… por que el amor se siente al igual  que las mentiras.

Se despide por hoy,  en el diario de una divorciada…


Capricornio

👉TIENES QUE VER ESTO👈